¡En “Las Ro­sas Chi­cas” ven­die­ron has­ta seis mil em­pa­na­das!

Gra­cias a con­cur­so del Círcu­lo de Cro­nis­tas Gas­tro­nó­mi­cos de Chi­le

La Cuarta - El Comerciante - - ESTA ES MIPYME -

Con las mis­mas ga­nas que ha­ce cua­tro dé­ca­das, la su­cur­sal ubi­ca­da en Av. Luis Pas­teur 6577 tri­pli­có la pro­duc­ción con sus ju­go­sas jo­yi­tas del man­ye.

Con mu­cha ale­gría (y pe­di­dos) es­tán en la pa­na­de­ría y pas­te­le­ría “Las Ro­sas Chi­cas”, cu­yos due­ños son Ce­lia Vidal y la fa­mi­lia Al­va­ri­ño. El bo­li­che tie­ne dos su­cur­sa­les: una en Av. Bra­sil 726, San­tia­go, y otra en Av. Luis Pas­teur 6577, Vi­ta­cu­ra, la que se ha he­cho sú­per fa­mo­sa en el úl­ti­mo tiem­po, ya que ha­ce po­co fue el lo­cal ven­ce­dor del con­cur­so or­ga­ni­za­do por el Círcu­lo de Cro­nis­tas Gas­tro­nó­mi­cos de Chi­le, don­de eli­gie­ron las me­jo­res y más ri­car­das em­pa­na­das de Ciu­dad Gó­ti­ca. Ir­ma Na­va­rro es ad­mi­nis­tra­do­ra del lo­cal de Vi­ta­cu­ra y con­tó que ha­ce 40 años que se en­cuen­tran ahí (aun­que la su­cur­sal de San­tia­go lle­va 104 añe­lis). En Vi­ta­cu­ra se pei­nan con el pan, los pro­duc­tos de pas­te­le­ría y las em­pa­na­das, que son las re­ga­lo­nas.

LAS ES­TRE­LLAS DEL DO­MIN­GO

Cuan­do ga­na­ron, Ir­ma so­pló que la lla­ma­ron a las 16 ho­ras del sá­ba­do 27 de agos­to y no les cre­yó al prin- ci­pio. “Vi­ne, les avi­sé a las ni­ñas y les di­je: ‘Es­te­mos ca­lla­dos, por­que no sé, pe­ro es­ta­mos en el pri­mer lu­gar’”. Lue­go los lla­mó la te­le­vi­sión y un clien­te les di­jo que en in­ter­net es­ta­ba la no­ti­cia. Re­cién ahí se cre­ye­ron el cuen­to. Lo me­jor es que sus ven­tas au­men­ta­ron el tri­ple. “Se han ven­di­do to­dos es­tos días, pe­ro em­pe­za­mos du­ro has­ta el 17 de sep­tiem­bre”, aña­dió Ir­ma. El ‘boom’ de las em­pa­na­das no se da só­lo du­ran­te sep­tiem­bre, pues ven­den es­tos man­ja­res du­ran­te to­do el año, es­pe­cial­men­te los fi­nes de se­ma­na. “El do­min­go ‘la lle­van’, es cuan­do más se ven­den, en­tre tres mil o cua­tro mil em­pa­na­das. El do­min­go pa­sa­do ven­di­mos ca­si seis mil em­pa­na­das, por­que sa­li­mos en el pri­mer lu­gar. Eso tam­bién nos ha fa­vo­re­ci­do mon­to­nes”, apun­tó la co­mer­cian­te. Las em­pa­na­das de pino es­tán a $1.650. El pre­cio sube una vez al año, ca­da 1 de sep­tiem­bre, y se man­tie­ne has­ta la mis­ma fe­cha del año si­guien­te.

UN EQUI­PO DES­TA­CA­DO

La ad­mi­nis­tra­do­ra del lo­cal de Vi­ta­cu­ra enume­ró va­rias de las ca­rac­te­rís­ti­cas más im­por­tan­tes de las em­pa­na­das que pre­pa­ran: “Des­ta­co las ma­te­rias pri­mas, que son de muy bue­na ca­li­dad; tam­bién a los maes­tros, que siem­pre son los mis­mos, y la per­se­ve­ran­cia, es­tar en­ci­ma de es­to y ser cons­tan­te. Y los co­ci­ne­ros le po­nen har­to ca­ri­ño”. Es­tas de­li­cias lle­van hue­vo y acei­tu­na. La car­ne pa­ra el pino se com­pra en tro­zos y lue­go la mue­len en una má­qui­na es­pe­cial. Ade­más, mu­chos de los maes­tros lle­van va­rias dé­ca- das en su tra­ba­jo. “Yo creo que el pre­mio real­men­te lo te­ne­mos me­re­ci­do, por­que hay har­ta preo­cu­pa­ción y mu­cho tra­ba­jo. Tra­ta­mos de que ca­da día sea co­mo el pri­mer día pa­ra ha­cer las co­sas, y ser igua­les siem­pre. No por­que ga­na­mos ma­ña­na las va­mos a ha­cer di­fe­ren­tes. Así que yo creo que lo te­ne­mos me­re­ci­do”, des­ta­có Ir­ma Na­va­rro, y agre­gó que “los quie­ro a to­dos, por­que son muy es­for­za­dos, son muy cons­cien­tes, son gen­te que se po­ne la ca­mi­se­ta. Cuan­do los je­fes son bue­nos -no yo, sino mis je­fes, a ni­vel de pa­tro­nes-, la gen­te res­pon­de muy bien”.

Ir­ma Na­va­rro es la ad­mi­nis­tra­do­ra del lo­cal de Vi­ta­cu­ra de “Las Ro­sas Chi­cas”. En la ima­gen, po­sa con par­te de su equi­po ga­na­dor del con­cur­so del Círcu­lo de Cro­nis­tas Gas­tro­nó­mi­cos de Chi­le.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.