A gi­les de la ver­güen­za

La Cuarta Deportiva - - DEP -

Via­ja­ron tan­to co­mo Kung Fu, se en­deu­da­ron más que Aní­bal Mo­sa re­pa­trian­do al Ma­go Val­di­via y to­do pa­ra que un par de pas­te­les de la Ma­rea Ro­ja lo úni­co que con­si­guie­ra fue con­ver­tir­nos en una so­be­ra­na ver­güen­za.

Más allá de an­dar dan­do ju­go con la pi­pa y ti­ran­do las ma­nos, el dúo de “em­ba­ja­do­res”, uno de la Ga­rra Blan­ca y otro de Los de Aba­jo, co­ro­nó el des­pres­ti­gio na­cio­nal en una no­che lo­ca, que el sá­ba­do pa­sa­do aca­bó con un in­ter­cam­bio de quis­ca­zos en ple­na Pla­za Ma­nezh, cerc­qui­ta de la Pla­za Ro­ja. Sí, no es­tá le­yen­do mal. Unos 15 an­ge­li­tos se to­pa­ron en el mis­mo lu­gar don­de mi­les de tu­ris­tas se sa­can sel­fies, pe­ro es­tos cam­bia­ron las cá­ma­ras por cor­ne­tes y cu­chi­lla­zos. Y el sal­do fue dos pas­te­les apu­ña­la­dos y hos­pi­ta­li­za­dos.

Se­gún el ins­pec­tor de la PDI Ale­jan­dro Mon­te­ro, que es­tá en Ru­sia jus­ta­men­te pa­ra vi­gi­lar que los per­las se por­ten bien, “el día 24, en ho­ras de la tar­de, se re­ci­bió un lla­ma­do de una es­ta­ción de po­li­cía cer­ca­na a la Pla­za Ro­ja, in­for­man­do que en dos hos­pi­ta­les di­fe­ren­tes se ha­lla­ban dos chi­le­nos con he­ri­das de ar­ma blan­ca, con dis­tin­tos diag­nós­ti­cos”.

Mon­te­ro, que es el úni­co PDI que ha­bla ru­so y no por los efec­tos del vod­ka, al pun­to que por al­go par­ti­ci­pó co­mo ne­xo en las la­bo­res del mí­ti­co avión Lu­chín cuan­do Pu­tin lo man­dó a apa­gar los in­cen­dios del ve­rano pa­sa­do, por aho­ra es­tán de­trás de dar con las iden­ti­da­des de los agi­la­dos, aun­que ya se sa­be por qué par­tió la fo­ca. “Él ( uno de los he­ri­dos) con su po­lo­la se sen­ta­ron en la par­te pos­te­rior de la pla­za, to­ma­ron unas cer­ve­zas y cuan­do se iban re­ti­ran­do del lu­gar se en­con­tra­ron con hin­chas de Uni­ver­si­dad de Chi­le. Se pro­du­jo un in­ter­cam­bio de pa­la­bras, y en vis­ta que los hin­chas de la ‘U’ eran más, al­re­de­dor de 6 ó 7 per­so­nas, se pro­du­jo una pe­lea que ter­mi­nó con he­ri­das de ar­ma blan­ca”, apor­tó.

El es­cán­da­lo lle­gó a tan­to, que apar­te de la in­ves­ti­ga­ción que ini­ció la po­li ru­sa, la Can­ci­lle­ría de­bió me­ter­le hie­los al vod­ka. “Am­bos gru­pos an­da­ban con sus res­pec­ti­vas ca­mi­se­tas y se ha­bría pro­du­ci­do un in­ci­den­te don­de hu­bo dos he­ri­dos con ar­ma blan­ca, uno de ca­da la­do”, apor­tó Jorge Valdés, director de Ser­vi­cios Con­su­la­res de la Can­ci­lle­ría a T13 Ra­dio, don­de ade­más agre­gó que ape­nas se iden­ti­fi­quen los cu­mas se irán de pa­tá en la ra- josky.

“Po­drían ex­pul­sar­los e in­clu­so en­fren­tar car­gos de ca­rác­ter pe­nal, da­do que hu­bo le­sio­nes. Eso es lo que es­tá en cur­so y nues­tros ofi­cia­les de la PDI es­tán coope­ran­do con el cen­tro de se­gu­ri­dad po­li­cial de la Co­pa Con­fe­de­ra­cio­nes pa­ra iden­ti­fi­car a las per­so­nas. Es un he­cho que no de­be re­pe­tir­se”, ce­rró Valdés, mien­tras le da­ban puras ga­nas de hun­dir la ca­be­za en la tie­rra y no sa­car­la nun­ca más.

me­ter a to­dos en el mis­mo sa­co, por­que hay al­gu­nos bien bue­nos pa­ra re­vol­ver­la, pe­ro con he­chos co­mo es­tos la hin­cha­da chi­le­na es­tá que­dan­do co­mo el lolly an­te los ojos del glo­bo.

Fí­je­se que los me­dios del país del vod­ka han to­ma­do no­ta de lo que ha pa­sa­do con nues­tros ba­rris­tas y has­ta nos han ca­li­fi­ca­do co­mo los más des­or­de­na­dos del tor­neo, y eso que el otro año se vie­ne el Mun­dial, don­de la pa­to­ta pro­me­te ser más gran­de.

El me­dio KP, apar­te de sol­tar la verdura so­bre los cu­chi­lla­zos en­tre al­boa­dic­tos y bu­llan­gue­ros, con­tó que, en la pre­via de la mo­cha an­te Ale­ma­nia en Ka­zán, dos chi­le­nos y un co­lom­biano le die­ron du­ro a un au­to de un ta­xis­ta que no los qui­so lle­var al es­ta­dio.

Pe­ro lo peor vie­ne en la for­ma de ca­ta­lo­gar­nos, por­que sin arru­gar la fren­te nos ti­ra­ron al cho­que por el com­por­ta­mien­to de los nues­tros en la Co­pa Con­fe­de­ra­cio­nes.

“De to­dos los in­vi­ta­dos a la Co­pa, los chi­le­nos son lí­de­res en es­cán­da­los”, nos ti­ra­ron sin cu­chi­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.