VI

La Cuarta Espectacular - - ESP -

- ¿Có­mo vi­vis­te esos años en que es­tu­vis­te ale­ja­do de El Pa­ta­gual?

- Si me tu­ve que ale­jar, nun­ca fue por­que qui­sie­ra. Ter­mi­né con­tra­to con el canal que te­nía los de­re­chos de Olmué y me fue im­po­si­ble, pe­ro el Fes­ti­val es lo me­jor, hoy es­toy en la mía.

- Te fal­ta po­qui­to ya pa’ ser Hi­jo Ilus­tre de la co­mu­na, oye...

- ¡Más o me­nos, ja­ja­já! Es que me lle­vo muy bien con to­da la gen­te en Olmué, de ver­dad con­si­de­ro que es co­mo mi casa. - ¿Có­mo na­ció esa pa­sión por el “Eterno”? - Ima­gí­na­te, mi pa­dre wan­de­rino y mis dos her­ma­nos son chun­chos. Yo sa­lí co­lo­co­lino no­más, es por la por­fía y el va­lor del equi­po que soy así.

- ¿Lo va­ci­la­ron mu­cho en esa ruta?

- Yo me hi­ce al­bo en el ca­mino, cuan­do vi los re­la­tos del equi­po en la ra­dio, ahí sen­tí la pa­sión que has­ta el día de hoy lle­vo en mi in­te­rior. Nin­gu­na bur­la me ha­ría cam­biar. ¿Cuál fue tu apor­te al pro­gra­ma?

- Lle­gué a un tre­men­do equi­po, creo que mi se­llo le per­mi­tió al pro­gra­ma rein­ven­tar­se en su éxi­to. Yo sim­ple­men­te per­te­ne­cía a un equi­po de gran­des fi­gu­ras, el éxi­to se de­be a eso…

Ca­pri­le fue, du­ran­te años, amo y se­ñor de El Pa­ta­gual, has­ta don­de vuel­ve es­te año con TVN. Es el úni­co ca­ci­que en su fa­mi­lia. Es­tu­vo un año, pe­ro mar­có una eta­pa. In­ven­tó una for­ma de ha­cer te­le.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.