SUE­ÑO PO­SI­BLE

Ylia­na Ye­pez, la ve­ne­zo­la­na que ha con­quis­ta­do la ciu­dad de Nue­va York y al mun­do con sus di­se­ños, nos cuen­ta su his­to­ria.

Harper's Bazaar (Chile) - - Bazaar At Work - Fo­to­gra­fía de The­re­sa Bal­de­ras Por Ana Pau­la Franck

Si se tra­ta de en­con­trar un ejem­plo de mu­jer mul­ti­fa­cé­ti­ca que se es­fuer­za por do­mi­nar el tiem­po y dar lo me­jor de sí mis­ma, hay que co­no­cer la his­to­ria de la di­se­ña­do­ra Ylia­na Ye­pez. Ca­da ma­ña­na ella des­pier­ta a sus hi­jos y acom­pa­ña a la más pe­que­ña has­ta la puer­ta del co­le­gio, de ahí se da un tiem­po pa­ra ha­cer ejer­ci­cio y desa­yu­nar sa­na­men­te pa­ra ha­cer fren­te a lo que ven­ga. Pa­sa gran par­te del día en su es­tu­dio, si­tua­do en el fas­hion dis­trict, don­de está tra­ba­jan­do en la co­lec­ción SS 2018 de su mar­ca ho­mó­ni­ma. El pro­ce­so crea­ti­vo va más allá de ha­cer un mood­board, ca­da ins­tan­te del día se con­vier­te en una ins­pi­ra­ción pa­ra sus co­lec­cio­nes; pa­ra guar­dar los ins­tan­tes más im­por­tan­tes to­ma mu­chas fo­tos que se con­ver­ti­rán en las fa­ses de ela­bo­ra­ción de una nue­va car­te­ra. Es­ta mar­ca, con cua­tro años de éxi­to en el mer­ca­do, con­ti­núa con la in­cli­na­ción de Ylia­na en el mun­do de la mo­da. En su país na­tal ella ha­bía te­ni­do una mar­ca que la im­pul­só a se­guir cre­cien­do. Des­pués lle­gó a Nue­va York con el sue­ño de em­pren­der y lle­var a la ac­ción lo que más le gus­ta de su pro­fe­sión: el po­der de crear. Tras mu­chos desafíos y di­fi­cul­ta­des lo­gró pre­sen­tar su pri­me­ra co­lec­ción de seis pie­zas, la cual, en me­nos de lo que ella ima­gi­nó, ya se en­con­tra­ba en una de las tien­das por de­par­ta­men­to más re­co­no­ci­das de Es­ta­dos Uni­dos. Los re­tos más com­pli­ca­dos pa­ra su mar­ca son que, por un la­do, ca­da día na­cen crea­cio­nes nue­vas y, por otro, la mu­jer de hoy está com­pro­me­ti­da con una mar­ca y es di­fí­cil que la re­em­pla­ce por otra. Ofre­cer al­go nue­vo era arries­ga­do, pe­ro ella se man­tu­vo fir­me en con­se­guir­lo. Ac­tual­men­te, su ma­yor ob­je­ti­vo es man­te­ner­se, ofre­cer me­jo­res pro­duc­tos y es­tar al tan­to del pro­ce­so de sus pie­zas. El com­ple­men­to per­fec­to de su triun­fo co­mo di­se­ña­do­ra es su fa­mi­lia. En es­tos mo­men­tos en los que la em­pre­sa va cre­cien­do y que pró­xi­ma­men­te lan­za­rá nue­vos pro­yec­tos, su pa­sión es dis­fru­tar la vi­da y el tiem­po, mis­mo que es com­pli­ca­do en­con­trar. A quie­nes tie­nen de­seos de ini­ciar un pro­yec­to, co­mo ella lo hi­zo, la di­se­ña­do­ra les acon­se­ja que, pri­me­ro, se pre­gun­ten si real­men­te eso es lo que an­he­lan rea­li­zar; y, se­gun­do y más im­por­tan­te, que sean per­se­ve­ran­tes y den lo me­jor de ellos mis­mos, ya que el tra­ba­jo es la me­jor car­ta de pre­sen­ta­ción que tie­nen fren­te al mun­do. n

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.