CA­SO DE ÉXI­TO

Don Freddy creó co­lla­res de co­bre pa­ra ale­jar las bac­te­rias de pe­rros y gatos.

La Cuarta - El Comerciante - - PORTADA -

En el se­gun­do pi­so de su ca­sa, en un rin­cón ilu­mi­na­do, Freddy Vi­lle­gas tie­ne su ta­ller de cue­ro. No es que se de­di­que a fa­bri­car za­pa­tos o car­te­ras, sino que ha in­no­va­do y, tras in­ves­ti­gar un buen tiem­po, de­ci­dió con­fec­cio­nar ar­tícu­los que lle­ven co­bre. Ha­ce cua­tro años par­tió con la rea­li­za­ción de plan­ti­llas y hoy se ha re­di­rec­cio­na­do en un nue­vo em­pren­di­mien­to, las co­rreas de cue­llo pa­ra mas­co­tas he­chas en cue­ro y con una pla­ca de co­bre en el cen­tro. Las ha­ce pa­ra gatos y pe­rros, tie­nen ta­ma­ños y co­lo­res va­ria­dos y lo prin­ci­pal es que po­seen pro­pie­da­des cu­ra­ti­vas que pro­te­ge­rán al re­ga­lón de la fa­mi­lia.

EL CO­MIEN­ZO

Cue­ro, lá­mi­nas muy fi­nas de co­bre, ti­je­ras, sa­ca­bo­ca­dos, re­ma­ches, cu­chi­llo car­to­ne­ro y una má­qui­na de co­ser son los im­ple­men­tos con los que tra­ba­ja Vi­lle­gas, quien ha vis­to en su Py­me una for­ma de sur­gir tras ju­bi­lar­se. Su ta­ller es ilu­mi­na­do y lo aco­ge du­ran­te ho­ras. Mu­chas ve­ces ter­mi­na de tra­ba­jar ca­si a la me­dia­no­che, pues dia­ria­men­te fa­bri­ca al­re­de­dor de 40 plan­ti­llas y ya lle­va un stock de 700 co­rreas de mascota. “Fue en el su­per­mer­ca­do, vien­do ar­tícu­los pa­ra pe­rros y gatos, que se me ocu­rrió la idea de ha­cer co­rreas con co­bre”, co­mien­za re­la­tan­do es­te ar­tis­ta-ar­te­sano. - ¿Qué fue lo que lo de­ci­dió a me­ter­se en el rubro? - Los co­lla­res que ven­den, por lo ge­ne­ral, son de eco­cue­ro y tie­nen pre­cios ele­va­dos. Ahí pen­sé en di­se­ñar uno con ma­te­ria­les no­bles y que le en­tre­guen pro­tec­ción a la mascota. - Pe­ro me ima­gino que no fue fá­cil abrir­se ca­mino. - Pri­me­ro hi­ce un es­tu­dio del mer­ca­do. Re­co­rrí mu­chas ve­te­ri­na­rias y tien­das de mas­co­tas, vi qué es lo que te­nían a la ven­ta. Ade­más, to­mé las me­di­das de las co­rreas que hay en el mer­ca­do, pa­ra así tra­ba­jar con los ta­ma­ños es­tán­dar, que van des­de pe­que­ñi­tas pa­ra gatos y pe­rros chi­cos, has­ta gran­des que pue­de usar un San Ber­nar­do. - ¿Dón­de po­drá com­prar la gen­te es­tas co­rreas?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.