Có­mo los filtros de re­des so­cia­les han al­te­ra­do la per­cep­ción de be­lle­za en las per­so­nas

Ellas (Chile) - - Belleza -

Mu­chas per­so­nas bus­can rea­li­zar­se ci­ru­gías plás­ti­cas con la es­pe­ran­za de me­jo­rar su ima­gen en re­des so­cia­les. Ci­ru­ja­nos plás­ti­cos iden­ti­fi­ca­ron por pri­me­ra vez es­ta ten­den­cia en la mues­tra anual 2017 de la Aca­de­mia Es­ta­dou­ni­den­se de Ci­ru­gía Plás­ti­ca Fa­cial y Re­cons­truc­ti­va

Las dis­tin­tas apli­ca­cio­nes de re­des so­cia­les co­mo Snap­chat o Ins­ta­gram, es­tán brin­dan­do una nue­va y tras­tor­na­da reali­dad de be­lle­za para la so­cie­dad ac­tual. Es­tas apli­ca­cio­nes le per­mi­ten a las per­so­nas al­te­rar su apa­rien­cia en co­sa de se­gun­dos, y ajus­tar­se a un es­tán­dar de be­lle­za po­co rea­lis­ta y, a me­nu­do inal­can­za­ble. “Es­tas apps ha­cen que las per­so­nas pierdan el con­tac­to con la reali­dad, ya que es­pe­ran ver­se per­fec­ta­men­te arre­gla­das y fil­tra­das en la vi­da real tam­bién. A es­te pro­ble­ma se le co­no­ce co­mo Tras­torno Dis­mór­fi­co Cor­po­ral, y se tra­ta de una preo­cu­pa­ción ex­ce­si­va por un de­fec­to per­ci­bi­do en la apa­rien­cia, cla­si­fi­ca­do den­tro de los tras­tor­nos so­ma­to­mór­fi­cos”, co­men­ta el Dr. Claudio Tho­mas, pre­si­den­te de la So­cie­dad Chi­le­na de Ci­ru­gía Plás­ti­ca.

El es­tu­dio an­te­rior­men­te se­ña­la­do tam­bién arro­jó que las per­so­nas que in­ten­tan mos­trar una ima­gen es­pe­cí­fi­ca de ellos mis­mos y que ana­li­zan y co­men­tan en ex­ce­so las fo­tos de los otros, ten­drían un ma­yor ni­vel de in­sa­tis­fac­ción cor­po­ral y de au­to­es­ti­ma. Des­de la So­cie­dad Chi­le­na de Ci­ru­gía Plás­ti­ca (SCCP), se­ña­lan que los ci­ru­ja­nos plás­ti­cos es­tán ca­pa­ci­ta­dos en es­tos con­cep­tos y en­tien­den el te­ma de có­mo iden­ti­fi­car es­te ti­po de al­te­ra­cio­nes, y de có­mo re­per­cu­ten en la so­cie­dad. Han si­do in­cor­po­ra­das las re­des so­cia­les en el uso ac­tual de co­mu­ni­ca­ción con los pa­cien­tes, por en­de, los es­pe­cia­lis­tas es­tán al tan­to de es­te te­ma que es­tá re­la­cio­na­do con la mo­di­fi­ca­ción de la ima­gen y lo que sig­ni­fi­ca para las per­so­nas su pre­sen­ta­ción fren­te a otras per­so­nas, por lo que pue­den acon­se­jar de ma­ne­ra res­pon­sa­ble y éti­ca a to­dos sus pa­cien­tes.

“No es fá­cil dar­se cuen­ta cuan­do una per­so­na tie­ne es­te pro­ble­ma, pe­ro hay al­gu­nos de­ta­lles que mues­tran in­di­cios de tras­torno dis­mór­fi­co, es ahí, cuan­do hay que de­ri­var­los en el área de la psi­quia­tría”, fi­na­li­za el Dr. Tho­mas.

En Chi­le ca­da vez son más las per­so­nas que se someten a ci­ru­gías plás­ti­cas, se­gún la SCCP, se rea­li­zan anual­men­te 18 mil in­ter­ven­cio­nes a pa­cien­tes de di­fe­ren­tes eda­des. So­bre es­te pun­to, el or­ga­nis­mo mé­di­co con­si­de­ra que el país es­tá fal­to de re­gu­la­ción en tér­mi­nos de se­gu­ri­dad ha­cia los pa­cien­tes que se someten a ci­ru­gías con fi­nes es­té­ti­cos, por lo que de­bie­ra con­ver­tir­se en te­ma de agen­da na­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.