EL NUE­VO ROS­TRO DE LA PAN­TE­RA

Con el lan­za­mien­to de Pant­he­re de Car­tier la mar­ca fran­ce­sa res­ca­ta a uno de sus ico­nos de la re­lo­je­ria fe­me­ni­na

Harper's Bazaar (Chile) - - El Look - Por Pe­dro Agui­lar Ri­cal­de

El sím­bo­lo de la exu­be­ran­te de­ca­den­cia de los años ochen­ta, el re­lu­cien­te ícono de una épo­ca y la prue­ba in­dis­cu­ti­ble del do­mi­nio de las más ex­qui­si­tas téc­ni­cas jo­ye­ras y la precisión de la re­lo­je­ría de al­ta ga­ma... To­do es­to y más es la re­in­ter­pre­ta­ción del le­gen­da­rio Pant­hè­re de Car­tier.

Con una apa­rien­cia más van­guar­dis­ta, es­ta re­edi­ción del mo­de­lo ori­gi­nal –na­ci­do en 1983– lu­ce una es­té­ti­ca que se adap­ta a cual­quier ho­ra del día o de la no­che. De he­cho, fue crea­do a ima­gen y se­me­jan­za de las mu­je­res de gus­to im­ple­ca­ble, de­ci­di­das y con ob­je­ti­vos per­fec­ta­men­te cla­ros que do­mi­nan ac­tual­men­te el mun­do. “La mayor ob­se­sión de Car­tier son las mu­je­res, lo te­ne­mos muy cla­ro. En la decisión de re­lan­zar este mo­de­lo no hay nin­gu­na am­bi­güe­dad, pues so­mos una mar­ca fe­me­ni­na, so­mos jo­ye­ros de na­ci­mien­to y por pa­sión”, ase­gu­ró Ar­naud Ca­rrez, di­rec­tor in­ter­na­cio­nal de Mar­ke­ting de la mar­ca, du­ran­te la pa­sa­da edi­ción del Sa­lon In­ter­na­tio­nal de la Hau­te Hor­lo­ge­rie de Gi­ne­bra, even­to en el que fue pre­sen­ta­do este re­loj de pulsera a la pren­sa in­ter­na­cio­nal. “Des­de el ini­cio de nues­tra his­to­ria he­mos te­ni­do una re­la­ción muy fuer­te con las mu­je­res y es­ta apues­ta es la prue­ba de que el mer­ca­do fe­me­nino si­gue si nues­tra prio­ri­dad”, con­ti­nuó. Al­go que Ca­rrez tam­bién tie­ne cla­ro es que la mu­jer Pant­hè­re, al igual que la mar­ca, es adul­ta y po­see con­fian­za en sí mis­ma. “La fuer­za y la in­de­pen­den­cia son ele­men­tos esen­cia­les pa­ra no­so­tros. Siem­pre nos ha gus­ta­do es­ta­ble­cer nue­vas fron­te­ras; en Car­tier crea­mos bue­nas sor­pre­sas”, aña­dió.

Una fle­xi­ble pulsera ar­ti­cu­la­da que se adap­ta a la mu­ñe­ca de la mu­jer que lo por­ta con una sen­sua­li­dad fe­li­na se des­li­za so­bre la piel y se con­vier­te en ce­le­bra­ción de la fe­mi­ni­dad de­sen­fa­da­da. Tra­du­cir

to­dos es­tos ele­men­tos a una his­to­ria que los trans­mi­tie­ra vi­sual­men­te no era una ta­rea fá­cil, mu­cho me­nos cuan­do exis­tía una gran ri­que­za his­tó­ri­ca que co­mu­ni­car. Por tal mo­ti­vo, la mai­son ex­ten­dió una in­vi­ta­ción a la pro­duc­to­ra, di­rec­to­ra y guio­nis­ta es­ta­dou­ni­den­se So­fía Cop­po­la pa­ra rea­li­zar un fil­me que con­me­mo­ra­ra y re­fle­ja­ra la esen­cia de este an­sia­do re­vi­val. Ella mis­ma cuen­ta que cuan­do le pre­sen­ta­ron el pro­yec­to, las pri­me­ras pre­gun­tas que lle­ga­ron a su men­te te­nían co­mo ob­je­ti­vo de­fi­nir los ras­gos de la mu­jer Pant­hè­re, así co­mo iden­ti­fi­car los dis­tin­tos am­bien­tes en los que se desen­vuel­ve en su día a día. “Siem­pre he ama­do a Car­tier, sus ar­chi­vos, la his­to­ria y sus ras­gos de di­se­ño úni­cos. Tam­bién amo el Pant­hè­re, así que me hi­zo muy fe­liz tra­ba­jar en una pe­lí­cu­la que cap­tu­ra­ra su ai­re ele­gan­te y su gla­mour.

La ins­pi­ra­ción le lle­gó a tra­vés de las gran­des pe­lí­cu­las que mar­ca­ron la épo­ca en la que el Pant­hè­re ori­gi­nal fue lan­za­do, así co­mo de las es­tre­llas fe­me­ni­nas que do­mi­na­ban las pan­ta­llas du­ran­te esos mis­mos años. “Re­cuer­do la ele­gan­cia de las mu­je­res que lo usa­ban. Con el fil­me qui­se ren­dir un tri­bu­to a una épo­ca lle­na de es­ti­lo y al mis­mo tiem­po pro­pu­se una in­ter­pre­ta­ción mo­der­na de ella. La mu­jer Pant­hè­re es ele­gan­te, so­fis­ti­ca­da, chic, gla­mo­ro­sa, sexy y di­ver­ti­da”, con­tó Cop­po­la so­bre el pro­yec­to.

La ciu­dad de Los Ángeles fue el es­ce­na­rios ele­gi­do pa­ra con­tar la his­to­ria de es­ta he­roí­na mo­der­na. Du­ran­te dos días el elen­co –en­ca­be­za­do por la ac­triz y mo­de­lo aus­tra­lia­na Court­ney Ea­ton y las her­ma­nas Brooklyn y Aman­da Su­dano– tra­ba­jó en lo­ca­cio­nes co­mo Union Sta­tion, el club noc­turno Geor­gio’s, un ho­tel de Holly­wood y la re­si­den­cia Fox. En el cor­te fi­nal se es­cu­cha el te­ma I Feel Lo­ve de Don­na Sum­mer –ma­dre de las her­ma­nas Su­dano– y los es­pec­ta­do­res pue­den su­mer­gir­se en esa at­mós­fe­ra nos­tál­gi­ca y car­ga­da de es­pon­tá­nea sen­sua­li­dad que Cop­po­la ima­gi­nó pa­ra anun­ciar el re­gre­so del ícono. Del ama­ne­cer al ano­che­cer el Pant­hè­re de Car­tier des­lum­bra y se con­sa­gra co­mo el com­pa­ñe­ro in­fa­li­ble de una mu­jer que, al igual que una pan­te­ra, no le te­me a na­da. n

3

1. La ac­triz y mo­de­lo aus­tra­lia­na Court­ney Ea­ton. 2. Una es­ce­na del fil­me rea­li­za­do en dis­tin­tas lo­ca­cio­nes de Los Ángeles.

3. La di­rec­to­ra es­ta­dou­ni­den­se So­fía Cop­po­la, quien tu­vo a su

car­go de la con­cep­tua­li­za­ción y rea­li­za­ción

del fil­me.

2

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.