La im­por­tan­cia de las maquinarias en la cons­truc­ción

La Cuarta - El Constructor - - PREVENCIÓN -

Ya sea en cons­truc­ción o en mi­ne­ría, en­tre otros sec­to­res de la in­dus­tria en ge­ne­ral, el arrien­do de ma­qui­na­ria y equi­pos es un ele­men­to im­por­tan­te en di­ver­sos pro­yec­tos, por lo que exis­ten en el mer­ca­do pro­vee­do­res con una com­ple­ta ga­ma de pro­duc­tos de dis­tin­to ta­ma­ño y pres­ta­cio­nes, que se com­ple­men­tan con una va­ria­da pro­pues­ta en ma­te­ria de ser­vi­cios. Un arrien­do per­mi­te, por lo ge­ne­ral, te­ner el equi­po en obra prác­ti­ca­men­te de for­ma in­me­dia­ta. Las com­pras, en cam­bio, re­quie­ren ma­yo­res pla­zos para la pues­ta en mar­cha, tam­bién im­pli­can el en­tre­na­mien­to de los ope­ra­do­res, y el co­no­ci­mien­to so­bre la mantención del equi­po. La ex­pe­rien­cia de las com­pa­ñías arren­da­do­ras per­mi­te dis­mi­nuir con­si­de­ra­ble­men­te es­tos pla­zos.

Por otro la­do, el pa­go de arrien­do po­dría ser só­lo por uso efec­ti­vo de la ma­qui­na­ria, el que se pac­ta­ría me­dian­te un con­tra­to, evi­tan­do así pa­gos por tiem­po ocio­so o bien ob­te­nien­do ta­ri­fas me­no­res por con­cep­tos stand by. Es­ta me­di­ción se rea­li­za me­dian­te un ho­ró­me­tro.

Un con­tra­to de arrien­do puede te­ner in­clui­da tam­bién la mantención del equi­po, lo que per­mi­te al man­dan­te aho­rrar es­te car­go fi­jo. Los arren­da­do­res, ha­bi­tual­men­te cuen­tan con ro­bus­tas áreas de mantención, pues­to que te­ner ma­qui­na­ria de­te­ni­da mer­ma sus uti­li­da­des. De­pen­dien­do de la cri­ti­ci­dad del equi­po ren­ta­do, el man­dan­te po­dría pac­tar la re­po­si­ción in­me­dia­ta en ca­so de de­ten­cio­nes pro­lon­ga­das del re­cur­so. De es­ta ma­ne­ra la ope­ra­ción/pro­duc­ción es con­ti­nua. De­pen­dien­do de los pla­zos y ren­di­mien­tos es­pe­ra­dos en el pro­yec­to, es al­ta­men­te pro­ba­ble que el nú­me­ro de ma­qui­na­ria sea va­ria­ble a lo lar­go de la vi­da útil de la obra, por lo tan­to, es es­pe­ra­ble te­ner pe­río­dos con al­ta de­man­da de ma­qui­na­ria y pe­río­dos más ba­jos. El arrien­do per­mi­te sa­tis­fa­cer es­tos re­que­ri­mien­tos prác­ti­ca­men­te a la me­di­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.