“Si soy fe­mi­nis­ta… si soy ma­chis­ta…”

Ellas (Chile) - - Belleza - Por: María An­gé­li­ca Re­yes Bra­vo

Des­pués de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial, la mujer se le­van­ta y co­mien­za a gri­tar a vi­va voz que “cuan­do di­ce ¡NO… ES NO!” Pa­sa­rán años y años para ver equi­li­bra­da es­ta so­cie­dad, son ma­dres de las ma­dres, de las ma­dres de mi ma­dre, que han acep­ta­do mu­das ca­da no­che ser po­seí­das se­xual­men­te por­que era “SU DE­BER”, des­de allí vie­nen los di­chos iró­ni­cos de la ja­que­ca, de plan­char has­ta al­tas ho­ras de la no­che y oja­lá es­té dur­mien­do “él”, que oja­lá hoy “no quie­ra”, que “si le di­go que No ama­ne­ce enoja­do al otro día”, “no me de­ja di­ne­ro”, “an­da mu­do”, “me di­jo que lo que con­se­gui­ría YO, era que “él” bus­ca­ra otra”, “No po­de­mos co­mer has­ta que lle­gue pa­pá”, “Aca­so tie­nes otro?” EN­TON­CES: …la mujer con ra­bia, con pe­na, con nu­dos en la gar­gan­ta, in­ven­tan­do en­fer­me­da­des, los hi­jos su­frien­do las con­se­cuen­cias, ella lle­na de du­das, si la quie­re, si tie­ne otra, em­ba­ra­za­da otra vez, y otra más, si­len­cia­da y los hi­jos: “Yo no se­ré co­mo mi ma­dre, yo no se­ré co­mo mi pa­dre, por­que la hu­mi­lla, por­que no le sir­ve ca­lla­da para no pe­lear, por­que, por­que, por­que”.

Si ser fe­mi­nis­ta es de­cir “NO” sin ex­pli­ca­cio­nes y reír cuan­do, don­de y con quién yo quie­ra. ¡Sí, soy fe­mi­nis­ta!

Si ser fe­mi­nis­ta es re­pu­diar a esos hu­ma­noi­des en­ca­pu­cha­dos que apa­re­cen en las mar­chas agre­dien­do co­bar­de­men­te a tres mu­je­res, hi­rién­do­las sin pie­dad, ¡Sí, soy Fe­mi­nis­ta!

Si ser fe­mi­nis­ta es que­rer igual­dad la­bo­ral, exi­gir res­pe­to y no que­rer es­cu­char gro­se­rías de los hom­bres o in­si­nua­cio­nes de va­ro­nes que no son ca­pa­ces de se­du­cir con res­pe­to a una mujer, ¡Sí soy fe­mi­nis­ta!

Sí ser fe­mi­nis­ta es ad­mi­rar a aque­llos hom­bres que mu­dan sus hi­jos, que pasan as­pi­ra­do­ra, que co­ci­nan y se preo­cu­pan de lle­var y traer los ni­ños del co­le­gio al igual que su compañera, ¡Si soy fe­mi­nis­ta!

Si ser fe­mi­nis­ta es ser­vir­le la me­sa al ma­ri­do cuan­do quie­ro y ten­go tiem­po, dis­cu­tir los pun­tos de vis­ta con al­tu­ra en la dis­cu­sión, ha­cer­me es­cu­char y no acep­tar ór­de­nes, sino su­ge­ren­cias, ¡Sí, soy fe­mi­nis­ta!

Si ser fe­mi­nis­ta es de­cir que los hom­bres tam­bién lloran, que ca­da ser hu­mano es due­ño de su cuer­po y ha­ce lo que quie­re con su se­xua­li­dad, ¡Si, soy Fe­mi­nis­ta!

Si ser fe­mi­nis­ta es leal­tad con mi gé­ne­ro, no des­pres­ti­giar a la mujer, no cul­par ni ha­blar mal de otra mujer, va­lo­rar y res­pe­tar a esa “Otra” so­lo por ser mujer, ¡Sí, soy fe­mi­nis­ta!

Si ser ma­chis­ta es dis­fru­tar que te lle­ven flo­res, te co­rran la si­lla, te abran la puer­ta de au­to, que te tra­ten con dul­zu­ra y no te pi­dan el pa­go en se­xo, ¡Si, soy ma­chis­ta!

Si ser Ma­chis­ta es que te in­vi­ten a co­mer y te pa­guen la cuen­ta, que te den men­sua­li­dad para tus gas­tos, ¡Si, soy Ma­chis­ta!

Si ser Ma­chis­ta es apre­ciar los Bue­nos días, los te quie­ro, los be­sos en la fren­te, los sa­lu­dos de cum­plea­ños, ¡Sí, soy Ma­chis­ta!

Si ser Ma­chis­ta es sen­tir­te pro­te­gi­da, que te arre­glen los en­chu­fes, se en­car­guen del maes­tro, te en­car­guen la leña, te acom­pa­ñen al su­per­mer­ca­do y te lle­ven el ca­rro, cuan­do pue­da,

¡Sí, soy ma­chis­ta!

Sí ser Ma­chis­ta es re­pu­diar el li­ber­ti­na­je se­xual, creer en pa­re­jas úni­cas, no es­tar de acuer­do en la for­ma de pro­tes­tar exi­gien­do res­pe­to, no es­tar de acuer­do en la ma­ni­pu­la­ción a los ni­ños, con­mo­ver­se con la mujer que lle­va a su gua­gua en el bus del Tran­san­tia­go, no es­tar de acuer­do con el abor­to, ni em­ba­ra­zos en me­no­res de 18 años, que creo en el de­re­cho uni­ver­sal del de­ba­te, de ma­ni­fes­tar­se, de las mar­chas, del con­trol, de los lí­mi­tes, de la mo­ral y la éti­ca, que de­tes­to al hom­bre agre­sor y vio­len­to y de­tes­to a la mujer pro­vo­ca­do­ra y víc­ti­ma… en­ton­ces..

¡Sí, soy Ma­chis­ta!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.