Mi­llo­na­ria del al­cal­de de Pu­dahuel se­lló acuer­do pa’l En­cuen­tro

Johnny Ca­rras­co dio el va­mos ofi­cial a la fies­to­ca de las ven­tas

La Cuarta - El Comerciante - - EVENTO POP -

de pren­sa, no exis­ten. O sea, sí exis­ten, pe­ro son so­cial­men­te in­vi­si­bles. En­ton­ces es tre­men­da­men­te bueno pa­ra su au­to­es­ti­ma que un me­dio de co­mu­ni­ca­ción va­lo­re su tra­ba­jo, su his­to­ria y sus sue­ños, y que más en­ci­ma les den pre­mios. ¡Di­me si no es bo­ni­to eso!”. - Al­cal­de, ¿es cier­to que fue fe­rian­te? - Des­de ni­ño que es­toy en Pu­dahuel y re­cuer­do la fe­ria cuan­do es­ta­ba en Ave­ni­da La Es­tre­lla. Allá íba­mos no­so­tros en unos ca­rre­to­nes que ha­cía­mos con rue­das de tri­ci­clo y un ca­jón. Así par­tía­mos a sa­car to­ma­tes a la cha­cra y des­pués nos po­nía­mos no­so­tros tam­bién en la fe­ria a ven­der, pa­ra ayu­dar un po­co a la ca­sa. A ve­ces sa­cá­ba­mos to­to­ras del edi­fi­cio de la Fuer­za Aé­rea, las pin­tá­ba­mos y las ven­día­mos pa­ra que las pu­sie­ran co­mo ador­nos, sin pues­to, así que fui co­le­ro, por­que era la for­ma de sub­sis­tir. - ¿Có­mo con­tri­bu­yen los co­mer­cian­tes a la economía del ba­rrio? - Los pe­que­ños co­mer­cios tie­nen que ver, por ejem­plo, con el te­ma de las ju­bi­la­cio­nes. Por­que, años atrás, en el sis­te­ma de re­par­to, mu­chos de es­tos co­mer­cian­tes cuan­do ju­bi­la­ban re­ci­bían una can­ti­dad de pla­ta y con ella po­nían un almacén. En­ton­ces son co­mer­cian­tes his­tó­ri­cos del ba­rrio y, co­mo di­ce Ger­va­sio: ‘Quién más que tú, tra­ba­ja en Año Nue­vo’ y en esa fe­cha uno los ve con el bo­li­chi­to abier­to, ven­dien­do las co­sas de úl­ti­ma ho­ra que se ne­ce­si­tan. - Y su apor­te des­de el pun­to de vis­ta so­cial… - Tam­bién son una co­nec­ti­vi­dad que no­so­tros va­lo­ra­mos mu­cho, por­que cuan­do que­re­mos ha­cer una reunión de la jun­ta de ve­ci­nos u otra or­ga­ni­za­ción que exis­ta ahí, po­nen sus le­tre­ros en sus vi­tri­nas, en­ton­ces son va­sos co­mu­ni­can­tes. Ade­más, es­ta­mos tra­ba­jan­do con el di­rec­tor de Pro­tec­ción Ci­vil, el he­cho de que tam­bién pue­den ser pun­tos de co­mu­ni­ca­ción con la se­gu­ri­dad ciu­da­da­na y, por qué no de­cir­lo, tam­bién, lo de las fe­rias. Acá hay he­re­da­dos mu­chos pues­tos, lo que ge­ne­ra una cre­di­bi­li­dad y, en de­fi­ni­ti­va, al fi­nal del día lo que uno en­tien­de es que es gen­te que se co­no­ce y se quie­re y que la ma­yo­ría de los ve­ci­nos con­fía en ellos. - ¿Qué pien­sa de las fe­rias li­bres? - En la po­bla­ción Es­tre­lla to­da­vía exis­te el yer­ba­te­ro, y aun­que ya fa­lle­ció, sus hi­jos con­ti­nua­ron con la cultura de las yer­bas, so­bre to­do pa­ra la gen­te que no pue­de ir a las far­ma­cias que, por lo de­más, te im­po­nen los pre­cios. En­ton­ces, en ellos en­cuen­tras hu­ma­ni­dad. Cla­ro que uno ve a mu­chos vie­ji­tos a la ras­tra y uno no sa­be có­mo lo­gran jun­tar un pe­que­ño ca­pi­tal pa­ra pa­gar su pa­ten­te y sus con­tri­bu­cio­nes, aun­que la ma­yo­ría es­tán exen­tos de las con­tri­bu­cio­nes, eso de­pen­de del ba­rrio.

HAS­TA QUE EL CUER­PO AGUAN­TE

Cuan­do a uno le di­cen que hay mam­bo, lo pri­me­ro que se pre­gun­ta es si ha­brá pa’ co­mer y cuál se­rá el show. Por lo mis­mo, acá re­sol­ve­mos sus du­das, in­clu­so an­tes de que apa­rez­can en su ca­be­za. Por el asun­to del mas­ti­que le ade­lan­ta­mos que no tie­ne de qué preo­cu­par­se, ya que nues­tros aus­pi­cia­do­res se pon­drán con to­do lo ne­ce­sa­rio pa’ que no pa­se ham­bre y man­ten­ga a la fie­ra dor­mi­da. So­bre el es­pec­tácu­lo les te­ne­mos pu­ras bue­nas no­ti­cias, ya que du­ran­te la jor­na­da se pre­sen­ta­rá el do­ble de Cha­yan­ne pa’ po­ner­le ro­man­ti­cis­mo y me­neos con sus can­cio­nes más mo­vi­das. Lue­go, en­tra­rán en es­ce­na el his­tó­ri­co Luis Lambis jun­to a sus músicos, quie­nes in­ter­pre­ta­rán las clá­si­cas cum­bias que lo han he­cho fa­mo­so a lo lar­go de to­dos sus años de ca­rre­ra. No por na­da las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes si­guen bai­lan­do te­mas co­mo “Ma­ría”, en­tre mu­chos otros. Fi­nal­men­te, el bro­che de oro lo en­tre­ga­rá los “Com­bo Con Cla­se”, un gru­po de músicos que apo­ya­mos en su vue­lo y hoy vuel­ven agra­de­ci­dos, con ca­le­ta de éxi­tos ba­jo el bra­zo, so­nan­do en las más ba­ca­nes ra­dios del país. Có­mo ve, es­te even­to va a es­tar de lu­jo, fi­le­te de pri­mer cor­te, así que si se lo pier­de se­rá de pu­ro ‘Pa­va­rot­ti’.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.