Mu­je­res: La im­por­tan­cia del con­trol pre­con­cep­cio­nal

Andrea López, ma­tro­na y aca­dé­mi­ca de la Fa­cul­tad de Me­di­ci­na de la U. San Se­bas­tián, re­le­va so­bre el con­trol pre­vio al em­ba­ra­zo.

Ellas (Chile) - - Salud -

En la actualidad, de­bi­do a los múl­ti­ples ro­les y opor­tu­ni­da­des de desa­rro­llo pro­fe­sio­nal y per­so­nal que las mu­je­res se han ge­ne­ra­do a pul­so en la so­cie­dad, la ma­ter­ni­dad se ha vis­to pos­ter­ga­da, no sien­do in­fre­cuen­te que nos en­con­tre­mos con pri­mi­ges­tas (mu­je­res que cur­san su primer em­ba­ra­zo) de más de 35 años.

Se­gún la ma­tro­na y aca­dé­mi­ca de la U. San Se­bas­tián, Andrea López, es­to su­po­ne un enor­me desafío en tér­mi­nos de sa­lud pú­bli­ca, de­bi­do bá­si­ca­men­te al he­cho es­ta­dís­ti­co de que to­das las pa­to­lo­gías y to­das las cau­sas de mor­ta­li­dad ma­ter­na y pe­ri­na­tal se ven in­cre­men­ta­das en re­la­ción di­rec­ta con la ma­yor edad al mo­men­to de ges­tar y la ma­yor pro­ba­bi­li­dad de que la mu­jer em­ba­ra­za­da de más de 35 años, ya cuen­te con al­gu­na pa­to­lo­gía de ba­se co­mo la obe­si­dad, dia­be­tes e hi­per­ten­sión, en­tre otras.

Es por ello, di­jo, que hoy en día se ha­ce su­ma­men­te im­por­tan­te el con­tar con un con­trol pre­con­cep­cio­nal, es de­cir, aquel que se rea­li­za an­tes de ini­ciar la bús­que­da de un em­ba­ra­zo, con el ob­je­ti­vo de rea­li­zar­se un com­ple­to exa­men clí­ni­co que per­mi­ta a los pro­fe­sio­na­les de la sa­lud iden­ti­fi­car fac­to­res de ries­go o pa­to­lo­gías de ba­se, pa­ra po­der mo­di­fi­car­los y/o tra­tar y es­ta­bi­li­zar aque­llas con­di­cio­nes que po­drían al­te­rar el cur­so nor­mal de una ges­ta­ción. Si bien es cier­to, el con­trol pre­con­cep­cio­nal tiene un enor­me sig­ni­fi­ca­do en las mu­je­res y sus pa­re­jas ma­yo­res de 35 años, igual­men­te se re­co­mien­da que to­das las mu­je­res que desean un em­ba­ra­zo, con­sul­ten a su ma­tro­na o gi­ne­có­lo­go pa­ra que se les eva­lúe pro­fe­sio­nal­men­te, el his­to­rial re­pro­duc­ti­vo, las afec­cio­nes fa­mi­lia­res, las va­cu­nas que ha re­ci­bi­do, as­pec­tos ge­né­ti­cos re­le­van­tes y as­pec­tos nu­tri­cio­na­les. Un pro­fe­sio­nal que eva­lúe a una mu­jer que desea em­ba­ra­zo, po­dría re­co­men­dar­le co­mo me­di­das de pre­ven­ción uni­ver­sa­les, un pe­rio­do in­ter­ge­né­si­co (en­tre em­ba­ra­zos) de 18 a 48 me­ses, man­te­ner un es­ta­do nu­tri­cio­nal nor­mal, rea­li­zar ac­ti­vi­dad física re­gu­lar, ali­men­tar­se sin abu­so de gra­sas ni al­cohol y con­su­mir áci­do fó­li­co en ra­zón de 1mg dia­rio co­mo su­ple­men­to, de­bi­do a su co­rre­la­ción con la pre­ven­ción de de­fec­tos de cie­rre del sis­te­ma ner­vio­so. Hoy en día las fa­mi­lias de­ci­den el mo­men­to ade­cua­do pa­ra te­ner hi­jos, el con­trol pre­na­tal, de­bie­ra ser par­te ru­ti­na­ria de es­ta de­ci­sión, pues per­mi­te a las mu­je­res ini­ciar el pro­ce­so de em­ba­ra­zo con el me­jor ni­vel de sa­lud po­si­ble y con la me­jor po­si­bi­li­dad de éxi­to re­pro­duc­ti­vo.

La es­pe­cia­lis­ta re­co­men­dó que mu­je­res so­bre 35 años que deseen em­ba­ra­zar­se de­ben rea­li­zar­se un con­trol pre­vio ante la po­si­ble pre­sen­cia de otras pa­to­lo­gías.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.