APREN­DA LA MA­GIA PA’ AIS­LAR TO­DO BUEN PA­LA­CIO

UNA COTOTA PRO­TEC­CIÓN EN TE­CHOS, PA­RE­DES Y VEN­TA­NAS HA­CE QUE LOS PALACETES SEAN MÁS EFI­CIEN­TES CON LA ENER­GÍA TÉRMICA, TAN­TO EN IN­VIERNO CO­MO EN VE­RANO.

La Cuarta - El Constructor - - PORTADA -

Eco­no­mi­zar ener­gía y otra se­rie de be­ne­fi­cios son los que otor­gan los dis­tin­tos ma­te­ria­les que ofre­ce el mer­ca­do.

I. RA­ZO­NES PA­RA AIS­LAR

La ne­ce­si­dad de ais­lar tér­mi­ca­men­te un edi­fi­cio se jus­ti­fi­ca por tres ra­zo­nes pri­mor­dia­les:

a. Eco­no­mi­zar ener­gía.

b. Con­fort tér­mi­co.

c. Evi­tar efec­tos de la condensación. Por otro li­tro, la prin­ci­pal fun­ción de los ce­rra­mien­tos de un in­mue­ble es pre­ser­var las con­di­cio­nes in­te­rio­res, in­de­pen­dien­te­men­te de las con­di­cio­nes ex­te­rio­res.

Ma­te­ria­les top que se usan pa­ra pro­te­ger:

1. Poliestireno ex­trui­do.

2. Poliestireno expandido.

3. La­nas mi­ne­ra­les de ro­ca y de vi­drio.

4. Po­liu­re­tano.

5. Pa­ne­les sánd­wich.

6. Pro­duc­tos li­ge­ros re­flec­tan­tes.

7. Ecoais­la­mien­to.

8. Mor­te­ros pa­ra es­tu­co con pro­pie­da­des tér­mi­cas.

II. PON­GA HAR­TO OJO CON:

1. Re­cuer­de que la ma­yor par­te del ca­lor de un pa­la­ce­te se pier­de por el te­cho, pa­ra ello hay que cui­dar de de­jar vías por don­de se es­ca­pe la ener­gía, uti­li­zan­do los ais­lan­tes ade­cua­dos.

2. Por otro li­tro, los mu­ros son las ma­yo­res su­per­fi­cies de la ru­ca, por lo tan­to, por es­ta vía tam­bién se pro­du­cen im­por­tan­tes fu­gas de ca­lor.

3. Las ven­ta­nas me­re­cen aten­ción especial, ya que, ade­más del co­ci­do de la térmica, es bueno con­si­de­rar el uso de ter­mo­pa­ne­les pa­ra dis­mi­nuir el rui­do ex­te­rior.

III. DE­TER­MI­NAR QUÉ TI­PO DE AISLANTE USAR

Pa­ra ha­cer una bue­na pe­ga se de­ben con­si­de­rar los si­guien­tes fac­to­res:

a). Lu­gar don­de es­tá el pro­yec­to. Se ne­ce­si­ta­rá un ais­la­mien­to de un va­lor R más al­to si se vi­ve en un cli­ma frío, que si vi­ve en un cli­ma cá­li­do. Los pro­duc­tos pa­ra ais­la­ción lle­van in­di­ca­do el va­lor R.

b). Có­mo es­tá cons­trui­do el pa­la­ce­te y dón­de se ins­ta­la­rá el ais­la­mien­to. Por ejem­plo:

- Una es­truc­tu­ra de uno o va­rios pi­sos.

- Si tie­ne te­chos al­tos en for­ma de cú­pu­la.

- Si tie­ne só­tano.

c). Tam­bién in­flu­ye el ti­po de tec­no­lo­gía que se use pa­ra ca­len­tar o en­friar la ca­sa, ya sea cal­de­ra o ai­re acon­di­cio­na­do, en­tre otros.

Re­cuer­de que en cuan­to a la ais­la­ción térmica, se in­di­ca co­mo acep­ta­ble un ran­go de tem­pe­ra­tu­ra, al in­te­rior del in­mue­ble, en­tre 18°C y 26°C. Lo ideal es­tá en los 22°C.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.