En “U Ca­fé” ex­pli­can los pun­tos más im­por­tan­tes de es­te má­gi­co eli­xir

Bo­li­che es­tá ubi­ca­do en Av. Ita­lia 1206, Pro­vi­den­cia

La Cuarta - El Comerciante - - ESTRATEGIAS PARA SU NEGOCIO -

El tues­te y mo­li­do de los gra­nos son te­mas que in­flu­yen mu­cho en la ca­li­dad fi­nal de es­te be­bes­ti­ble. Por eso, con­vie­ne te­ner­los en cuen­ta.

Fran­cis­co Mi­ra­lles y su es­po­sa, Yenny­fer Vidal, son los due­ños de la ca­fe­te­ría “U Ca­fé”, que abrió sus puer­tas ha­ce cin­co me­ses en Av. Ita­lia 1206, en pleno Ba­rrio Ita­lia, Pro­vi­den­cia. Ade­más de pre­pa­rar ri­cos ca­fés con di­ver­sos mé­to­dos de ex­trac­ción (ca­fe­te­ra fran­ce­sa, má­qui­na de es­pres­so, ca­fé fil­tra­do y otros), co­mer­cia­li­zan su pro­pio ca­fé en grano a la ba­rra. “No­so­tros tra­ba­ja­mos con una em­pre­sa que nos en­va­sa ca­fé, se tues­ta acá en Chi­le, y el ca­fé que to­ma un clien­te se tos­tó ha­ce diez u 11 días. En­ton­ces eso ase­gu­ra la fres­cu­ra”, des­ta­ca Fran­cis­co. “El ca­fé tie­ne tres o cua­tro co­sas im­por­tan­tes: que el grano sea bueno, que el tues­te sea el ade­cua­do –o ideal­men­te que lo tues­ten cer­ca del pe­río­do en que se lo van a to­mar-, que el mo­li­do sea el co­rrec­to y que la tem­pe­ra­tu­ra del agua sea ade­cua­da”, ase­gu­ra Mi­ra­lles.

DES­DE LA PRO­DUC­CIÓN A LA ME­SA

El tos­ta­do es uno de los pun­tos que Fran­cis­co des­ta­ca en la preparación. “Cuan­do lo tues­tas, lo que pa­sa es que se pro­vo­can reac­cio­nes quí­mi­cas, sa­len azú­ca­res y eso es sú­per ri­co. Lue­go de un día, uno lo prue­ba y tie­ne sa­bo­res o no­tas cí­tri­cas (…)y a me­di­da que pa­sa el tiem­po em­pie­za a per­der su cua­li­dad y sa­bor”, ex­pli­ca. Por eso es tan bueno que ese pro­ce­so se ha­ga en Chi­li­to. Por otro li­tro, el mo­li­do se re­la­cio­na mu­cho con el mé­to­do de ex­trac­ción del ca­fé. Si uno pien­sa en mo­ler ca­fé, se acuer­da del mo­li­ni­llo o de la can­ción de los ‘scouts’, pe­ro es to­do un ar­te. “La má­qui­na de es­pres­so debe te­ner el ca­fé mo­li­do fino y con agua a pre­sión, por lo que que­da más es­pe­so y con es­pu­ma, mien­tras que pa­ra el ca­fé fil­tra­do se re­quie­re un grano más gran­de, el agua cae sin pre­sión, en­ton­ces es me­nos es­pe­so y no tie­ne es­pu­ma. Y tie­ne otro sa­bor, a pe­sar de que es el mis­mo grano”, ex­pli­ca Fran­cis­co. Lue­go de mo­ler el ca­fé, la caí­da del sa­bor es dra­má­ti­ca y se de­gra­da muy rá­pi­do. Y si se le echa agua hir­vien­do, se que­ma el grano. “Por eso es que la gen­te igual ter­mi­na to­man­do el ca­fé en ca­fe­te­ría, por­que es­tán el mo­li­do y la tem­pe­ra­tu­ra co­rrec­tas”, re­ma­cha el due­ño de “U Ca­fé”. Ojo, que allá tam­bién ven­den ri­cos que­ques, sánd­wi­ches y al­muer­zos. Des­ta­can tam­bién sus cre­pes con lon­ga­ni­za de Chi­llán, ce­bo­lla ca­ra­me­li­za­da y man­za­na más be­bi­da por $4.500, y su sánd­wich de me­cha­da con que­so azul, rú­cu­la y ce­bo­lla mo­ra­da a $5.400.

En “U Ca­fé” tie­nen va­rios mé­to­dos pa­ra pre­pa­rar es­te ex­qui­si­to be­bes­ti­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.