CAR­LO DA­RÁ CLASE MA­GIS­TRAL DE CO­CI­NA EN EL EN­CUEN­TRO DE CO­MER­CIAN­TES DE PUEN­TE AL­TO

Car­lo von Müh­len­brock es ros­tro de las pas­tas ‘Di Niz­zio’ y par­ti­ci­pa­rá del En­cuen­tro de Co­mer­cian­tes de Puen­te Al­to, don­de co­ci­na­rá y se­rá par­te de la mues­tra de la dis­tri­bui­do­ra Adel­co.

La Cuarta - El Comerciante - - PORTADA - Fran­cis­co Bo­ni­faz Re­yes

En su ca­sa de cam­po en la pre­cor­di­lle­ra, en un sec­tor de Pe­ña­lo­lén, el chef Car­lo von Müh­len­brock gra­ba los epi­so­dios de su pro­gra­ma “Car­lo Co­ci­na” que emi­te Ca­nal 13C, por la se­ñal de ca­ble. En es­ta ver­sión, la apues­ta es una ba­ja­da a los te­mas sus­ten­ta­bles, tan de mo­da por es­tos días, pe­ro que en tér­mi­nos cu­li­na­rios im­pli­ca una es­pe­cie de re­torno a la co­mi­da or­gá­ni­ca y sim­ple, lle­na de co­lo­res, sa­bo­res y con lo me­jor de los pro­duc­tos que nos brin­da nues­tra “Pa­cha­ma­ma”. Adi­cio­nal­men­te, a sus ta­reas televisivas y tra­ba­jos cu­li­na­rios va­rios, que lo tu­vie­ron co­mo ros­tro en ma­ti­na­les du­ran­te años, hoy el pro­fe­sio­nal de la co­ci­na es­tá de ca­be­za co­mo ros­tro de las pas­tas ‘Di Niz­zio’, que co­mer­cia­li­za la dis­tri­bui­do­ra Adel­co. “Lle­vo un tiem­po tra­ba­jan­do con Adel­co y la mar­ca de pas­tas ‘Di Niz­zio’, que es una pas­ta de trigo can­deal. Es­to es lo que ha­ce que en Ita­lia la pas­ta se lla­ma co­mo tal, ya que de­be te­ner es­te com­po­nen­te que se po­ne du­ro y en de­fi­ni­ti­va ha­ce que la pas­ta cuan­do uno la me­te en el agua, al dar­le coc­ción, no suel­ta el al­mi­dón y así no que­da ‘blan­que­si­na’, lo que uno ge­ne­ral­men­te ve en otros pro­duc­tos”, re­co­no­ció von Müh­len­brock, quien tendrá una par­ti­ci­pa­ción es­pe­cial en el fu­tu­ro En­cuen­tro de Co­mer­cian­tes de Puen­te Al­to, que se desa­rro­lla­rá el lu­nes 25 de ju­nio.

- ¿Cuál es el apor­te de las pas­tas Di Niz­zio en la ca­te­go­ría?

- Es una pas­ta mu­cho más sa­lu­da­ble por­que, fi­nal­men­te, cuan­do la sir­ves al den­te al or­ga­nis­mo no le

cues­ta asi­mi­lar­la, por en­de, uno pue­de co­mer al­go ri­co y mu­cho más sano. Es­ta mez­cla y ecua­ción per­fec­ta me ha­cen tra­ba­jar con Di Niz­zio y es­tar muy or­gu­llo­so de con­tar­le a la gen­te có­mo pre­pa­rar­lo y ha­cer­lo. El ‘claim’ (fra­se con las cua­li­da­des de un pro­duc­to o ser­vi­cio) di­ce: ‘No se pa­sa ni se pa­ga’. Es­to pa­re­ce una ri­ma, pe­ro es al­go sú­per real.

- ¿Có­mo se­rá tu par­ti­ci­pa­ción en el En­cuen­tro de Co­mer­cian­tes de Puen­te Al­to?

- Lo que ha­ce­mos con Di Niz­zio es al­go bien con­cre­to, pue­des ha­cer las pas­tas co­lo­can­do un po­co de al­ca­cho­fa, una de sal­sa de to­ma­te, acei­te de oli­va, oré­gano y ti­rar la pas­ta ca­lien­te so­bre es­ta sal­sa, mez­clar­la y ser­vir. A la pas­ta no hay que la­var­la tan­to, ni pa­sar­la por agua fría, sino que hay que agre­gar­la a una fuen­te

di­rec­ta, pa­ra ser­vir­la con la sal­sa rá­pi­da­men­te. En el fon­do, en­tre­ga­mos re­ce­tas

de có­mo ha­cer sal­sas rá­pi­das con una bue­na pas­ta.

Boom cu­li­na­rio

- ¿Qué te pa­re­ce el avan­ce y au­ge de la gas­tro­no­mía en Chi­le?

- Me en­can­ta. Es­toy muy agra­de­ci­do del co­men­sal chi­leno, co­mo país he­mos ido dan­do avances a pa­so se­gu­ro en co­no­ci­mien­tos cu­li­na­rios. Y más en el úl­ti­mo tiem­po, con es­ta olea­da de la co­ci­na, de bus­car más pro­duc­tos gour­met. De ge­ne­rar em­pren­di­mien­tos, que tie­nen que ver con ho­me­na­jear a nues­tra fa­mi­lia, co­mo es ‘te­ner el ají pi­ca­nCar­lo te que ha­cía mi abue­lo’, una en­sa­la­da ri­ca o ven­der mis pro­pios ku­chen. La gen­te no tan so­lo quie­re co­mer hoy al­go rá­pi­do y sen­ci­llo, sino que se jun­tan en las ca­sas a pre­pa­rar al­go ri­co o ha­cer unas pas­tas. Así pue­den pre­pa­rar

dis­tin­tas sal­sas y ca­da uno apor­ta lo su­yo. La co­ci­na es so­cia­bi­li­zar. Nos reuni­mos fren­te a un pla­to o una ri­ca so­pa, nos to­ma­mos jun­tos un ca­fé.

- ¿Qué nos po­drías de­cir de la in­fluen­cia de la co­mi­da ita­lia­na en la gas­tro­no­mía?

- Creo que, sin lu­gar a

du­das, no so­lo en Chi­le sino que a ni­vel mun­dial, los res­tau­ran­tes más po­pu­la­res son los ita­lia­nos. Creo que nos gus­tan mu­cho las pas­tas y las sal­sas. Es al­go ca­se­ro, que es rá­pi­do de ha­cer y que no nos com­pli­ca la vi­da. La pas­ta tie­ne un víncu­lo ca­ri­ño­so con la fa­mi­lia, cuan­do hay po­co tiem­po, cuan­do lle­ga­mos, pe­ro que­re­mos ha­cer al­go ri­co. - ¿Y el apor­te de la glo­ba­li­za­ción y los in­mi­gran­tes? - Creo que, por otro la­do, tam­bién las in­fluen­cias de

dis­tin­ta gen­te que se vino a vi­vir a nues­tro país ha ayu­da­do a que la co­ci­na es­té más ri­ca. Me­jor en pro­duc­tos y en sa­bor. Las co­ci­nas que se van mez­clan­do y rea­li­zan­do co­mo una amal­ga­ma de sa­bo­res

dis­tin­tos de to­da nues­tra La­ti­noa­mé­ri­ca ha­ce que la co­ci­na chi­le­na va­ya cre­cien­do. Por eso es­toy muy con­ten­to con lo que es­tá pa­san­do. El me­jor ejem­plo es lo que su­ce­de en las fe­rias li­bres, don­de hay mu­chos más pro­duc­tos, co­lo­res y sa­bo­res. La gen­te quie­re pro­bar co­sas nue­vas, hoy quie­ren y se atre­ven a pro­bar sa­bo­res dis­tin­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.