LAS ME­JO­RES TÉC­NI­CAS PA­RA CUI­DAR LA MA­DE­RA DE UNA TE­RRA­ZA.

Es­te ti­po de cons­truc­ción es­tá ex­pues­ta a la ac­ción de la hu­me­dad, la llu­via y, prin­ci­pal­men­te, el sol, cu­yos ra­yos UV da­ñan la su­per­fi­cie de la ma­de­ra.

La Cuarta - El Constructor - - PORTADA - JORGE PAR­DO jorge.par­do@la­cuar­ta.cl

Ade­más, co­mo es un ma­te­rial de­gra­da­ble, la es­truc­tu­ra tam­bién su­fre el ata­que de mi­cro­or­ga­nis­mos, hon­gos, in­sec­tos y ter­mi­tas. Pa­ra evi­tar el de­te­rio­ro, si­ga es­tos con­se­jos.

Al mo­men­to de es­co­ger el bar­niz más ade­cua­do, es im­por­tan­te que con­si­de­re fac­to­res co­mo: pro­tec­ción UV (fun­da­men­tal cuan­do la ma­de­ra es­tá ex­pues­ta al sol); pro­tec­ción hi­dro­rre­pe­len­te (re­du­ce el va­por de agua de la ma­de­ra), pro­tec­ción fun­gi­ci­da (eli­mi­na hon­gos), y pro­tec­ción in­sec­ti­ci­da (evi­ta las ter­mi­tas).

Ojo con la se­gu­ri­dad

Ca­si to­dos los pro­duc­tos pro­tec­to­res de ma­de­ra son in­fla­ma­bles y mu­chos con­tie­nen sol­ven­tes or­gá­ni­cos. Pa­ra que fun­cio­nen ade­cua­da­men­te siem­pre se de­be pro­cu­rar la apli­ca­ción en lu­ga­res con bue­na ven­ti­la­ción y con to­das las me­di­das de se­gu­ri­dad, co­mo im­ple­men­tos de pro­tec­ción res­pi­ra­to­ria (mas­ca­ri­lla). Los en­va­ses de­ben per­ma­ne­cer bien ce­rra­dos pa­ra evi­tar la eva­po­ra­ción a su se­ca­do. De­ben guar­dar­se en un lu­gar fres­co, le­jos del fue­go y chis­pas y man­te­ner fue­ra del al­can­ce de ni­ños.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.