CA­PA­CI­TA­CIÓN

Im­per­di­ble se­gun­da pa­ti­ta de la edu­ca­ción fi­nan­cie­ra pa­ra pre­pa­rar su bo­li­che pa­ra la Na­vi­dad.

La Cuarta - El Comerciante - - PORTADA -

Na­vi­dad es la épo­ca do­ra­da del co­mer­cio, don­de em­pren­der es una opor­tu­ni­dad de ga­nan­cia, cu­yo mar­gen pue­de au­men­tar has­ta cin­co ve­ces más que cual­quier otro mes del año. De ahí que di­ciem­bre es un pe­río­do en el que mu­chos com­pi­pas se aven­tu­ran con al­gún ne­go­cio tem­po­ral, ya sea por la vís­pe­ra de Na­vi­dad co­mo, tam­bién, por el fin de año o el ve­rano. Aun cuan­do se tra­te de un em­pren­di­mien­to tem­po­ral, hay que te­ner en cuen­ta al­gu­nos as­pec­tos bá­si­cos, es­pe­cial­men­te si se tra­ta de ar­tícu­los de tem­po­ra­da que pro­ba- ble­men­te le cos­ta­rá más ven­der cuan­do aca­be la es­ta­ción. Ro­dri­go Inos­tro­za, di­rec­tor de ca­rre­ras de la Es­cue­la de Ad­mi­nis­tra­ción y Ne­go­cios de Duoc UC, ex­pli­ca que “es a lo me­nos ‘re­co­men­da­ble’ que el co­mer­cian­te abor­de un pro­duc­to y un mer­ca­do co­no­ci­do, ya que es­to dis­mi­nu­ye el ries­go no só­lo en tér­mi­nos de in­ver­sión, sino, tam­bién, de po­si­cio­na­mien­to com­pe­ti­ti­vo”. Ade­más, co­mo se tra­ta de una ven­ta di­ri­gi­da a una ce­le­bra­ción es­pe­cí­fi­ca, el ex­per­to acon­se­ja an­ti­ci­par­se, por­que us­ted no se­rá el úni­co que com­pra­rá esos pro­duc­tos y no le gus­ta­ría que­dar sin mer­ca­de­ría.

PE­DIR O NO PLA­TA

Ten­ga ojo si pien­sa em­pren­der en un ni­cho del que sa­be po­co, ya que “si bien po­dría ma­te­ria­li­zar­lo, es a lo me­nos pru­den­te que se ins­tru­ya res­pec­to del com­por­ta­mien­to de com­pra y ten­den­cia que pre­sen­te él o los ar­tícu­los que ofre­ce­rá”, de­ta­lla el pro­fe, ya que pa’ ti­rar­se a la pis­ci­na hay que sa­ber pri­me­ro si tie­ne agua. La oca­sión, mu­chas ve­ces, ha­ce al ga­na­dor. Por lo mis­mo, an­te las fies­tas de fin de año la ba­rra se mo­ti­va, ve la op­ción de ha­cer un ne­go­cio y le da no­más. El pro­ble­ma se pre­sen­ta cuan­do es­ta ‘opor­tu­ni­dad’ nos pi­lla sin pla­ta. Ahí es cuan­do apa­re­cen los cré­di­tos, de to­do ti­po. Ya sean de con­su­mo, avan­ces, com­pras de mer­ca­de­ría en cuo­tas, e in­clu­so, di­ne­ro pres­ta­do. He ahí la du­da: ¿Con­vie­ne o no em­pren­der con pla­ta que no es mía? Al res­pec­to, el aca­dé­mi­co se­co pa’ los ne­go­cios es cla­ro: “Si exis­te un efi­cien­te aná­li­sis de mer­ca­do, una es­ti­ma­ción an­ti­ci­pa­da del ca­pi­tal ne­ce­sa­rio, per­so­nal ver­da­de­ra­men­te ca­pa­ci­ta­do y, en ge­ne­ral, to­do lo que en­vuel­ve al pro­duc­to, no de­bie­ra ser ries­go­so, pen­san­do en que el re­torno fi­nan­cie­ro en es­tas fe­chas es in­me­dia­to”. Si por el con­tra­rio, el co­mer­cian­te

só­lo cuen­ta con las ga­nas, pe­ro no tie­ne idea de las con­di­cio­nes en que se en­cuen­tra el ni­cho del mer­ca­do en el que se va a me­ter, “es muy pro­ba­ble que se en­deu­de por so­bre el be­ne­fi­cio que pue­da ob­te­ner”, en­fa­ti­za.

STOCK Y PER­SO­NAL EX­TRA

Pa­ra cal­cu­lar cuán­tos pro­duc­tos com­prar y así evi­tar que so­bren o fal­ten, el es­pe­cia­lis­ta in­di­ca que es ne­ce­sa­rio pro­yec­tar las ven­tas, pe­ro pa’ ima­gi­nar có­mo se­rán es ne­ce­sa­rio to­mar en cuen­ta as­pec­tos, ta­les co­mo: de­man­da ac­tual de los ar­tícu­los que ofre­ce­rá al pú­bli­co, mo­da­li­da­des de pa­go en ca­so de acep­tar tar­je­tas en cuo­tas y con­di­cio­nes de la com­pe­ten­cia di­rec­ta, en­tre otras. Fi­nal­men­te, es im­por­tan­te de­ter­mi­nar pre­via­men­te si ne­ce­si­ta­rá o no con­tra­tar per­so­nal adi­cio­nal. Ello “de­pen­de­rá del vo­lu­men de ven­tas pro­yec­ta­do y del pe­río­do con­si­de­ra­do”. Así, por ejem­plo, ex­pli­ca que si el em­pren­de­dor pre­ten­de es­ta­ble­cer su ne­go­cio to­do el mes con di­fe­ren­tes pun­tos de ven­tas, “sí es re­co­men­da­ble con­tra­tar gen­te, ya que ofre­ce­rá sus pro­duc­tos en di­fe­ren­tes lu­ga­res es­tra­té­gi­cos”. Mien­tras que si el co­mer­cian­te quie­re ha­cer una ven­ta ‘ex­prés’, de unos po­cos días y sin una gran di­ver­si­fi­ca­ción, “es acon­se­ja­ble que no con­tra­te y que se es­ta­blez­ca en un so­lo pun­to es­tra­té­gi­co. Es­to, ade­más, pu­die­ra in­ci­dir en la dis­mi­nu­ción de cos­tos ope­ra­cio­na­les”, agre­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.