“To­dos los es­tra­tos so­cia­les quie­ren to­mar te­rre­mo­to”

Ro­dri­go Vi­lla­gra, de Vi­nos Don Tomás, so­bre el pi­pe­ño:

La Cuarta - El Comerciante - - ESTRATEGIAS PARA SU NEGOCIO -

Pro­duc­tor y ven­de­dor del an­ces­tral bre­ba­je da cá­te­dra del elí­xir es­tre­lla del dieciocho.

El pi­pe­ño es un vino de tra­di­ción crio­lla, fer­men­ta­do en ti­nas o to­ne­les que an­ti­gua­men­te eran de ma­de­ra co­no­ci­das co­mo “pi­pas”, que dan ori­gen a su nom­bre. Se ela­bo­ra con uva de pa­rrón, sin em­plear ce­pas no­bles y se iden­ti­fi­can por su pro­ce­den­cia su­re­ña. Por eso re­cu­rri­mos a Ro­dri­go Vi­lla­gra, je­fa­zo pro­duc­tor de Vi­nos Don Tomás, quien sol­tó to­dos los de­ta­lles de es­te glo­rio­so be­bes­ti­ble que se lu­ce du­ran­te las Fies­tas Pa­trias. - So­ñe­mos con que so­bra. ¿Cuán­to aguan­ta en el re­fri? - Re­fri­ge­ra­do pue­den lle­gar a con- su­mir­lo en­tre una y has­ta dos semanas des­pués, por­que es­tos de­ben ser vi­nos tra­ta­dos por enó­lo­gos con el gra­do al­cohó­li­co que la Ley exi­ge y ese es un pun­to im­por­tan­te a te­ner en cuen­ta, ya que acá en San­tia­go lle­ga pi­pe­ño de muy ma­la ca­li­dad. He vis­to vi­nos de 8° y has­ta 7° gra­dos, adul­te­ra­dos. Mien­tras que us­ted pue­de lle­var mi pi­pe­ño a un la­bo­ra­to­rio y ve­rá que tie­ne 11,7° y la exi­gen­cia mí­ni­ma es de 11,5°. - Es­te vino es an­ti­guo, pe­ro ¿cuán­do aga­rró vue­lo de nue­vo? - Re­na­ció lue­go del te­rre­mo­to del 2010 y va­rios res­to­ra­nes, co­mo La Pio­je­ra, im­pul­sa­ron su ven­ta. Tam­bién han ayu­da­do mu­cho los me­dios de co­mu­ni­ca­ción y, des­de en­ton­ces, to­da la gen­te quie­re to­mar es­te tra­go. - ¿Eso lo no­tó en las ven­tas? - La ver­dad es que an­tes del 2010 yo no ven­día mu­cho y des­de en­ton­ces han au­men­ta­do har­to las ven­tas, por­que, ade­más, to­dos los es­tra­tos so­cia­les quie­ren to­mar te­rre­mo­to, ya que es de gusto ge­ne­ral por­que es dul­ce. - Oi­ga, ¿cuál es la cla­ve pa’ sa­lir co­mo un cam­peón en su ca­te­go­ría? - Hay que di­fe­ren­ciar­se de los otros, ya sea co­mo pro­duc­tor o co­mo ven­de­dor, ya que eso au­men­ta­rá con­si­de­ra­ble­men­te su clien­te­la y pres­ti­gio. Por ejem­plo, yo me ca­rac­te­ri­zo por la ca­li­dad y el ser­vi­cio, ya que des­pa­cho a do­mi­ci­lio en la Re­gión Me­tro­po­li­ta­na so­bre 100 bi­do­nes, pe­ro tam­bién me preo­cu­po de sa­tis­fa­cer las ne­ce­si­da­des de la gen­te que quie­re com­prar uno o dos bi­do­nes, pues dis­tri­bu­yo me­dian­te bo­ti­lle­rías, las que pue­den co­no­cer en vi­nos­don­to­mas.cl

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.