Se­pa có­mo con­ser­var y pre­pa­rar los ali­men­tos du­ran­te sus va­ca­cio­nes

Re­co­men­da­cio­nes de ex­per­tos so­bre cui­da­dos de los ali­men­tos du­ran­te el ve­rano.

Ellas (Chile) - - Salud -

Va­ca­cio­nar al ai­re li­bre es, sin du­da, una de las for­mas de des­can­so más es­pe­ra­das es­tos días; no obs­tan­te, to­do en­torno na­tu­ral ais­la­do o es­pa­cios ce­rra­dos por lar­go tiem­po, re­pre­sen­tan tam­bién un ries­go a la ho­ra de al­ma­ce­nar, pre­pa­rar y con­su­mir ali­men­tos, de­ci­sio­nes que pue­den in­vo­lu­crar in­fec­cio­nes y en­fer­me­da­des evi­ta­bles. La ex­per­ta de la ca­rre­ra de Nu­tri­ción y Die­té­ti­ca de la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca, Fer­nan­da Chan­día, do­cen­te del Di­plo­ma­do de Ges­tión de Se­gu­ri­dad Ali­men­ta­ria del De­par­ta­men­to de Cien­cias de la Sa­lud UC, in­di­ca al­gu­nas re­co­men­da­cio­nes pa­ra evi­tar en­fer­me­da­des trans­mi­ti­das por ali­men­tos du­ran­te las va­ca­cio­nes. 1. En el ca­so de quie­nes pa­sen sus va­ca­cio­nes en ca­ba­ñas, las cua­les se en­cuen­tran im­ple­men­ta­das con re­fri­ge­ra­dor, no ten­drían nin­gún pro­ble­ma en al­ma­ce­nar sus ali­men­tos, no así en el ca­so de ir de cam­ping o por el día a la pla­ya, río u otro sec­tor que no cuen­te con el equi­po co­rres­pon­dien­te. 2. Da­da la im­por­tan­cia de mantener la ca­de­na de frío en cier­tos ali­men­tos, se su­gie­re que, de no con­tar con un re­fri­ge­ra­dor, se pue­dan es­co­ger cier­tos ali­men­tos en­la­ta­dos o en en- va­se te­tra­pack, siem­pre con­si­de­ran­do que no de­ben ex­po­ner­se al sol o ca­lor di­rec­to, y al­ma­ce­nar en lu­gar fres­co y se­co mien­tras se en­cuen­tren ce­rra­dos. Mu­chas per­so­nas uti­li­zan co­oler con ba­rras con­ge­la­das pa­ra mantener aque­llos ali­men­tos que se re­fri­ge­ran, pe­ro es­te sis­te­ma no ga­ran­ti­za la man­ten­ción de una tem­pe­ra­tu­ra es­ta­ble ni ho­mo­gé­nea por un tiem­po pro­lon­ga­do. 3. Pa­ra aque­llos ali­men­tos que re­quie­ren re­fri­ge­ra­ción, co­mo lác­teos, em­bu­ti­dos y car­nes en ge­ne­ral, se re­co­mien­da com­prar­los el mis­mo día que se con­su­mi­rán en al­gún es­ta­ble­ci­mien­to cer­cano al cam­ping, y que sean con­su­mi­dos o pre­pa­ra­dos en un pla­zo má­xi­mo de 2 ho­ras pos­te­rior a la com­pra. Los ali­men­tos que no se en­cuen­tran a su tem­pe­ra­tu­ra co­rres­pon­dien­te, es­tán aso­cia­dos a mi­cro­or­ga­nis­mos pa­tó­ge­nos, los cua­les cre­cen ex­po­nen­cial­men­te en un ran­go de tem­pe­ra­tu­ra de­no­mi­na­do “zo­na de pe­li­gro”, que va desde los 5 a 57°C, la cual se al­can­za fá­cil­men­te a me­dio­día. 4. Pa­ra pre­pa­rar la ali­men­ta­ción, siem­pre se de­be te­ner un la­va­do de ma­nos fre­cuen­te con agua y ja­bón. El lu­gar de­be­rá con­tar con agua po­ta­ble, pro­cu­ran­do siem­pre rea­li­zar una lim­pie­za, de­sin­fec­ción y en­jua­gue de las su­per­fi­cies y uten­si­lios que uti­li­za­rá. Una so­lu­ción de­sin­fec­tan­te clá­si­ca, es me­dia cu­cha­ra­di­ta de clo­ro lí­qui­do en un li­tro de agua. Ade­más, es­co­ja una su­per­fi­cie li­sa y no po­ro­sa (co­mo la ma­de­ra), ideal­men­te plás­ti­ca. 5. Los ali­men­tos pre­pa­ra­dos, pe­ro que no fue­ron con­su­mi­dos, de­be­rán ser in­ge­ri­dos en las si­guien­tes 2 ho­ras co­mo má­xi­mo, de lo con­tra­rio eli­mí­ne­los. En cuan­to a la eli­mi­na­ción de ba­su­ra, deseche con fre­cuen­cia en con­te­ne­do­res ce­rra­dos y des­ti­na­dos pa­ra di­cho fin, le­jos de la zo­na de cam­ping, pa­ra evi­tar que apa­rez­can pla­gas de mos­cas y roe­do­res. Ade­más, ca­be se­ña­lar que en el ca­so de cam­pings, es­co­ja aque­llos que cuen­ten con las au­to­ri­za­cio­nes co­rres­pon­dien­tes de fun­cio­na­mien­to por el ries­go de Han­ta vi­rus. Si pre­sen­ta una en­fer­me­dad trans­mi­ti­da por ali­men­tos, los sín­to­mas de­pen­de­rán del mi­cro­or­ga­nis­mo que con­ta­mi­nó el ali­men­to. Sin em­bar­go, por lo ge­ne­ral se pue­den pre­sen­tar sín­to­mas co­mo do­lor ab­do­mi­nal in­ten­so, dia­rrea, vó­mi­tos y fie­bre. En al­gu­nos ca­sos más gra­ves, se pue­den pre­sen­tar dia­rreas san­gui­no­len­tas. “Se de­be te­ner es­pe­cial cui­da­do con em­ba­ra­za­das, ni­ños y adul­tos ma­yo­res, a quie­nes hay que lle­var in­me­dia­ta­men­te al cen­tro asis­ten­cial más cer­cano”, ex­pli­ca Fer­nan­da Chan­día. La ges­tión de los ali­men­tos y de los desechos es un as­pec­to de­ter­mi­nan­te al va­ca­cio­nar. To­me las pre­cau­cio­nes in­di­ca­das, pa­ra evi­tar en­fer­me­da­des y dis­fru­tar tran­qui­los es­te ve­rano.

Mantener la ca­de­na de frío, com­prar los ali­men­tos el mis­mo día y ma­ni­pu­lar­los de ma­ne­ra hi­gié­ni­ca, son al­gu­nas de las prin­ci­pa­les re­co­men­da­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.