24 ho­ras con... Ki­ka Neu­mann

La di­se­ña­do­ra de ves­tua­rio chi­le­na Ki­ka Neu­mann nos re­ve­la su agen­da dia­ria.

Harper's Bazaar (Chile) - - Contenido -

7:30 A.M. Me le­van­to en­tre es­ta ho­ra y las 8.30 A.M., siem­pre de­pen­dien­do de lo que ten­ga que ha­cer. No soy muy ami­ga de las ru­ti­nas. To­mo té y ju­go de na­ran­ja al de­sa­yuno, me guío se­gún el día y el tiem­po. A ve­ces un pan in­te­gral con ja­món, otras yo­gur con fru­ta o hue­vos re­vuel­tos. Tra­to de co­mer pro­teí­nas en la ma­ña­na pa­ra no es­tar con mu­cha ham­bre a me­dio­día. 8:30 A.M. Or­de­nar la ca­sa es un muy buen ejer­ci­cio pa­ra la ma­ña­na, des­pués ha­go el al­muer­zo pa­ra lle­var­lo al ta­ller. No ten­go gran­des ru­ti­nas de be­lle­za; me la­vo la ca­ra con agua y uso so­lo cre­ma hu­mec­tan­te, y no me ma­qui­llo en el día. Aho­ra úl­ti­mo me es­toy echan­do agua de man­za­ni­lla en el ros­tro du­ran­te to­da la jor­na­da pa­ra no es­tar con ro­sá­cea. 9:30 A.M. Lle­gan­do a la ofi­ci­na me ha­go un ca­fé y re­to­mo el tra­ba­jo de cos­tu­ra que de­jé el día an­te­rior. To­do lo que ten­ga que ver con el ofi­cio de co­ser es ideal ha­cer­lo du­ran­te la ma­ña­na por­que es el mo­men­to más fres­co y ener­gé­ti­co pa­ra mí. La cos­tu­ra es su­ma­men­te aními­ca y hay que cui­dar ese espacio. Más ade­lan­te, el día se em­pie­za a com­pli­car y em­pie­zo a so­lu­cio­nar pro­ble­mas de pro­duc­ción, voy a ver el tra­ba­jo del sas­tre y a aten­der a mis clien­tas. 11:00 A.M. Quie­nes com­pran mis di­se­ños sa­ben que es­toy de­trás de ca­da pie­za y de to­das las de­ci­sio­nes de la mar­ca, eso ge­ne­ra una re­la­ción dis­tin­ta con el vestido que lle­van. Así es que me ten­go que di­vi­dir en múl­ti­ples ac­ti­vi­da­des, la fór­mu­la que he en­con­tra­do pa­ra lle­gar a puer­to con las co­lec­cio­nes, en­tre las en­tre­gas de clien­tas y des­fi­les, es par­ce­lar el tiem­po de la se­ma­na en por­cen­ta­jes: un 40% en tra­ba­jo de ta­ller, 20% pro­duc­ción, 20% ven­tas, 10% in­ves­ti­ga­ción, 5% comunicaciones y 5% con­ta­bi­li­dad. De­pen­de de los ob­je­ti­vos a cor­to pla­zo voy or­ga­ni­zan­do la se­ma­na pa­ra ha­cer es­tas ac­ti­vi­da­des. En­ton­ces es ce­ro ru­ti­na­rio, lo úni­co que ha­go fi­jo to­dos los días es sen­tar­me a co­ser en el ta­ller; pa­ra mí, el con­tac­to con los ma­te­ria­les es lo que le da sen­ti­do a to­do el res­to. Las pie­zas de mi co­lec­ción siem­pre par­ten desde el ma­te­rial, son los gé­ne­ros los que me di­cen lo que ten­go que ha­cer, jun­to con un pro­ce­so de es­tu­dio pe­rió­di­co de ten­den­cias glo­ba­les, ob­ser­va­ción de las ne­ce­si­da­des y es­ti­lo de vi­da de mis clien­tas y el ima­gi­na­rio de la mar­ca. Di­se­ño las pie­zas de la tem­po­ra­da y lue­go las ha­go reali­dad, en el ca­mino me to­po con mu­chos ac­ci­den­tes y he apren­di­do a in­cor­po­rar­los

co­mo par­te del pro­ce­so de di­se­ño.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.