Cuan­do te vistes de tapicería

Ellas (Chile) - - Portada -

Se­gún los ex­per­tos, la tapicería es una de las ar­tes de­co­ra­ti­vas más an­ti­guas que exis­ten. Su ori­gen se re­mon­ta a los 5.000 años A.C y se de­fi­ne co­mo “el sis­te­ma de cu­brir con te­la di­ver­sos ob­je­tos, ge­ne­ral­men­te mue­bles de to­do ti­po”. Pe­ro es­tos re­car­ga­dos di­se­ños, que tan­tas ve­ces han de­co­ra­do in­te­rio­res y ta­pi­za­dos, lle­van ya lar­go tiem­po ins­ta­la­dos en la mo­da y a na­die le ex­tra­ña ver­los flo­re­cer en cual­quier es­ta­ción del año. Han inun­da­do, tan­to las co­lec­cio­nes “low cost” co­mo las de al­ta cos­tu­ra, por lo que es una ta­rea fá­cil en­con­trar una pren­da es­tam­pa­da pa­ra con­se­guir el “out­fit” desea­do, ya sea en pe­que­ñas do­sis o, co­mo las “it girls”, en for­ma de “to­tal look”.

ESTAMPADO FLO­RAL

Ha­ce mu­cho tiem­po que los “prints” flo­ra­les de­ja­ron de ser es­tam­pa­dos ex­clu­si­vos de los me­ses pri­ma­ve­ra­les, de­mos­tran­do que pue­den ser los pro­ta­go­nis­tas del “street sty­le” siem­pre que se lo pro­pon­gan. Es­ta tem­po­ra­da las flo­res bro­tan por to­das par­tes: en ves­ti­dos, fal­das y ac­ce­so­rios, es­tam­pa­das o bor­da­das. Na­da tie­ne que ver con la per­cep­ción que se te­nía de es­te estampado a fi­na­les de los 90 del pa­sa­do si­glo, cuan­do la em­pre­sa sue­ca Ikea anun­ció una cam­pa­ña don­de im­pul­sa­ban a des­ha­cer­se de to­do aque­llo que tu­vie­se flo­res, ini­cia­ti­va que fue se­gui­da por mu­chos di­se­ña­do­res. La fir­ma neo­yor­ki­na Al­tu­za­rra es una de las mu­chas fir­mas que, apues­ta por ellas, com­bi­nán­do­las con to­nos acor­des a la tem­po­ra­da. So­bre fon­do azul y en te­ji­dos, co­mo el sa­tén o el ra­so, son el nue­vo gri­to de es­tam­pa­dos so­fis­ti­ca­dos. Den­tro del estampado flo­ral se en­cuen­tran las flo­res y los mo­ti­vos que nos trans­por­tan a Orien­te. Si se eli­ge la te­má­ti­ca orien­tal pa­ra com­ple­tar el “look”, el fon­do pue­de ser más cla­ro o más os­cu­ro, pe­ro es im­por­tan­te que las lí­neas ve­ge­ta­les más exó­ti­cas sean las pro­ta­go­nis­tas. El ves­ti­do “chintz”, sal­tó de la ro­pa de ca­ma a las pren­das de ves­tir, era sím­bo­lo de es­ti­lo, pe­ro tam­bién de es­ta­tus. Alu­de a cual­quier estampado vi­va­men­te en­ri­que­ci­do con flo­res y plan­tas, aun­que en su ori­gen el aca­ba­do de al­go­dón o ca­li­có (estampado bri­llan­te) era lo que de­fi­nía su au­ten­ti­ci­dad.

La pa­la­bra “chintz” sig­ni­fi­ca en la In­dia “te­la es­tam­pa­da”, que es de don­de pro­ce­den la ma­yo­ría de es­tos tex­ti­les. Al­can­zó su má­xi­ma po­pu­la­ri­dad en los si­glos XVII y XVIII.

El efec­to ta­piz que apor­tan las flo­res gra­cias a sus co­lo­res y tex­tu­ras es fuen­te se­gu­ra de fe­mi­ni­dad y de­li­ca­de­za, por lo que, es­ta tem­po­ra­da, es aquí don­de apun­ta el fo­co de la mo­da.

TE­JI­DO DE BROCADO

El te­ji­do de brocado, ri­co y, ge­ne­ral­men­te de se­da, con di­bu­jos en re­lie­ve que apa­re­cen bor­da­dos rea­li­za­dos con hi­lo de se­da, oro o pla­ta tam­bién pue­de ser de la­na, al­go­dón o fi­bras ar­ti­fi­cia­les. His­tó­ri­ca­men­te uti­li­za­do pa­ra con­fec­cio­nar ves­ti­men­tas im­pe­ria­les o li­túr­gi­cas, ori­gi­na­do en Chi­na y ex­pan­di­do por Per­sia y Bi­zan­cio, es con­si­de­ra­do en Eu­ro­pa un te­ji­do muy va­lio­so, tan­to por es­tar con­fec­cio­na­do en se­da, co­mo por la com­ple­ji­dad de su ela­bo­ra­ción.

Aho­ra su uso no es ex­clu­si­vo de la reale­za, no­ble­za y cle­ro, sino que ha lle­ga­do pi­san­do fuer­te al “street sty­le”, in­tro­du­cién­do­se en fir­mas de al­ta cos­tu­ra, pe­ro tam­bién “low cost”, don­de el tra­je de no­che se lle­va ca­si to­do el pro­ta­go­nis­mo.

La fir­ma ita­lia­na At­ti­co pre­di­jo que es­te te­ji­do vol­vía a los ar­ma­rios y, pa­ra la co­lec­ción pri­ma­ve­ra/ve­rano 2018, sa­có un ves­ti­do de cor­te mi­di en co­lor ama­ri­llo, com­bi­na­do con un bol­so ro­jo con estampado orien­tal y unas san­da­lias de ti­ras pla­tea­das.

Las ca­lles pa­ri­si­nas han dic­ta­do que el brocado vuel­ve a ser ten­den­cia y una prue­ba cla­ra de ello son los abri­gos com­bi­na­dos con pren­das dis­cre­tas en to­na­li­da­des bi­co­lor.

OTRAS TE­LAS DE INSPIRACIÓN RE­TRO

Ade­más del estampado flo­ral y el te­ji­do brocado, hay otras te­las de inspiración re­tro que es­tán pi­san­do fuer­te, co­mo es el ca­so de los “Pi­ja­ma Pants”, de se­da, ins­pi­ra­dos en los años se­ten­ta de la pa­sa­da cen­tu­ria, flui­dos y con te­las es­tam­pa­das.

Un clá­si­co que pa­só de ser un con­jun­to de ca­ma a mar­car ten­den­cia en las ca­lles, uti­li­za­dos tan­to pa­ra afron­tar un día de ofi­ci­na co­mo pa­ra sa­lir por la no­che com­bi­na­do con ac­ce­so­rios de fies­ta.

El estampado pa­ñue­lo, la ten­den­cia de la tem­po­ra­da, ha vuel­to. Las ca­mi­sas de ca­de­nas do­ra­das ins­pi­ra­das en el fa­mo­so “print” de Ver­sa­ce de los años 80 y 90 se han rein­ven­ta­do y el ba­rro­quis­mo se ha vuel­to a ser fon­do de ar­ma­rio.

No exis­te una pren­da que se le re­sis­ta a es­te estampado: en “to­tal look”, fal­das, ca­mi­sas, pan­ta­lo­nes, za­pa­tos, es­ti­lo “vin­ta­ge”, re­tro o “mi­llen­nial” y acom­pa­ña­dos de ma­xi ac­ce­so­rios. Los cua­dros vichy, ese estampado dul­ce que se aso­cian a man­te­les en el par­que, tar­des de pic­nic y bi­ci­cle­tas re­tro, vuel­ven ca­da tem­po­ra­da y no pa­san de mo­da, pues­to que con­si­guen dar ese to­que “vin­ta­ge” a to­das las pren­das. Y es que los es­tam­pa­dos son los au­tén­ti­cos re­yes de la tem­po­ra­da, con es­pí­ri­tu po­ten­te y atre­vi­do. Sa­ber có­mo com­bi­nar­los es una de las cla­ves fun­da­men­ta­les y es que, cual­quier ti­po de estampado se pue­de mez­clar en­tre sí, to­do de­pen­de del gra­do de atre­vi­mien­to y de la ca­pa­ci­dad pa­ra com­bi­nar­lo.

Te­ji­dos de bro­ca­dos, es­tam­pa­dos flo­ra­les o te­las de inspiración re­tro lle­gan es­ta tem­po­ra­da al ar­ma­rio, pe­ro no pa­ra fo­rrar­lo, sino en for­ma de ves­ti­dos, ca­mi­sas o abri­gos

Den­tro del estampado flo­ral se en­cuen­tran las flo­res y los mo­ti­vos que nos trans­por­tan a Orien­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.