“Me en­can­tó”, nos di­jo la in­vi­ta­da…

Es­ta pie­za de los Nos pu­si­mos cui­cos y fa­mi­lia­res y pro­ba­mos con el eco­ló­gi­co fran­chu­tes de los che­vro­nes: el C4 Pi­cas­so mo­tor BlueHDi.

La Cuarta - En Cuatro ruedas - - CONSEJOS -

Sa­li­mos un sá­ba­do y la lo­ca no di­jo ni pío por el me­dio au­to en el que la pa­sa­mos a bus­car. Pio­la igual. El do­min­go, de pa­seo por to­do lo que es pre­cor­di­lle­ra ca­pi­ta­li­na, ya le cam­bió el ca­ra­cho, an­dá­ba­mos con tres bro­cas más y el al­muer­zo es­tu­vo ba­cán. Cuan­do se ba­jó nos co­mió la cu­rio­si­dad y le pre­gun­ta­mos qué le ha­bía pa­re­ci­do el to­co. Mi­ró con ex­pre­sión se­gu­ra y lan­zó dos vo­ca­blos con­tun­den­tes: “Me en­can­tó”.

Era que no, si el C4 Pi­cas­so de Ci­troën es pu­ra sua­vi­dad y van­guar­dia, puh chi­qui­llos… Y es­pa­cio, pfff… Ade­más de los sie­te com­pi­pas que po­de­mos ir en sus tres fi­las de asien­tos, hay el manso es­pa­cio pa­ra po­ner cuan­to ca­chi­va­che se nos ocu­rra en la zo­na del ma­le­te­ro o de­ba­jo de los asien­tos.

Si que­re­mos re­mol­car al­gún ca­rri­to o al­gu­na otra pa­ya­sá, te­ne­mos que el to­co es ca­paz de ti­rar un pe­so de 675 ki­los (sin frenos y 1.500 ki­los con frenos).

La jo­yi­ta, por su ade­lan­ta­da tec­no­lo­gía de mo­to­res, lan­za emi­sio­nes -léa­se co­chi­nás- ul­tra ba­jas a la Pa­cha­ma­ma, es­to sin du­da es­tá re­la­cio­na­do con el fi­le­te con­su­mo de com­bus­ti­ble: 21 km/li­tro co­mo pro­me­dio, o sea pen­san­do que en­ci­ma el pe­tró­leo cues­ta me­nos de 5 gam­bi­tas el li­tro te­ne­mos flor de to­co en­tre ma­nos.

El apar­ta­do de se­gu­ri­dad

Ade­más del manso y fi­le­te an­dar, en la ca­bi­na hay ca­le­ta de so­lu­cio­nes ma­teas pa­ra de­jar y guar­dar co­sas y ca­chi­va­ches.

y co­mo­di­da­des es más gran­de que el co­ra­zón del Rey Arturo, así que si al­guno tie­ne la man­sa­cue de te­ner es­ta jo­yi­ta al­gún día, no nos que­da más que fe­li­ci­tar­lo. Es un ma­qui­nón que sa­le ca­roz­zi, pe­ro que va­le ca­da pe­so que Ci­troën pi­de por él. ¿Nues­tra in­vi­ta­da a pa­sear dos días en el C4 Pi­cas­so? Je, nos lla­mó pa­ra ver si nos jun­tá­ba­mos de nue­vo. ¿Se­rá el au­to o se­ré yo, maes­tro? Con­ti­nua­rá…

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.