De pul­gui­ta a

Juan Pa­blo Que­ral­tó se con­so­li­da en el “13”

La Cuarta Espectacular - - Esp -

- Tra­ba­jé dos años y me echa­ron, en ese mo­men­to lle­gó Vi­ñue­la y otra gen­te, en­ton­ces se hi­cie­ron cam­bios en el equi­po. Ahí me fui a tra­ba­jar a La Cuar­ta, en el su­ple­men­to “Vi­da Afec­ti­va y Se­xual”, don­de tam­bién tra­ba­jé cer­ca de dos años y al­go, has­ta que tu­ve que ha­cer mi prác­ti­ca. - ¿Dón­de hi­zo la prác­ti­ca? - Me fui a pro­bar, y me me­tí en el ma­ti­nal “Gen­te co­mo Tú”, en Chi­le­vi­sión, don­de es­ta­ba Leo Ca­pri­le y la Mar­ce­la Va­ca­rez­za. Ahí co­men­cé de a po­co a me­ter­me en cá­ma­ra. - ¿Có­mo es eso? - Era no­te­ro, en­ton­ces de a po­qui­to co­men­cé a lo­grar que se me vie­ra la mano. Lue­go el co­do, y de ahí le pe­día al ca­ma­ró­gra­fo que me pu­sie­ra la mi­tad de la ca­ra y co­men­cé a apa­re­cer, aun­que fue­ra un po­qui­to, en pan­ta­lla. - ¿Cuál fue el pri­mer salto que te pe­gas­te co­mo no­te­ro? - Con Mar­lén Oli­va­rí, pa­ra el Fes­ti­val de Vi­ña. La gracia era ha­cer fa­rán­du­la jun­to a la Fran García-Huidobro y Ro­ber­to Due­ñas. Ellos es­ta­ban en el pa­nel y yo ha­cía los en­la­ces, y jus­to se for­mó el ata­do en­tre la Mar­lén y el “Pe­lu­che”, lo que me dio la po­si­bi­li­dad de es­tar jun­to a la Fran, y en­tre los dos co­men­za­mos a ha­cer los en­la­ces, ahí me me­tí con to­do. - ¿Ese fue el pa­so al “SQP”? - Pri­me­ro en­tré co­mo no­te­ro, me acos­ta­ba a las 2 de la mañana, y al otro día es­ta­ba ahí de vuel­ta. - ¿Có­mo lle­gas al pa­nel? - Na­ta­lia Frei­re, que era mi je­fa en ese tiem­po, un día en Vi­ña me di­ce “mañana te quie­ro en el pa­nel”. Yo no que­ría, pe­ro ella me di­jo que co­mo pe­rio­dis­ta en te­rreno sa­bía me­jor que na­die lo que es­ta­ba pa­san­do. - ¿Hace cuán­to fue es­to? - Hace 7 años más o me­nos, y me da­ban un bono de 300 lu­cas, me acuer­do. Re­cién hace 6 años que fir­mé mi pri­mer con­tra­to de ros­tro. - Con la pu­ra plu­ma… - De atrás pi­ca el in­dio. En­tré tam­bién a “Sin­Ver­güen­za”, con Karol y Fa­loon, has­ta que los sa­qué del pro­gra­ma, ja­ja­já, men­ti­ra. Pe­ro me que­dé en “Sa­bin­go” y la con­duc­ción de “SQP”, ahí co­men­zó la ca­rre­ra co­mo per­so­na­je más pú­bli­co. - ¿Có­mo fue cuan­do te lla­man de Ca­nal 13? - Fue bien in­tere­san­te, por­que Mar­tín (Cárcamo) siem­pre qui­so que me fue­ra, me pre­gun­ta­ba cuan­do se me aca­ba­ba el con­tra­to, si te­nía ga­nas de ir­me al “13”. Él me con­tó su historia pro­fe­sio­nal, y me ex­pli­có las co­sas que me po­dían be­ne­fi­ciar de pe­gar­me el salto, ha­blan­do de otros te­mas y no só­lo la fa­rán­du­la, y de­jar de ser el co­pu­chen­to. Mar­tín fue un pa­drino en es­ta en­tra­da. - ¿Con­ten­to, te­me­ro­so o an­sio­so por lo que se vie­ne? - ¡No lle­va­ba ni 15 días y me me­tie­ron al bai­le! ¡Ni un mes y me­dio y me me­tie­ron a la “Mo­vi­da del Fes­ti­val”! Aho­ra es­toy en el “so­cial room” en “The Voi­ce”, que ha si­do fas­ci­nan­te, por­que mi sue­ño era ha­cer al­go tam­bién en el pri­me. - ¿Que­das­te con gus­to a po­co? Ya se te aca­bó el co­ci­do noc­turno. - Pa­ra ser sin­ce­ro, que­dé con gus­to a po­co, fue­ron 3 pro­gra­mas en vi­vo y me hu­bie­se en­can­ta­do que du­ra­ra 2 me­ses más. A uno le que­da gus­tan­do la pi­ca­da del bi­chi­to de la con­duc­ción, pe­ro creo que to­do se va unien­do y se vie­nen co­sas me­jo­res.

Al­gu­na vez tra­ba­jé en La Cuar­ta, en el su­ple­men­to ‘Vi­da Afec­ti­va y Se­xual’, fue­ron lin­dos años”. Mar­tín Cárcamo in­flu­yó mu­cho en mi lle­ga­da a Ca­nal 13, siem­pre me ha­bla­ba de los be­ne­fi­cios de un cam­bio”. Juan Pa­blo Que­ral­tó, un se­ñor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.