Mo­da que fun­cio­na

Harper's Bazaar (Chile) - - El Estilo -

Es ca­si se­gu­ro que, al re­pa­sar las úl­ti­mas co­lec­cio­nes de oto­ño, lo pri­me­ro que se nos ven­ga a la men­te no sean los tra­jes pa­ra ir la ofi­ci­na. Los di­se­ña­do­res, sin em­bar­go, ofre­cie­ron una se­rie de opciones que ade­más de ser per­fec­tas pa­ra ir a tra­ba­jar tie­nen es­ti­lo. El es­pec­tro va des­de una am­plia se­lec­ción de sastrería (una enor­me ten­den­cia glo­bal) a ele­gan­tes ves­ti­dos que ajus­tan y en­fun­dan el cuer­po y fal­das tu­bo, y a ac­ce­so­rios fun­cio­na­les. “Hu­bo una vuel­ta a la sim­pli­ci­dad, al mi­ni­ma­lis­mo y a la ele­gan­cia en las pa­sa­re­las”, afir­ma el con­sul­tor de mo­da Roo­pal Pa­tel. “Los di­se­ña­do­res es­tán en ver­da­de­ra sin­to­nía con el es­ti­lo de vida ac­tual y hay más tra­jes lu­jo­sos pa­ra la ofi­ci­na que se ven muy bien”.

El nue­vo tra­je. Ol­ví­da­te del tra­je con hom­bre­ras de los 80. Las ver­sio­nes de es­te año apa­re­cen en cor­tes muy va­ria­dos: suel­tos a la al­tu­ra de las pier­nas, ajus­ta­dos en los to­bi­llos y, en el ca­so de Pra­da, con pan­ta­lo­nes de ti­ro al­to y un po­co acam­pa­na­dos. En Ch­loé, el es­co­cés tra­di­cio­nal co­bra ras­gos fe­me­ni­nos con un bla­zer en­ta­lla­do y un cin­tu­rón fino, per­fec­to pa­ra un am­bien­te cor­po­ra­ti­vo pe­ro tam­bién es­ti­lo­so sa­lir des­pués de la ofi­ci­na. Jil San­der de­mos­tró que un po­co de co­lor pue­de lle­var­nos le­jos, con po­le­ras y sué­te­res bri­llan­tes co­mo im­pac­tan­te al­ter­na­ti­va a las ca­mi­sas de se­da.

La nue­va si­lue­ta. A pe­sar de que siem­pre nos ins­pi­ra­re­mos en al­gu­nas for­mas mas­cu­li­nas, el pro­ta­go­nis­mo es­ta tem­po­ra­da lo tu­vo la si­lue­ta fe­me­ni­na, con for­mas es­bel­tas y sim­ples en su na­tu­ra­le­za, ad­he­ri­das en la cin­tu­ra y con bas­ta de­ba­jo de las ro­di­llas. Max Ma­ra y Ja­son Wu ac­tua­li­za­ron las fal­das tu­bo ins­pi­ra­das en los 60 y los tops ce­ñi­dos al cuer­po con cor­tes más lar­gos y ma­te­ria­les de lu­jo.

La nue­va car­te­ra. Una car­te­ra de di­se­ño es un gran com­pro­mi­so; en­ton­ces, un es­ti­lo que se adap­te más allá de la ofi­ci­na es al­go real­men­te desea­ble. En qué de­bes in­ver­tir: en una mo­chi­la con co­rrea al hom­bro. La co­lec­ción de­but de car­te­ras de Al­tu­za­rra mos­tró fle­cos y ela­bo­ra­dos de­ta­lles de tren­zas; y las ver­sio­nes más sim­ples de Ch­loé ofre­cie­ron opciones más su­ti­les. Las car­te­ras de ul­tra­lu­jo de Sal­va­to­re Fe­rra­ga­mo, con co­rreas an­chas y cue­ros exó­ti­cos, pue­den usar­se cru­za­das y lle­gar a ser un po­co más pe­que­ñas de lo que es­ta­mos acos­tum­bra­das, pe­ro son un muy buen re­em­pla­zo pa­ra el bol­so tra­di­cio­nal. Ade­más, de­jan las ma­nos li­bres.

El nue­vo za­pa­to. Ya sea en las pa­sa­re­las o fue­ra de ellas, du­ran­te las úl­ti­mas tem­po­ra­das se han usa­do las za­pa­ti­llas deportivas; pe­ro es­te oto­ño los gran­des pa­sos se die­ron con ta­cos ba­jos. Prue­ba con unas “pan­chas”, co­mo las de Pra­da, o los clá­si­cos za­pa­tos sin ta­lón en dos to­nos que apa­re­cie­ron com­bi­na­dos con looks muy di­fe­ren­tes en las pa­sa­das de Cha­nel. Y si es­tás con ga­nas de ex­pe­ri­men­tar, tie­nes que to­mar no­ta de los ta­cos al­tos pun­tea­gu­dos en vi­nil con pren­de­do­res des­mon­ta­bles. Da­le un to­que chic a tus pa­sos.

Vís­te­te pa­ra el éxi­to con looks

que te ayu­da­rán a con­se­guir­lo

Vic­to­ria Beck­ham Sal­va­to­re Fe­rra­ga­mo Cha­nel Ch­loé

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.