To­me Spin y ha­ga… ¡Fa­mi­lia!

vi­ve en el ca­tá­lo­go de Una mi­ni­van sú­per in­tere­san­te ciu­dad y ru­ti­ta. La Spin tie­ne Che­vro­let y la cho­fe­rea­mos en sie­te pe­ri­cos. asien­tos pa­ra que va­yan has­ta

La Cuarta - En Cuatro ruedas - - EL DATAZO -

Des­de San­tia­go a la Quin­ta Re­gión vi­vi­mos la ex­pe­rien­cia de cho­fe­rear es­ta fa­mi­liar de la mar­ca grin­ga y que re­pre­sen­ta el man­so atractivo pa­ra cla­nes con har­to chi­qui­llo chi­co e hi­jos que les gus­ta in­vi­tar a ami­gui­tos a los pa­seos que or­ga­ni­zan ma­má y pa­pá.

Se ve pi­ru­la y sus cua­tro puer­tas la­te­ra­les se abren co­mo las de un to­co nor­mal (se­dán o hatch­back) sin re­cu­rrir a las puer­tas co­rre­di­zas. Sí tie­ne un por­ta­lón tra­se­ro que de­ja el me­dio es­pa­cio pa­ra car­gar­la. Ojo acá, si es­tán las tres fi­las dis­pues­tas pa­ra ser ocu­pa­das por te­rrí­co­las, que­da un es­pa­cio pi­chi­ru­che de­trás de los dos asien­tos fi­na­les. Cla­ro que la Spin nos de­ja aba­tir esa fi­la y la del me­dio tam­bién, y ahí la zo­na de car­ga cre­ce ca­le­ta has­ta 1.068 li­tros. O sea, ca­si pa­ra ayu­dar en un flete o cam­bio de ca­sa.

Las llan­tas de alea­ción 15” tie­nen muy bue­na pin­ta pe­ro cree­mos que ha­brían que­da­do me­jor unas un pe­lín más gran­de. Es­ta mi­ni­van fa­mi­liar tam-

bién ti­ra sua­ve pin­ta­cha con la gri­lla de­lan­te­ra cro­ma­da, los ne­bli­ne­ros fron­ta­les y las ba­rras de te­cho que re­fuer­zan tan­to su look co­mo su uti­li­dad.

¿Se­gu­ro can­gu­ro? Che­vro­let, en es­te ítem cla­ve so­bre to­do en un to­co don­de via­ja el clan, des­ta­ca fre­nos con ABS y sis­te­ma de dis­tri­bu­ción de fre­na­da, do­ble air­bag fron­tal, sen­so­res de re­tro­ce­so y alar­ma an­ti­rro­bo (las dos ver­sio­nes le lle­van es­ta co­sia­ca). En cuan­to a air­bags, só­lo cuen­ta con do­ble fron­tal.

A 120 km/ho­ra por ca­rre­te­ra an­da sua­ve, sin aho­gos, pe­ro cree­mos que gas­ta har­to más que si la lle­va­mos a gam­bi­ta, pio­la (tie­ne con­trol cru­ce­ro). El rui­do ex­te­rior es­tá bien ais­la­do y los asien­tos son có­mo­dos, aun­que atrás me­jor no me­ter a nin­gún re­ga­lón de la olla. La pan­ta­lla touch de 7 pul­ga­das de­ja en­la­zar nues­tro ce­lu­lí­ti­co, con to­dos sus ca­chi­va­ches.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.