EL TRANS­POR­TE QUE MUE­VE A LA CONSTRU

SO­CI­TO PAR­TIÓ CO­MO JOR­NAL EN LA CONSTRU Y AHO­RA CON­DU­CE UNA COTOTA RE­TRO­EX­CA­VA­DO­RA, SU MO­DE­LO REGALÓN POR CA­SI 20 PE­PAS. ¡AH!, Y TAM­BIÉN CAN­TA.

La Cuarta - El Constructor - - PORTADA -

Sis­te­mas pa’l tra­ba­jo en ma­qui­na­rias y con vehícu­los de pe­ga son par­te esen­cial de los pro­yec­tos cons­truc­ti­vos en to­do Chi­le.

Mario Ma­ram­bio tie­ne 62 ca­len­da­rios y lle­va en las fae­nas po­co más de 45 pe­pas. El hom­brón es de Puen­te Al­to y se tras­la­da to­dos los días a la co­mu­na de Pa­dre Hur­ta­do pa’ tra­ba­jar co­mo ope­ra­dor de una re­tro­ex­ca­va­do­ra, mar­ca Ford. El so­ci­to, que tam­bién le ha­ce al can­to, cuen­ta que par­tió en la constru des­de aba­jo, cuan­do era un bro­ca co­chi. “Em­pe­cé jo­ven, co­mo jor­nal”, acla­ra. - ¿Y có­mo lle­gó a con­du­cir es­ta jo­yi­ta ama­ri­lla?

- Por ahí se me dio la opor­tu­ni­dad y me hi­ce la ca­rre­ra co­mo ope­ra­dor de má­qui­na.

- Pe­ro suel­te, ¿có­mo la hi­zo?

- En­con­tré un tra­ba­jo en una em­pre­sa, en los años cuan­do se co­men­zó a co­lo­car la fi­bra óp­tica. Era su­per­vi­sor. Tu­ve con­fian­za con el ope­ra­dor que es­ta­ba tra­ba­jan­do con una má­qui­na. Con­ver­sa­mos y le di­je que me gus­ta­ban los fierros y los au­tos. El asun­to es que él me en­se­ñó a ope­rar la re­tro­ex­ca­va­do­ra, por­que yo sa­bía con­du­cir vehícu­los. Eso fue co­mo en 1998, has­ta ahí era jor­nal.

- ¿Y le cos­tó aman­sar a la bestia?

- Fue la prác­ti­ca. Lue­go sa­qué do­cu­men­tos y en dos se­ma­nas es­ta­ba tra­ba­jan­do co­mo ope­ra­dor. Ten­go la suer­te de te­ner bue­na ca­be­za pa­ra apren­der.

HA­CER EL CUR­SO DE OPE­RA­DOR

Don Mario, ¿qué cla­se de li­cen­cia se de­be te­ner pa­ra ma­ne­jar es­ta ma­ra­vi­lla? - Se usa la li­cen­cia “Cla­se D”. Pa­ra ob­te­ner­la se de­be dar un exa­men de ma­qui­na­ria pe­sa­da. La per­so­na que to­ma las prue­bas vie­ne a ver tra­ba- jar al ope­ra­dor en el lu­gar. Eva­lúa el desem­pe­ño mien­tras se es­tá tra­ba­jan­do. Yo apren­dí co­mo se ha­cía an­tes, en te­rreno, pe­ro hoy quien quie­ra apren­der de­be ha­cer el cur­so pri­me­ro. Ac­tual­men­te no se per­mi­te en los tra­ba­jos que uno ande en­se­ñán­do­le a una per­so­na arriba de la má­qui­na. - ¿Se le pa­ga bien a un ope­ra­dor de re­tro­ex­ca- va­do­ra?

- An­ti­gua­men­te era me­jor pa­ga­do, por­que ac­tual­men­te hay mu­cha ma­qui­na­ria y tam­bién har­tos ope­ra­do­res.

-

¿El com­pi­pa que quie­ra dar el sal­to pa’ ma­ne­jar ma­qui­na­ria pe­sa­da de­be pa­gar­se el cur­so?

- Sí. A me­nos que el pa­trón le ten­ga mu­cha con­fian­za y se lo pa­gue.

-

¿Qué con­se­jos le da­ría al jor­nal que quie­re de­jar la pa­la y el chu­zo por un co­lo­so co­mo el que us­ted ma­ne­ja?

- Si al­guien quie­re apren­der ma­qui­na­ria, a lo me­jor va a em­pe­zar por lo más chi­co, co­mo lo ha­cen to­dos. Pue­de ser a tra­vés de los mi­ni­car­ga­do­res o “ga­tos”, co­mo se les lla­ma co­mún­men­te, lue­go vie­nen las re­tro­ex­ca­va­do­ras, et­cé­te­ra.

- ¿Le gus­ta su re­ga­lo­na Ford?

- Me gus­ta es­ta pe­ga, de he­cho, nun­ca me qui­se cam­biar, por­que tu­ve la opor­tu­ni­dad de tra­ba­jar en otras má­qui­nas. Me gus­ta es­te mo­de­lo, es más di­ver­so, por­que us­ted pue­de ope­rar­la de ma­ne­ra fron­tal y tam­bién por atrás con el agui­jón.

- ¿Son fá­ci­les de ma­nio­brar?

- Sí, es igual co­mo cuan­do uno se com­pra un au­to y con el tiem­po ya lo tie­ne do­mi­na­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.