Ce­re­bri­to creó una apli­ca­ción pa’ ar­mar ci­clo­vías de ca­li­dad

Chi­leno Iván Páez desa­rro­lló ‘Kap­po Bi­ke’ que, ade­más, fun­cio­na co­mo un jue­go mó­vil gra­tui­to

La Cuarta - El Comerciante - - ACTUALIDAD -

Su pri­mer clien­te fue Di­na­mar­ca y de ahí no ha pa­ra­do con la in­no­va­ción que une a pe­da­le­ros en red. La idea per­mi­te co­mu­ni­car a cle­te­ros y au­to­ri­da­des pa’ iden­ti­fi­car las ru­tas más usa­das.

Iván Páez es na­ci­do y cria­do en nues­tras tie­rras, y aun­que el ta­ma­ño de su ca­be­za lo di­si­mu­le, el chi­qui­llo tie­ne se­sos del por­te del Ti­ta­nic, ya que, lue­go de fun­dar “Kap­po Bi­ke” (www.kap­po.bi­ke) se ha con­ver­ti­do en nues­tro pro­pio “Mark Zuc­ker­berg”, ha­cién­do­le la co­lle­ra al crea­dor de Fa­ce­book, por­que cra­neó flor de apli­ca­ción mó­vil que reúne a mi­les de ci­clis­tas ur­ba­nos, en Chi­li­to y el mun­do, a tra­vés de un sen­ci­llo jue­go gra­tis que, ade­más, re­gis­tra ca­lo­rías que­ma­das y mu­chos da­tos más. ¡Há­ga­se ésa! Hoy, una de ca­da seis per­so­nas en el mun­do tie­ne una cle­ta, pe­ro mu­chas no la ocu­pan, por­que hay una sen­sa­ción de in­se­gu­ri­dad en la ca­lle. En­ton­ces, la re­ce­ta, se­gún ex­pli­ca el crea­dor de Kap­po Bi­ke, ra­di­ca en que si uno in­cre­men­ta el uso de la bi­ci­cle­ta en la ciu­dad, el au­to­mo­vi­lis­ta va a es­tar más cons­cien­te de que el ci­clis­ta exis­te y va a te­ner más cui­da­do con él. Eso acre­cien­ta la sen­sa­ción de se­gu­ri­dad y más gente se sube a la cle­ta. “Es­to au­men­ta la de­man­da y pro­vo­ca el se­gun­do fe­nó­meno, don­de el go­bierno es­tá dis­pues­to a in­ver­tir en in­fra­es­truc­tu­ra ci­clís­ti­ca de ca­li­dad, pa­ra ha­cer­se car­go de esa de­man­da. En­ton­ces, Kap­po es la ‘tec­no­lo­gi­za­ción’ de esa fór­mu­la, usan­do tec­no­lo­gía pa­ra te­ner una ve­lo­ci­dad más rá­pi­da de im­pac­to”.

PEDALEAR PA’ JUGAR

En la ciu­dad des­ta­can prin­ci­pal­men­te tres gran­des gru­pos, que

son la ba­rra pop, los em­pre­sa­rios y el go­bierno, “por eso crea­mos tres he­rra­mien­tas, una pa­ra ca­da uno, que ali­neen sus es­fuer­zos”, ver­sea Iván, quien agre­ga que “ahí na­ce, por ejem­plo, pa­ra los ciu­da­da­nos, el jue­go, que es co­mo el ‘Po­ké­mon GO’ o el ‘Candy Crush’ de los ci­clis­tas”. Res­pec­to de es­to, “el jue­go te mo­ti­va a su­bir a la bi­ci. En­ton­ces, ca­da vez que tú, por ejem­plo, vas a com­prar pan, Kap­po Bi­ke te di­ce: ‘¿Va­mos en bi­ci­cle­ta?’. Cuan­do ter­mi­nas el via­je, és­te te em­pie­za a pre­miar con mo­ne­das o ge­mas vir­tua­les, subes de ni­vel, des­blo­queas lo­gros, et­cé­te­ra”, de­ta­lla Páez, quien di­se­ñó el pro­gra­ma con mo­de­los de bi­ci pa’ ele­gir, ava­ta­res di­fe­ren­tes, cas­cos y has­ta ro­pa de­por­ti­va. Lo in­tere­san­te es que la apli­ca­ción no le di­ce que se va­ya por una ru­ta de­fi­ni­da, ya que se­gu­ro que uno se abu­rri­ría y de­ja­ría de ne­ce­si­tar el pro­gra­mi­ta mó­vil. De mo­do que “Kap­po Bi­ke bus­ca en­gan­char a la gente con me­ca­nis­mos de jue­gos exi­to­sos, co­mo, por ejem­plo, ‘Po­ké­mon GO’, que de­mos­tró que el com­por­ta­mien­to de la gente se pue­de cam­biar con po­ke­mo­nes que no exis­ten, atra­pán­do­los con bo­las que no exis­ten”, pre­ci­sa.

UN GE­NIO CRIO­LLO

Cuan­do le de­ci­mos que es­te lo­li­to, pa­dre de fa­mi­lia, an­da a la par con el crea­dor de la red so­cial de Fa­ce­book, no es que es­te­mos exa­ge­ran­do. Pa’ que se ha­ga una idea de lo pro que es es­te ca­bri­to, le so­pla­mos que su pri­mer clien­te -¡sí, el pri­me­ro a quien le ven­dió sus ser­vi­cios!- fue el go­bierno da­nés. Así que ya sa­be que en Di­na­mar­ca, los pe­ques que van a la es­cue­la en cle­ta, hoy ocu­pan Kap­po Bi­ke pa’ fo­men­tar el pe­da­leo y la vi­da sa­lu­da­ble. Pe­ro ojo, que es­to no que­da na’ ahí, por­que nues­tro ce­re­bri­to la tie­ne cla­ra: “Lo que vie­ne aho­ra es lo­grar que es­te ob­je­ti­vo se cum­pla en paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos me­nos avan­za­dos en ese ám­bi­to”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.