De regreso al ori­gen

Da­nie­lla Sal­ce­do y Fran­cis­co Ca­mi­roa­ga unie­ron sus ta­len­tos en di­se­ño y ar­te­sa­nía pa­ra dar vi­da a una mar­ca que ce­le­bra la crea­ti­vi­dad y los ma­te­ria­les más tra­di­cio­na­les de Chi­le.

Harper's Bazaar (Chile) - - Contenido - Por An­drea La­rra­be

Dos ar­tis­tas que tie­nen al­go ori­gi­nal en co­mún: su pa­sión e in­te­rés por los ma­te­ria­les no­bles chi­le­nos. Da­nie­lla Sal­ce­do ha­bía de­di­ca­do su ca­rre­ra al di­se­ño y crea­ción de ca­pa­zos, car­te­ras fa­bri­ca­das en ba­se a di­fe­ren­tes fi­bras na­tu­ra­les. Fran­cis­co Ca­mi­roa­ga, por su la­do, se en­con­tra­ba desa­rro­llan­do di­ver­sos ac­ce­so­rios con el crin. Am­bos se en­con­tra­ban, ade­más, tra­ba­jan­do en con­jun­to con co­mu­ni­da­des ori­gi­na­rias pa­ra pre­ser­var lo au­tóc­tono en ca­da una de sus pie­zas. “Nues­tro pro­yec­to na­ció prác­ti­ca­men­te en el mo­men­to en que nos co­no­ci­mos. De in­me­dia­to nos di­mos cuen­ta de que la unión de los ma­te­ria­les que usá­ba­mos y las pers­pec­ti­vas de nues­tro tra­ba­jo eran afi­nes”, sos­tie­nen los di­se­ña­do­res. De es­ta for­ma na­ció Ori­gen, un pro­yec­to que com­bi­na am­bos ta­len­tos a la per­fec­ción y que po­ten­cia el di­se­ño que en­cuen­tra su ins­pi­ra­ción en lo que es esen­cial­men­te chi­leno. “Fun­cio­na­mos muy bien jun­tos, por­que lo que no ve uno lo ve el otro. Tra­ba­ja­mos des­po­ja­dos de los egos a cam­bio de ver re­sul­ta­dos que a los dos nos gus­ten y con­ven­zan. Los in­tere­ses son los mis­mos”, di­cen. Fran­cis­co ad­mi­ra de Da­nie­lla su ca­pa­ci­dad pa­ra crear sin lí­mi­tes y man­te­ner­se abier­ta a la crea­ti­vi­dad. “Va des­cu­brien­do a tra­vés de su tra­ba­jo nue­vas for­mas de re­crear di­fe­ren­tes pro­duc­tos. Me gus­ta su lu­ci­dez y el ta­len­to de es­tar ha­cien­do va­rias co­sas en el mis­mo mo­men­to”. Da­nie­lla, en cam­bio, ad­mi­ra de Fran­cis­co su buen gus­to, ge­ne­ro­si­dad y ta­len­to pa­ra ha­cer su­bli­me cual­quie­ra de sus crea­cio­nes. “Me gus­ta su fa­ci­li­dad de adap­tar­se, de co­nec­tar sien­do siem­pre él mis­mo”. Con es­te gran res­pe­to mu­tuo e in­te­rés co­la­bo­ra­ti­vo, ya han da­do a co­no­cer va­rias co­lec­cio­nes de Ori­gen, ca­da una na­ci­da des­de un idea sen­ci­lla que va cre­cien­do a me­di­da que la ex­plo­ran. “Ca­da lí­nea tie­ne sus pro­pios có­di­gos de di­se­ño, co­lo­ri­dos e ins­pi­ra­cio­nes. De es­ta ma­ne­ra, ca­da vez que se ori­gi­na una idea, pa­sa por el pro­ce­so de co­di­fi­ca­ción y se van ar­man­do los di­se­ños. Ca­da uno de ellos los pro­ce­sa­mos a tra­vés de la app Prêt à Tem­pla­te que uti­li­za­mos en nues­tro iPad Pro. Es­te es im­por­tan­tí­si­mo pa­ra in­ter­pre­tar lo que es­ta­mos pen­san­do”, ex­pli­can.

To­das es­tas co­lec­cio­nes fun­cio­na en­ton­ces co­mo un equi­li­brio ideal en­tre mo­da y ar­te, una ex­pre­sión ar­tís­ti­ca que no so­lo con­mue­ve por su be­lle­za, sino que im­po­ne ten­den­cia. “En Ori­gen el ar­te se ex­pre­sa de ma­ne­ra más di­rec­ta, ya que to­do es he­cho a mano. No hay dos di­se­ños igua­les; los te­ñi­dos, al ser na­tu­ra­les, ja­más que­dan idén­ti­cos y eso con­no­ta ar­te y ex­clu­si­vi­dad”. Sus prin­ci­pa­les ins­pi­ra­cio­nes del mun­do de la mo­da son los di­se­ña­do­res Ale­xan­der Mc­Queen y Ca­ro­li­na He­rre­ra y con­fie­san siem­pre es­tar al tan­to de lo que se va desa­rro­llan­do en el mun­do de la al­ta cos­tu­ra. Hoy, se en­cuen­tran en ple­na pro­mo­ción de su úl­ti­ma lí­nea Bo­tá­ni­ca, que se ca­rac­te­ri­za por la pre­sen­cia de flo­res, plan­tas e in­sec­tos, muy ad hoc a la épo­ca es­ti­val que se apro­xi­ma. Y, al igual que to­das las co­lec­cio­nes an­te­rio­res, bus­ca pro­vo­car un con­tac­to con nues­tro ori­gen a tra­vés del di­se­ño. El ori­gen de nues­tras his­to­rias y de nues­tros ma­te­ria­les. n

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.