Un ver­da­de­ro ar­te pa­ra pro­te­ger la vi­vien­da

La Cuarta - El Constructor - - EL CAPERUZO - LO­REN­ZO RÍOS Do­cen­te de la Es­cue­la de Cons­truc­ción de Duoc UC, Se­de Mai­pú.

Una vi­vien­da con una bue­na ais­la­ción térmica con­tra el ca­lor, el frío y los rui­dos con­tri­bu­ye al aho­rro de ener­gía en el ho­gar y evi­ta el pa­so de la humedad. Mu­chas ve­ces se tra­ta de aho­rrar cos­tos en las ca­sas, dis­mi­nu­yen­do la can­ti­dad de lu­ces en­cen­di­das, apa­gan­do los ar­te­fac­tos eléc­tri­cos, pe­ro no re­co­no­ce­mos los be­ne­fi­cios de un buen ais­la­mien­to tér­mi­co, lo que con­tri­bu­ye a dis­mi­nuir la emi­sión de con­ta­mi­nan­tes en la at­mós­fe­ra y a uti­li­zar me­jor los re­cur­sos ener­gé­ti­cos del pla­ne­ta. La trans­mi­sión del ca­lor den­tro y fue­ra de una pro­pie­dad pue­de dis­mi­nuir­se me­dian­te ma­te­ria­les que re­sis­tan el flu­jo de ca­lor o me­dian­te un ti­po de cons­truc­ción que lo­gre ese pro­pó­si­to. Al­gu­nos ma­te­ria­les es­truc­tu­ra­les, co­mo la ma­de­ra y el con­cre­to li­ge­ro, tie­nen tam­bién bue­nas pro­pie­da­des de ais­la­mien­to. La fun­ción del ais­la­mien­to tér­mi­co es evi­tar las fu­gas de ca­lor y los puen­tes tér­mi­cos. Es­to se con­si­gue me­dian­te téc­ni­cas es­pe­cí­fi­cas de cons­truc­ción y el uso de ma­te­ria­les ais­lan­tes, co­mo el cor­cho, la fi­bra de vi­drio, el poliestireno expandido y otros análo­gos que se co­lo­can en la ca­ra ex­te­rior, en la in­te­rior o den­tro del pro­pio mu­ro de ce­rra­mien­to, con el fin de in­cre­men­tar la ca­pa­ci­dad aislante to­tal del mis­mo. Los ais­lan­tes tér­mi­cos se pre­sen­tan nor­mal­men­te en for­ma de pla­cas rí­gi­das o fle­xi­bles, en for­ma de gra­nu­la­dos o co­mo es­pu­mas que se apli­can por pro­yec­ción so­bre los pa­ra­men­tos que de­ben ais­lar­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.