Cul­tu­ra pop: So­fía Ya­rur

Di­se­ña­do­ra y ar­tis­ta, da vi­da a ob­je­tos no­ve­do­sos que trans­for­man los espacio. www.sya­di­seno.com.

Harper's Bazaar (Chile) - - Contenido -

Lo que te re­sul­ta más desafian­te de ser ar­tis­ta.

Crear y crear co­sas nue­vas sin es­tan­car­se en el pro­yec­to an­te­rior.

La pie­za que has crea­do que más te enor­gu­lle­ce.

Mis za­pa­llos. Te­nía una idea de lo que que­ría ha­cer y fui muy exi­gen­te pa­ra lle­gar a la for­ma, los es­mal­tes y el look fi­nal. El pro­ce­so pa­ra lle­gar a es­to tu­vo más de una pie­za que­bra­da, in­clu­yen­do una ex­plo­sión en el horno.

Lo más gra­ti­fi­can­te de ser ar­tis­ta es…

Que se va­lo­re tu tra­ba­jo. Tam­bién me en­can­ta cuando el clien­te ve for­mas y usos di­fe­ren­tes pa­ra mis pie­zas.

Lo pri­me­ro que te atra­jo del di­se­ño.

Los mi­les de ca­mi­nos que uno pue­de uti­li­zar pa­ra lle­gar a la res­pues­ta co­rrec­ta.

Lo más má­gi­co que tie­ne la ce­rá­mi­ca.

Abrir la ta­pa del horno. No de­jo de sen­tir ner­vio­sis­mo ca­da vez que lo ha­go.

¿Có­mo sur­gió SYA?

De la pa­sión que me trans­mi­tió Car­men de la Pa­rra en su ta­ller de Ciu­dad de Mé­xi­co.

Tres co­sas que te ins­pi­ran…

La na­tu­ra­le­za por su fuer­za, im­per­fec­ción y va­rie­dad.

La per­so­na cla­ve en tu vi­da es…

Mi ma­ri­do, quien me em­pu­jó mien­tras vi­vía­mos y es­tu­diá­ba­mos en Bos­ton a con­ver­tir es­ta pa­sión en al­go más gran­de.

Una pie­za que sue­ñes con crear…

Soy una per­so­na dis­per­sa. Me gus­ta­ría te­ner más tiem­po pa­ra en­ce­rrar­me en mi ta­ller y tra­ba­jar en to­das las ideas que ten­go.

¿Qué bus­cas pro­vo­car en las per­so­nas que ven tus crea­cio­nes?

Cu­rio­si­dad.

¿Cuál es tu len­gua­je del co­lor?

Mi pa­le­ta de co­lor es es­qui­zo­fré­ni­ca.

¿Có­mo bus­cas la ori­gi­na­li­dad en tus obras?

En ge­ne­ral mis pro­yec­tos na­cen de la cu­rio­si­dad por apren­der co­sas nue­vas. Desde la téc­ni­ca voy desa­rro­llan­do pie­zas que siem­pre son dis­tin­tas a lo que te­nía pen­sa­do.

¿Can­tas al tra­ba­jar?

No, ni yo me so­por­to. Pe­ro sí me en­can­ta es­cu­char mú­si­ca y pod­casts en el ta­ller.

¿Cuál es tu uni­for­me pa­ra tra­ba­jar?

Ocu­po ro­pa có­mo­da y fá­cil de la­var, siem­pre con un de­lan­tal don­de pue­do me­ter las he­rra­mien­tas.

Di­fe­ren­cia en­tre tu vi­da en Chi­le y Es­ta­dos Uni­dos…

En re­la­ción a la ce­rá­mi­ca, en Bos­ton tra­ba­ja­ba to­dos los días en un ta­ller con más gen­te, mien­tras que en Chi­le tra­ba­jo por mi cuen­ta.

Ar­tis­ta vi­sual que ad­mi­res.

Kat­sus­hi­ka Ho­ku­sai. Un ade­lan­ta­do pa­ra su épo­ca.

Obra que desea­rías ha­ber crea­do tú.

Los pei­nes del vien­to de Eduar­do Chi­lli­da.

Lu­gar que no te can­sas de vi­si­tar.

El sur de Chi­le. Ha si­do muy ins­pi­ra­dor pa­ra mi tra­ba­jo.

¿Có­mo se lla­ma­ría un li­bro so­bre tu vi­da?

En pro­ce­so cons­tan­te de rein­ven­ción.

Pe­lí­cu­la que ten­gas pendiente ver:

Quie­ro ver Ho­tel Che­va­llier de Wes An­der­son.

Ex­hi­bi­ción de ar­te que mar­có tu vi­da:

In your fa­ce de Ma­rio Tes­tino

Peor de­fec­to.

Im­pa­cien­te.

Ma­yor vir­tud

Per­se­ve­ran­te.

Sí­gue­la en @sya­ce­ra­mi­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.