AD­HE­SI­VOS A TO­DA PRUE­BA

ES­TOS PRO­DUC­TOS CUEN­TAN CON UNA GRAN ACEP­TA­CIÓN DA­DA SU VER­SA­TI­LI­DAD PA­RA ADAP­TAR­SE A CUAL­QUIER PRO­YEC­TO CONS­TRUC­TI­VO.

La Cuarta - El Constructor - - PORTADA - Jor­ge Pardo Soto

Es­tos pro­duc­tos pre­sen­tan com­pa­ra­das ven­ta­jas con otros mé­to­dos de unión, en la apli­ca­ción de ma­te­ria­les co­mo cris­tal, plás­ti­co, me­ta­les y ce­rá­mi­cos, en­tre otros.

El mun­do de los ad­he­si­vos es am­plio. Exis­ten so­lu­cio­nes pen­sa­das pa­ra pro­yec­tos exi­gen­tes en la cons­truc­ción, co­mo por ejem­plo pro­duc­tos pa­ra an­cla­jes, has­ta los más sen­ci­llos di­ri­gi­dos al ho­gar que re­em­pla­zan las fi­ja­cio­nes me­cá­ni­cas, y que per­mi­ten pe­gar mol­du­ras o co­lo­car un cua­dro, en­tre otros. Tam­bién es­tán los clá­si­cos pe­ga­men­tos de cau­cho sin­té­ti­co (neo­preno) y la co­la fría; por otro la­do destacan los pro­duc­tos pa­ra re­ves­ti­mien­tos de pi­sos, co­mo al­fom­bras ce­rá­mi­cas, pi­sos plás­ti­cos; ad­he­si­vos pa­ra pa­pel mu­ral.

Se ha­bla de un pe­ga­men­to no me­tá­li­co el cual es ca­paz de unir dos sus­tra­tos me­dian­te los me­ca­nis­mos de ad­he­sión, desa­rro­lla­dos en­tre el ad­he­si­vo y el sus­tra­to, y los me­ca­nis­mos de cohe­sión, ori­gi­na­dos al in­te­rior del pro­pio pro­duc­to. Es­te ti­po de ma­te­rial, al re­fe­rir­se co­mo no me­tá­li­cos, se ha­bla de ma­te­ria­les com­pues­tos por po­lí­me­ros or­gá­ni­cos. Se en­cuen­tran en un es­ta­do lí­qui­do cuan­do se apli­can y se trans­for­man a un es­ta­do só­li­do tras su pos­te­rior cu­ra­do o en­du­re­ci­mien­to.

Ti­pos de ad­he­si­vos Se pue­den cla­si­fi­car de la si­guien­te ma­ne­ra:

Por su for­ma de apli­ca­ción - Ad­he­si­vos ter­mo­plás­ti­cos - Ter­moes­ta­bles

- De con­tac­to

- ‘Hot melt’ o fu­sión en ca­lien­te

Por su ori­gen sin­té­ti­co - Re­si­nas epo­xi - Re­si­nas de po­liés­ter - Re­si­nas vi­ní­li­cas

Por su ori­gen na­tu­ral

- Co­la de ani­mal (co­lá­geno de ma­mí­fe­ros)

- Co­la de so­ja

- Go­ma ará­bi­ga

Ven­ta­jas Pre­sen­tan cla­ros be­ne­fi­cios com­pa­ra­dos con otros mé­to­dos de unión. Por ejem­plo, per­mi­ten unio­nes

de sus­tra­tos con di­fe­ren­tes geo­me­trías, ta­ma­ños y com­po­si­ción. De es­te mo­do se pue­den unir cris­ta­les, plás­ti­cos, me­ta­les o ma­te­ria­les ce­rá­mi­cos.

- Sin co­rro­sio­nes: eli­mi­na la co­rro­sión aso­cia­da a la unión de me­ta­les di­fe­ren­tes con dis­tin­to po­ten­cial gal­vá­ni­co. Por ejem­plo, la unión

de ace­ro con alu­mi­nio. - Nu­la de­for­ma­ción: otra ven­ta­ja es que no pro­du­ce

de­for­ma­ción en las pie­zas o sus­tra­tos, eli­mi­nan­do los pro­ce­sos de rec­ti­fi­ca­do, re­du­cien­do el cos­to de fa­bri­ca­ción y me­jo­ran­do la es­té­ti­ca del pro­duc­to fi­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.