PUER­TAS PORFIADAS

La Cuarta - El Constructor - - EL CAPERUZO -

Si es de los ti­ta­nes a quie­nes les gus­ta rea­li­zar arre­glos y ese es su futuro, aquí le de­ja­mos al­gu­nas pa­pi­tas bá­si­cas, co­mo pa’ que aga­rre vue­lo.

Es muy fre­cuen­te que al me­nos en las ca­sas exis­ta -al me­nos- una puer­ta que no cie­rra co­mo es de­bi­do. Para so­lu­cio­nar el pro­ble­ma, lo pri­me­ro es co­no­cer cuál es la cau­sa es­pe­cí­fi­ca.

Cau­sas co­mu­nes:

- Bi­sa­gras suel­tas o mal ins­ta­la­das (re­ba­jes muy o po­co pro­fun­dos).

- Mal mon­ta­je de la puer­ta al mo­men­to de ins­ta­lar­la.

- Puer­ta tor­ci­da o hin­cha­da de­bi­do a la hu­me­dad.

- De­ta­lles de la es­truc­tu­ra de la casa, que re­per­cu­ten en los sus­ten­tos o apo­yos (va­nos) y en el co­rrec­to fun­cio­na­mien­to de la ho­ja.

Diag­nós­ti­co:

Com­prue­be en qué pun­to del mar­co se atas­ca la ho­ja de la puer­ta.

Cie­rre la puer­ta y pa­se una mo­ne­da pe­que­ña o un pe­da­zo de pa­pel en­tre la ho­ja y el mar­co, para de­tec­tar el pun­to en don­de está to­pan­do.

Otra for­ma es en­ti­zar el con­torno de la puer­ta y ce­rrar­la. En los pun­tos don­de se en­tra­be apa­re­ce­rán te­ñi­dos de ti­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.