Ase­so­ría al gra­tín pa’ crear su em­pre­sa en un día ofre­ce ‘TuO­fi­ci­naOn­li­ne’

Ofi­ci­nas vir­tua­les so­lu­cio­nan el dra­ma del do­mi­ci­lio co­mer­cial y tri­bu­ta­rio pa’ ini­ciar su em­pren­di­mien­to y ob­te­ner la pa­ten­te mu­ni­ci­pal de su bo­li­che.

La Cuarta - El Comerciante - - CAPACITACIÓN -

Pa’ ini­ciar su em­pre­sa en un día no ne­ce­si­ta arren­dar un lo­cal pa­ra cum­plir con el re­qui­si­to del do­mi­ci­lio tri­bu­ta­rio y co­mer­cial. Así, tal co­mo lo oye. Eso que­dó en el pa­sa­do, por­que hoy los em­pren­di­mien­tos de es­cri­to­rio, que no re­quie­ran de in­fra­es­truc­tu­ra es­pe­cí­fi­ca, pue­den re­cu­rrir a cual­quie­ra de las ofi­ci­nas vir­tua­les y re­sol­ver el asun­to sin dra­mas. La co­sa es muy pa­pa­ya, na­ve­gue con cal­ma por la web, ya que hay ‘we­nas’ pro­mos, ta­les co­mo la que ofre­ce TuO­Fi­ci­naOn­li­ne.cl, que se es­tá po­nien­do con una ase­so­ría gra­tui­ta pa­ra la crea­ción de su em­pre­sa, a tra­vés del por­tal www. es­cri­to­rioem­pre­sa. cl o www.em­pre­sae­nun­dia.cl, du­ran­te to­do el mes de ju­nio y dos días de uso gra­tis de ofi­ci­nas com­par­ti­das (’co-work’) pa’ que cache có­mo son en vi­vo y en di­rec­to es­tos es­pa­cios pa’ la pe­ga. “No­so­tros los ase­so­ra­mos, por­que no tie­nen nin­gún sen­ti­do que con­tra­ten el ser­vi­cio si después no van a po­der usar la di­rec­ción; en­ton­ces se­ría una pér­di- da de tiem­po pa­ra to­dos”, pre­ci­sa Mar­ce­la Que­za­da, ge­ren­ta ge­ne­ral de www.tuo­fi­ci­naon­li­ne.cl, quien ex­pli­ca que exis­ten cier­tos ru­bros muy es­pe­cí­fi­cos que no son ap­tos pa­ra con­tra­tar es­te ser­vi­cio y por eso es tan importante la vi­si­ta pre­via.

¿UNA OFI­CI­NA VIR­TUAL?

Si nun­ca an­tes ha­bía es­cu­cha­do ha­blar de las ofi­ci­nas vir­tua­les, la eje­cu­ti­va le acla­ra la pe­lí­cu­la, al ex­pli­car que es una es­pe­cie de ofi­ci­na di­gi­tal que “da ser­vi­cios de di­rec­ción tri­bu­ta­ria y co­mer­cial a em­pren­de­do­res. Es de­cir, cuan­do una per­so­na quie­re crear su em­pre­sa y no tie­ne los re­cur­sos, es­tá cor­ta de pre­su­pues­to, o bien, por el ti­po de ne­go­cio que va a rea­li­zar no ne­ce­si­ta una ofi­ci­na de tiem­po com­ple­to, se uti­li­za es­ta mo­da­li­dad de ofi­ci­nas com­par­ti­das en don­de en­tre va­rias em­pre­sas van con­tra­tan­do es­te ser­vi­cio y, en de­fi­ni­ti­va, eso ayu­da a que los va­lo­res sean me­no­res”.

Pa’ que se ha­ga una idea, al re­sol­ver el asun­to del do­mi­ci­lio, us­ted “podrá crear la em­pre­sa con la di­rec­ción tri­bu­ta­ria nues­tra, ob­te­ner su pa­ten­te co­mer­cial en la mu­ni­ci­pa­li­dad y co­men­zar a ope­rar y te­ner ac­ti­vi­dad con la em­pre­sa crea­da”, agre­ga.

TI­POS DE SO­CIE­DAD

Hay que te­ner pre­sen­te que pa­ra el desa­rro­llo de tra­ba­jo hay que iden­ti­fi­car bien el ti­po de pe­ga con que se fun­cio­na­rá. “Cuan­do el clien­te nos con­tac­ta, em­pe­za­mos a in­da­gar cuál va a ser la ac­ti­vi­dad de la em­pre­sa, si es­tá cons­ti­tui­da o no, si ne­ce­si­ta ayu­da. Lue­go de eso ve­mos qué ti­po de so­cie­dad po­dría te­ner”, pre­ci­sa Que­za­da. Se­gún ex­pli­ca la da­ma, en­tre las más co­mu­nes se en­cuen­tran la de Em­pre­sa­rio In­di­vi­dual Res­pon­sa­bi­li­dad Li­mi­ta­da (EIRL) pa­ra los ca­sos de em­pre­sas con una per­so­na y un gi­ro. Es­ta es una es­pe­cie de Na­tu­ral con Gi­ro, pe­ro con RUT de la em­pre­sa. Lue­go, es­tá la So­cie­dad Por Ac­cio­nes (SPA) de dos o tres so­cios, de­di­ca­da has­ta sie­te ac­ti­vi­da­des, y en el ca­so de la So­cie­dad de Res­pon­sa­bi­li­dad Li­mi­ta­da (SRL), que es pa­ra dos o más per­so­nas que rea­li­zan va­rias ac­ti­vi­da­des.

PLA­NES DE ACUER­DO AL BOL­SI­LLO

De­pen­dien­do del ti­po de plan que con­tra­ta el clien­te se pue­den ir in­cor­po­ran­do más ser­vi­cios co­mo, por ejem­plo, es­pa­cios fí­si­cos. Sin em­bar­go, el más bá­si­co cues­ta $52.090 se­mes­tral e in­clu­yen só­lo la mo­da­li­dad de ofi­ci­na vir­tual; es de­cir, do­mi­ci­lio tri­bu­ta­rio y co­mer­cial pa’l Ser­vi­cio de Im­pues­tos In­ter­nos (SII) y pa­ra la mu­ni co­rres­pon­dien­te. Después, exis­ten otro ti­po de pla­nes don­de se agre­gan más ser­vi­cios, ta­les co­mo ho­ras de tra­ba­jo en ofi­ci­nas com­par­ti­das, al­go que los grin­gos lla­man “co-wor­king”. La bue­na no­ti­cia de es­ta úl­ti­ma pres­ta­ción es que el va­lor del ser­vi­cio va desde los $5.000 por dos ho­ras has­ta los $120.000 por el mes com­ple­to.

Mar­ce­la Que­za­da es la ge­ren­ta ge­ne­ral de Tuo­fi­ci­naon­li­ne.cl

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.