La­ye­ring: el ri­tual de lim­pie­za fa­cial más fa­mo­so de las orien­ta­les

Ellas (Chile) - - Salud -

¿Siem­pre has sen­ti­do en­vi­dia por la piel per­fec­ta de las orien­ta­les? Bueno, en­ton­ces tal vez es ho­ra de “ro­bar­les” sus pe­que­ños se­cre­tos de be­lle­za. Aun­que las mu­je­res de ojos al­men­dra­dos tie­nen una pre­dis­po­si­ción na­tu­ral pa­ra la piel ater­cio­pe­la­da, de­be­mos ad­mi­tir que siem­pre pres­tan aten­ción es­pe­cial a lle­var aca­bo y a pies jun­ti­llas un ri­tual de be­lle­za dia­rio bas­tan­te de­ta­lla­do y efec­ti­vo. En­ton­ces, ¿por qué no ha­cer lo mis­mo? La lim­pie­za de cu­tis he­cha en Ja­pón re­quie­re de cons­tan­cia y de los pro­duc­tos ade­cua­dos.

Se lla­ma la­ye­ring, y co­mo su pro­pio nom­bre in­di­ca, se ba­sa en lle­var a ca­bo dis­tin­tos pa­sos du­ran­te la lim­pie­za y en los pro­duc­tos uti­li­za­dos en la ru­ti­na ha­bi­tual del cui­da­do de la piel. De he­cho, cons­ta de sie­te pa­sos muy sim­ples cu­yo ob­je­ti­vo es hi­dra­tar y nu­trir la piel so­bre­po­nien­do di­fe­ren­tes sé­rums y pre­pa­rán­do­la pa­ra un me­jor aca­ba­do del ma­qui­lla­je. Por tan­to, a con­ti­nua­ción, te ex­pli­ca­mos cuá­les son los sie­te pa­sos del mé­to­do de la­ye­ring.

-Pa­so 1:

En pri­mer, y pa­ra eli­mi­nar to­do ti­po de su­cie­dad de la piel pro­fun­da­men­te, de­bes uti­li­zar un acei­te des­ma­qui­llan­te. Pue­des ele­gir des­de el acei­te de oli­va has­ta el de al­men­dra o de pal­ta, y des­pués de apli­car­lo por to­da la ca­ra, en­juá­ga­la bien. -Pa­so 2:

Pa­ra eli­mi­nar cual­quier re­si­duo del acei­te pre­vio hay que rea­li­zar una se­gun­da lim­pie­za, y pa­ra ello se re­co­mien­da uti­li­zar ja­bón lí­qui­do ya que es más hi­gié­ni­co que el só­li­do, pe­ro siem­pre de­cí­de­lo en fun­ción de tus pre­fe­ren­cias y tu ti­po de piel. El ob­je­ti­vo es lim­piar e hi­dra­tar por com­ple­to. -Pa­so 3:

Des­pués de qui­tar y lim­piar la piel, de­be pro­ce­der con una lo­ción pa­ra to­ni­fi­car y re­equi­li­brar el ros­tro. El agua uti­li­za­da pa­ra lim­piar la ca­ra en los dos pa­sos an­te­rio­res pue­de no ser muy re­co­men­da­ble pa­ra al­gu­nos ti­pos de pie­les por lo que siem­pre es bueno uti­li­zar lo­cio­nes de­li­ca­das co­mo el agua flo­ral pa­ra cal­mar la piel. Aplí­ca­las sua­ve­men­te por el ros­tro con un dis­co de al­go­dón y de­ja que la piel des­can­se por un mo­men­to.

-Pa­so 4:

Aho­ra pue­des pa­sar a nu­trir el ros­tro gra­cias al uso de pro­duc­tos de­li­ca­dos y no in­va­si­vos. Es el mo­men­to de apli­car el sé­rum, el cual de­bes apli­car con la pun­ta de los de­dos por to­da la ca­ra, no ol­vi­des tu cue­llo, y haz­lo siem­pre mo­vi­mien­tos cir­cu­la­res y de for­ma muy sua­ve. -Pa­so 5:

Es el área más sen­si­ble y de­li­ca­da por lo que el contorno de ojos re­quie­re un tra­ta­mien­to es­pe­cial: pa­ra tra­tar­lo y nu­trir­lo ade­cua­da­men­te, ne­ce­si­tas una cre­ma es­pe­cí­fi­ca. En es­tos ca­sos, una con tex­tu­ra muy de­li­ca­da y nu­tri­ti­va, que se apli­ca­rá ejer­cien­do una li­ge­ra pre­sión dan­do pe­que­ños to­ques con los de­dos en to­do el contorno de ojos. -Pa­so 6:

Lle­ga el mo­men­to de la cre­ma de día que de­be te­ner una tex­tu­ra hi­dra­tan­te y fil­tros UV pa­ra pro­te­ger la piel del sol y de los dis­tin­tos agen­tes ex­ter­nos. -Pa­so 7:

El úl­ti­mo pa­so del la­ye­ring, an­tes de pa­sar al ma­qui­lla­je, es el cui­da­do de los la­bios. Apli­ca un bál­sa­mo, que sea hi­dra­tan­te y que los pro­te­ja tan­to del frío co­mo del ai­re se­co y los cam­bios de tem­pe­ra­tu­ra.

El la­ye­ring se ba­sa en lle­var a ca­bo dis­tin­tos pa­sos du­ran­te la lim­pie­za y en los pro­duc­tos uti­li­za­dos en la ru­ti­na ha­bi­tual del cui­da­do de la piel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.