Mí­ra­lo des­de es­te Pris­ma

Pro­ba­mos la ver­sión au­to­má­ti­ca del mo­de­lo con el que Che­vro­let jue­ga sus car­tas en el plano de se­da­nes com­pac­tos, ma­le­te­ro gran­de y har­ta con co­nec­ti­vi­dad.

La Cuarta - En Cuatro ruedas - - NEWS -

Más de al­guien des­li­za­rá un co­men­ta­rio en el tono de “qué bo­ni­to”… “se ve co­mo ele­gan­te”. Lo cual es bueno. Pe­ro por fa­vor, que na­die es­pe­re que le di­gan al­go en el or­den de “de­por­ti­vo”, por­que el Pris­ma no es eso, por más que su fa­bri­can­te lo pre­go­ne co­mo dis­cur­so ofi­cial. En cam­bio, y es­to hay que ad­mi­tir­lo, es un cua­tro puer­tas con atrac­ti­vas lí­neas de di­se­ño, al­gu­nas geo­mé­tri­cas, jus­tas, lo que in­clu­so al­gu­nos pue­den lla­mar mi­ni­ma­lis­ta. Co­mo fue­se, el se­dán con el que Che­vro­let re­em­pla­zó al So­nic su­ma pun­tos a fa­vor por su apa­rien­cia. No es un ca­rro gran­do­te ni mu­cho me­nos, pe­ro den­tro de sus 4,2 me­tros sa­be dis­po­ner de un muy sa­ca­dor de apu­ros ma­le­te­ro con 500 li­tros.

El in­te­rior re­fie­re ac­tua­li­dad. De in­me­dia­to. Acá tam­po­co re­ci­bi­re­mos el pi­ro­po de “de­por­ti­vo”, pe­ro de se­gu­ro ha­brá ala­ban­zas. Fun­da­men­tal­men­te por su con­so­la de pro­por­cio­nes si­mé­tri­cas, aun­que le de­be­mos ano­tar una deu­da por la du­re­za de sus su­per­fi­cies in­te­rio­res de re­ves­ti­mien­to. Don­de el mo­de­lo jue­ga a ga­na­dor es con su sis­te­ma mul­ti­me­dia MyLink, que des­ta­ca por su ver­sa­ti­li­dad y ni­vel de co­nec­ti­vi­dad, in­clu­yen­do blue­tooth, pan­ta­lla tác­til de 7 pul­ga­das y com­pa­ti­bi­li­dad con An­droid Au­to y Ap­ple Car­Play. Con to­do, el Pris­ma reúne los re­qui­si­tos pa­ra de­jar fe­li- ces a sus nue­vos due­ños. So­bre to­do cuan­do lle­ga la ho­ra de ace­le­rar, mo­men­to en el que de­be­mos so­pe­sar la ac­ción de su mo­tor ga­so­li­ne­ro de 1.4 li­tros, un blo­que que se co­no­ce en­tre al­gu­nos coches del cor­ba­tín, pe­ro que en el ca­so de Pris­ma re­ci­bió ajus­tes y pues­tas a pun­to pa­ra de­jar­lo más li­ge­ro y efi­cien­te. Co­mo con­du­ji­mos la ver­sión con ca­ja au­to­má­ti­ca, no te­ne­mos una gran opi­nión de su ser “pi­ca- dor”, pe­ro sí una bue­na im­pre­sión en cuan­to vi­bra­cio­nes, rui­do y po­si­bi­li­da­des pa­ra to­mar sin pro­ble­mas la que man­da en la ca­rre­te­ra y co­mo má­xi­ma: 120 km/ho­ra. Tam­bién ave­ri­gua­mos so­bre sus man­ten­cio­nes y son me­nos cos­to­sas que la de sus com­pe­ti­do­res di­rec­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.