Co­noz­ca la for­ma más fá­cil para re­cu­pe­rar y pro­te­ger mue­bles que es­tán a la in­tem­pe­rie.

La si­guien­te téc­ni­ca sir­ve para me­jo­rar el mo­bi­lia­rio des­gas­ta­do, sin co­lor, con ra­yo­nes y/o des­cas­ca­ra­do. Pue­de apli­car­la en los mue­bles que se en­cuen­tran al in­te­rior del ho­gar, y es­pe­cial­men­te para los que se usan en el ex­te­rior.

La Cuarta - El Constructor - - PORTADA -

Los agen­tes no­ci­vos pre­sen­tes en el me­dio am­bien­te per­ju­di­can la ma­de­ra que per­ma­ne­ce al ai­re li­bre. El vien­to, la llu­via y el sol le afec­tan, así co­mo el pa­so del tiem­po. Una ma­ne­ra de re­cu­pe­rar­la es con la apli­ca­ción de bar­niz, un pro­duc­to pen­sa­do para es­te pro­pó­si­to. Un da­to im­por­tan­te es que, al mo­men­to de ad­qui­rir el bar­niz, es­co­ja uno que ten­ga fil­tro UV, que sea ca­paz de re­pe­ler el agua y sea fun­gi­ci­da e in­sec­ti­ci­da, para evi­tar la en­tra­da de ter­mi­tas.

PA­SO 1

Con una bro­cha, apli­que a la su­per­fi­cie de la ma­de­ra una can­ti­dad de re­mo­ve­dor uni­ver­sal. Es­te pro­duc­to le ayu­da­rá a sol­tar la pri­me­ra ca­pa de la an­ti­gua pro­tec­ción.

PA­SO 4

Fi­nal­men­te, apli­que el bar­niz si­guien­do la ve­ta de la ma­de­ra. Pro­cu­re leer las ins­truc­cio­nes del en­va­se del pro­duc­to para su apli­ca­ción.

PA­SO 2

Pa­se el ras­pa­dor por to­da la su­per­fi­cie con el ob­je­ti­vo de sa­car el re­ves­ti­mien­to an­ti­guo, su­cie­dad y hu­me­dad que pue­dan es­tar pre­sen­tes. Uti­li­ce la he­rra­mien­ta con mo­vi­mien­tos lar­gos y en di­rec­ción de las ve­tas de la ma­de­ra.

PA­SO 3

Para con­se­guir una bue­na ter­mi­na­ción

de la ma­de­ra, pri­me­ro pa­se una li­ja grue­sa. Es­ta ac­ción le ayu­da­rá a re­ti­rar im­per­fec­cio­nes y a em­pa­re­jar los des­ni­ve­les o mar­cas que ha­ya de­ja­do el ras­pa­dor. Pos­te­rior­men­te, pa­se una li­ja fi­na para con­se­guir una su­per­fi­cie pa­re­ja y li­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.