Si­nu­si­tis por una mue­la

Ellas (Chile) - - Salud - Por: Ma­ría An­gé­li­ca Re­yes Bravo

Dos me­ses de res­frío, do­lor de ca­be­za in­ten­so, mé­di­co, vi­rus, ca­ma, scan­ner, bron­quios, do­lor de ca­ra, un com­pro­mi­so ge­ne­ral, ma­les­tar ge­ne­ral, an­ti­gri­pa­les, mu­cha agua, y cuan­do ya se no­ta­ba una re­cu­pe­ra­ción… un ama­ne­cer em­peo­ra­do, con­ges­tión nue­va y, de pron­to, sa­le en un scan­ner “Si­nu­si­tis Cró­ni­ca” en el la­do de­re­cho de la ca­ra.

Ni bron­co­pul­mo­na­res, ni mé­di­cos in­ter­nis­tas, so­lo un oto­rri­no­la­rin­gó­lo­go hi­zo de de­tec­ti­ve pri­va­do in­te­rro­gan­do ca­si de ma­ne­ra des­agra­da­ble, pre­gun­ta­do cuan­tas ve­ces al día te­nía tos, có­mo dor­mía, si ha­bía al­gu­na ca­rie, ha­ce cuán­to tiem­po no vi­si­tas un den­tis­ta y qué tra­ba­jo hi­zo.

Un scan­ner arro­ja que los se­nos ma­xi­la­res del la­do de­re­cho es­tán in­fec­ta­dos, en­gro­sa­mien­to de la mu­co­sa de la ca­ra, por lo cual se re­ce­tó an­ti­bió­ti­cos por 15 días y en el bien en­ten­di­do que es una si­nu­si­tis com­ple­ja, to­dos los re­me­dios ca­se­ros, so­lu­cio­nes con sal grue­sa, bol­sas de sal grue­sa caliente en la ca­ra, luz in­fra­rro­ja, va­por, en­tre otros.

Es­tas son las co­sas que el co­mún de los se­res no com­pren­de, un ca­rí­si­mo den­tis­ta, un tra­ba­jo de tres me­ses ha­ce tres años y hoy una si­nu­si­tis cró­ni­ca por cul­pa de un mal tra­ba­jo, aho­ra so­me­ti­da a cul­ti­vos na­so­fa­rín­geos, qui­zás una pun­ción de la zo­na de la ca­ra y una in­fec­ción aso­la­pa­da de bac­te­rias des­de la mue­la ha­cia la ca­be­za. Es­to pue­de ser lar­go y com­pli­ca­do. “Equi­vó­ca­te en la Cien­cia, que to­do se­rá ex­pe­rien­cia”. No pue­do creer que un tra­ta­mien­to de con­duc­to que­de abier­to, mal rea­li­za­do, con co­ne­xión ha­cia la ca­ra, don­de en­tra un sin­nú­me­ro de bac­te­rias. Errores de es­ta en­ver­ga­du­ra no tie­nen jus­ti­fi­ca­ción, son da­ños cau­sa­dos por un odon­tó­lo­go y las se­cue­las pue­den ser gra­ví­si­mas en la ca­ra del pa­cien­te ya que pue­de des­fi­gu­rar­se con una operación de si­nu­si­tis, por lo que oja­lá no se lle­gue a eso.

Es­ta co­lum­na va di­ri­gi­da a mu­chas mu­je­res y hom­bres que con­fia­mos en al­gún den­tis­ta o le da­mos me­nor im­por­tan­cia a la den­ta­du­ra, sal­vo pa­ra la es­té­ti­ca vi­sual y no sa­be­mos que com­pli­ca­cio­nes po­de­mos te­ner, yo no sa­bía si­quie­ra que el con­duc­to ha­bía que­da­do mal rea­li­za­do. Es­ta co­lum­na va di­ri­gi­da a los pro­fe­sio­na­les que se ven co­pa­dos con las ho­ras y los tra­ba­jos lo ha­cen sin con­cien­cia del ma­ña­na, son in­me­dia­tos pa­ra re­sol­ver los pro­ble­mas, te ta­pan, te la sa­can, te lim­pian y te ha­cen el con­duc­to en un día. Es el tiem­po quien se en­car­ga de mos­trar­nos la calidad de un odon­tó­lo­go, que­dan a ve­ces las man­dí­bu­las des­cen­tra­das, la mor­di­da con pro­ble­mas, apa­re­cen do­lo­res de ca­be­za, pro­ble­mas de in­som­nio, des co­lor de den­ta­du­ra, mon­ta­je de un dien­te so­bre otro, sa­li­da de los ca­ni­nos ha­cia afue­ra a ha­cia los la­dos, en­tre tan­to sín­to­ma de un tra­ba­jo mal he­cho.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.