Y tus ma­nos en mi cin­tu­ra…

Nos pu­si­mos te­rri­bles de on­de­ros y nos subimos al scoo­ter más im­por­tan­te de la hi­so­tria: la Ves­pa, pe­ro en su ver­sión más co­to­ta, ve­loz y po­ten­te: la GTS 300.

La Cuarta - En Cuatro ruedas - - CONSEJOS -

En 4R le da­mos la bien­ve­ni­da a la es­ta­ción más ri­coi­de del year y lo ha­ce­mos con­tán­do­les la ex­pe­rien­cia ba­cán que vi­vi­mos ma­ne­jan­do la Ves­pa más ase­rru­cha­do­ra y po­ten­te de la his­to­ria. Y no es po­co, ya que es­ta ma­ra­vi­lla que for­ma par­te de la his­to­ria mo­der­na, es­tá so­plan­do 70 ve­li­tas.

La usa­mos ca­le­ta en ciu­dad, don­de abri­mos las pe­pas pa­ra con­tar­les que aun­que se ve scoo­ter y chi­co­ca, es po­wer. Su mo­tor 300, muy por en­ci­ma de lo que se es­ti­la en es­te seg­men­to de mo­to­ne­tas, sa­ca a re­lin­char 21,5 ca­ba­lle­tes

Los ga­llos de Gil­de­meis­ter Mo­tos traen ma­le­tas, cas­cos, guan­tes, ro­pa y ad­he­si­vos pa­ra ir per­so­na­li­zan­do tu Ves­pa GTS 300.

for­ta­chos. En­ton­ces la Ves­pa GTS 300 sa­le so­plá. Es pu­len­to me­ter­se en las au­to­pis­tas ur­ba­nas o en las ca­rre­te­ras ya que gra­cias a su mo­tor­ce­te lle­ga sin dra­mas a los 120 km/ho­ra y al­go más.

Tie­ne par­tes es­tra­té­gi­cas don­de lle­var co­sas y ca­chi­va­ches, per­so­na­les o de nues­tros pi­tu­tos. Gran com­pa­ñe­ra ( guan­te­ra fren­te a nues­tras ro­di­lli­tas, de­ba­jo del asien­to, pa­ra lle­var la mo­chi­la en la ba­se y afir­mar­la en un gan­chi­to).

La gen­te has­ta se vuel­ve ama­ble cuan­do nos ven que va­mos en es­ta lin­du­ra de dos rue­das y pu­ro es­ti­lo ita­liano. “Uy, mi­ji­to, mi ma­ri­do tu­vo una igua­li­ta”, nos di­jo una co­que­ta abue­la que aso­mó la tes­ta des­de un SUV en­te­ro cui­co.

En las cur­vas y gi­ros, la es­ta­bi­li­dad an­da 10 pun­tos y co­mo igual es es­bel­ta y no al­can­za a me­dir dos me­tros de lar­go, es re bue­na pa­ra sa­lir de con­ges­tio­nes y cuá­ti­cas en esa on­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.