Pren­das in­fa­li­bles pa­ra una ma­le­ta li­ge­ra y com­ple­ta

Bi­ki­nis, fal­das y ro­pa có­mo­da es lo pri­me­ro que de­bes em­pa­car

Ellas (Chile) - - Portada -

Las zo­nas cos­te­ras son los des­ti­nos más po­pu­la­res gra­cias a su gran ofer­ta de ocio, pe­ro, a ve­ces, esa va­rie­dad de pla­nes ha­ce que la se­lec­ción de ro­pa se com­pli­que, aun­que la reali­dad es que so­lo se ne­ce­si­tan seis pren­das pa­ra crear es­ti­lis­mos a la al­tu­ra de cual­quier oca­sión. En pri­mer lu­gar, no hay va­ca­cio­nes en el mar sin un par de tra­jes de ba­ño, y el tru­co pa­ra ren­ta­bi­li­zar la ma­le­ta es in­ver­tir en pren­das bo­ni­tas, de bue­na ca­li­dad, con las que crear looks, tan­to pa­ra den­tro co­mo pa­ra fue­ra del agua. Un bi­ki­ni con la par­te de arri­ba en forma de top o que de­je los hom­bros al ai­re, se pue­de usar pa­ra los pa­seos diur­nos, y un ba­ña­dor con es­co­te en la es­pal­da y en los la­te­ra­les del pe­cho, bau­ti­za­do co­mo si­de boob, ha­ce las ve­ces de body pa­ra la no­che.

Pa­ra un es­ti­lis­mo com­ple­to, no hay na­da co­mo las fal­das y shorts va­que­ros, de ti­ro al­to, en to­nos y he­chu­ras dis­tin­tas: unos con aca­ba­do des­fle­ca­do, más am­plios y con efec­to des­gas­ta­do; y otros ajus­ta­dos, con el fi­nal re­ma­ta­do y al­gún bor­da­do de­co­ra­ti­vo. Co­mo ac­ce­so­rios, en los pies no pue­den fal­tar unas ha­waia­nas y un cal­za­do con pla­ta­for­ma li­sa; pa­ra fi­na­li­zar, un bol­so de mim­bre en for­ma­to ban­do­le­ra.

UNA ES­CA­PA­DA RURAL LIBERADORA

Des­co­nec­tar en el cam­po es una op­ción que acu­mu­la ca­da vez más adep­tos, que apro­ve­chan los días de des­can­so pa­ra des­co­nec­tar y desintoxicarse del am­bien­te ur­bano.

En es­ta oca­sión, los bi­ki­nis de­jan pa­so a la ro­pa de de­por­te, eso sí, que sea fa­vo­re­ce­do­ra, por­que ver­se bien mo­ti­va, tam­bién a la ho­ra de ha­cer ejer­ci­cio.

Ya que las es­ca­pa­das ru­ra­les sue­len com­bi­nar na­tu­ra­le­za pu­ra con vi­si­tas a pue­blos, es re­co­men­da­ble in­cluir en­tre el equi­pa­je pren­das de ins­pi­ra­ción de­por­ti­va, co­mo un ves­ti­do am­plio en forma de ca­mi­se­ta de man­ga cor­ta, o unos pan­ta­lo­nes am­plios.

Ir lo me­nos car­ga­do po­si­ble es otro de los ma­yo­res desafíos de la ma­le­ta, y aña­dir va­rios pa­res de za­pa­tos no ayu­da, por eso, el mo­de­lo más mí­ti­co de Ni­ke, Cor­tez, va co­mo ani­llo al de­do pa­ra las es­ca­pa­das ru­ra­les, al ser un cal­za­do li­ge­ro, im­permea­ble y con bue­na su­je­ción que, ade­más, es ten­den­cia. Fi­nal­men­te, una des­in­to­xi­ca­ción no es­tá com­ple­ta sin mi­mar el cuer­po, pa­ra lo que no pue­den fal­tar pro­duc­tos de cuidado fa­cial y cor­po­ral ve­ga­nos, li­bres de com­pues­tos quí­mi­cos y de pro­ce­den­cia animal, que li­be­ran la piel de to­do lo que le so­bra.

LAS PREN­DAS QUE ME­JOR AGUANTAN UN FES­TI­VAL

La ofer­ta de fes­ti­va­les no de­ja de cre­cer año tras año, ci­tas de la mú­si­ca en las que la mo­da es­tá co­bran­do una im­por­tan­cia ca­da vez ma­yor, ha­cien­do de es­tos even­tos un nue­vo fo­co de ins­pi­ra­ción pa­ra el street sty­le.

La mú­si­ca mar­ca el res­to del es­ti­lis­mo, des­de las roc­ke­ras ca­mi­se­tas cor­ta­das has­ta los slip dress –ves­ti­dos sa­ti­na­dos– pe­ro, una vez más, las pren­das va­que­ras son la op­ción más re­sis­ten­te pa­ra aguan­tar su­dor, ba­rro y mu­cho mo­vi­mien­to, al igual que los ba­na­nos, que per­mi­ten sal­tar a gus­to sin preo­cu­par­se por el ce­lu­lar o la car­te­ra y, po­co a po­co, se es­tán abrien­do ca­mino en las pa­sa­re­las. El am­bien­te de los fes­ti­va­les es un du­ro gol­pe pa­ra la piel, es­pe­cial­men­te el ros­tro, por lo que cui­dar­lo con un mé­to­do efi­caz es vital en esos días. El des­ma­qui­llan­te en cre­ma lo­gra una lim­pie­za en pro­fun­di­dad al fun­dir el ma­qui­lla­je y la su­cie­dad, se apli­ca con las ma­nos y se re­ti­ra con un po­co de agua, más fá­cil im­po­si­ble.

Un bi­ki­ni con la par­te de arri­ba en forma de top o que de­je los hom­bros al ai­re se pue­de usar pa­ra los pa­seos diur­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.