Re­co­men­da­cio­nes de se­gu­ri­dad pa’l ti­tán jar­di­ne­ro

CACHE CÓ­MO PUE­DE HA­CER­LES EL QUI­TE A LE­SIO­NES DU­RAN­TE EL TRA­BA­JO CON HE­RRA­MIEN­TAS MA­NUA­LES, ELÉC­TRI­CAS Y A COM­BUS­TIÓN, EN­TRE OTRAS PAPITAS.

La Cuarta - El Constructor - - PREVENCIÓN -

En re­vis­ta Cons­truc­tor nos preo­cu­pa­mos por el bie­nes­tar de nues­tros gla­dia­do­res de las áreas ver­des, así que con­tac­ta­mos a De­me­trio Va­len­zue­la, ex­per­to en pre­ven­ción de ries­gos de la Mu­tual de Se­gu­ri­dad, quien nos dio cua­tro da­ti­tos pa­ra evi­tar ac­ci­den­tes o le­sio­nes a la ho­ra de desa­rro­llar es­ta ac­ti­vi­dad en te­rreno.

1. Cui­dar­se de la te­rri­ble in­so­la­ción

El fuer­te ca­re­ga­llo pue­de cau­sar pro­ble­mas de sa­lud, co­mo in­so­la­ción. Por eso, use un buen pro­tec­tor so­lar y un go­rro le­gio­na­rio pa’ es­tar me­jor pro­te­gi­do. Tam­bién es re­co­men­da­ble be­ber har­ta agua mien­tras la­bu­ra, pa­ra evi­tar po­si­ble des­hi­dra­ta­ción.

2. Buen uso de las he­rra­mien­tas ma­nua­les

Pa´ no pe­gar­se un ti­je­re­ta­zo, use las he­rra­mien­tas con las ho­jas de cor­te ha­cia afue­ra del cuer­po y ase­gú­re­se de te­ner las ma­nos fue­ra de la lí­nea de cor­te.

Ojo, que se pue­de oca­sio­nar una le­sión mien­tras lim­pia la he­rra­mien­ta.

3. La pe­ga con las jo­yas eléc­tri­cas

Elec­tro­cu­tar­se es otro de los pe­li­gros que se pue­den dar en el jar­dín. Pa´ no ter­mi­nar con los pe­los pa­ra­dos, re­vi­se que las he­rra­mien­tas es­tén en buen es­ta­do, en ca­so con­tra­rio, es me­jor no usar­las. Ade­más, man­ten­ga el mo­tor y co­ne­xio­nes eléc­tri­cas de la he­rra­mien­ta ale­ja­dos de zo­nas hú­me­das. Nun­ca de­ben ma­ni­pu­lar­se ele­men­tos elé­cu­na tri­cos con las ma­nos mo­ja­das.

Por otro li­tro, evi­te uti­li­zar en­chu­fes múl­ti­ples pa­ra no ge­ne­rar so­bre­car­ga en la ins­ta­la­ción eléc­tri­ca. Ja­más se de­ben im­pro­vi­sar em­pal­mes ni co­ne­xio­nes. Pa­ra des­co­nec­tar­las, es más se­gu­ro ti­rar de la cla­vi­ja, nun­ca del ca­ble. El per­so­nal que tra­ba­ja con elec­tri­ci­dad siem­pre de­be es­tar ca­pa­ci­ta­do pa­ra es­tas la­bo­res.

4. Los pe­li­gros de la com­bus­tión

Un ries­go que tam­bién pue­de te­ner el ti­tán del jar­dín es le­sio­nar­se por la com­bus­tión de una he­rra­mien­ta. Pa´ que es­to no pa­se, no de­rra­me com­bus­ti­ble al car­gar el es­tan­que de las má­qui­nas. Si eso ocu­rre, lim­pie bien.

No fu­me al efec­tuar es­te ti­po de tra­ba­jos. En la pre­ven­ción de in­cen­dios es fun­da­men­tal im­pe­dir la pre­sen­cia si­mul­tá­nea de fo­cos de ca­lor (lu­ces des­pro­te­gi­das, ce­ri­llas, ci­ga­rri­llos) y ma­te­ria­les com­bus­ti­bles (ga­so­li­na, ma­de­ra, pa­pel, plás­ti­co).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.