Las su­per­po­de­ro­sas del FES­TI­VAL

La Cuarta Espectacular - - NEWS -

A Car­la Ruz, la Pro­duc­to­ra Ge­ne­ral del Fes­ti­val de Vi­ña, le di­cen “la je­fa”. Con más de 116 per­so­nas a car­go de me­ter mano en tiem­po récord en el es­ce­na­rio fes­ti­va­le­ro, su ofi­ci­na vi­ña­ma­ri­na es­tá le­jos de la pla­ya. De he­cho, es­tá en­cla­va­da en el meo­llo mis­mo: en el pa­si­llo de los ar­tis­tas, en el pi­so -1, y du­ran­te la trans­mi­sión es­tá al la­do de los ani­ma­do­res y salida de los astros.

“El Fes­ti­val de Vi­ña es nues­tro Su­per­bowl sud­ame­ri­cano, ab­so­lu­ta­men­te. Por la can­ti­dad de per­so­nas, el equi­pa­mien­to que exis­te y los días de trans­mi­sión, no hay na­da que se le acer­que”, con­clu­ye la “Je­fa”. - ¿Qué ha si­do lo más ru­do que te ha to­ca­do? - Lo más gra­ve que me ha to­ca­do vi­vir fue des­pe­dir a una per­so­na dos días an­tes de la trans­mi­sión ofi­cial. - ¡Ufff! ¿A qué ho­ra par­ten tus jor­na­das fes­ti­va­le­ras? - Par­ten a las 8 de la ma­ña­na, los téc­ni­cos lle­gan a las 6, que es el equi­po que es­tá en la no­che y ter­mi­na­mos a las 4 de la ma­dru­ga­da, cuan­do fi­na­li­za el show y de­ja­mos todo an­dan­do pa­ra el otro día.

- De tus fes­ti­va­les, ¿cuál re­cuer­das co­mo el día más di­fí­cil? - De lo que ha pa­sa­do, Sting y de es­te año Isa­bel Pan­to­ja. En el ca­so de ella, por la can­ti­dad de gen­te que mo­ve­rá en el es­ce­na­rio, es una ban­da sin­fó­ni­ca que no tie­ne nin­gu­na re­la­ción con una ban­da de cua­tro o cin­co mú­si­cos. Pa­ra des­mon­tar, en­tra­rán unas 50 per­so­nas a sa­car su pues­ta en es­ce­na. - Pa’ tan­ta pega, de­ben te­ner el tí­pi­co gru­po de “wa­sap”, ¿cier­to? - Te­ne­mos gru­po de “wa­sap” “Vi­ña 2015-Vi­ña 2018”, que es nues­tro úl­ti­mo pe­río­do de con­tra­to. Ten­go otros chats, co­mo “Chi­cos Quin­ta”, “Com­pe­ten­cia”, otro gru­po con el ju­ra­do, ar­tis­tas... ¡Es te­rri­ble, es­toy en to­dos!, pero en to­dos ten­go tiem­po pa­ra con­tes­tar­les. - El año pa­sa­do, cuan­do Me­rua­ne de­cía “apaga la luz”, ¿se lo de­cía a tu equi­po? - (Ri­sas) Me­rua­ne, sin co­men­ta­rios. - ¿Qué no se pue­de ha­cer en tu equi­po? - Ocul­tar in­for­ma­ción, ser des­leal el equi­po, por­que es un gru­po de ami­gos. Lo vi­tal es ser res­pon­sa­ble. El res­to, se apren­de. - ¿Per­do­nas pi­fias o con­do­ros? Si des­en­chu­fo un ca­ble, así por ser. - No, ese ti­po de co­sas no. Na­da téc­ni­co lo per­dono, no doy se­gun­das opor­tu­ni­da­des. Ca­ta­li­na Yu­din, Pro­duc­to­ra Eje­cu­ti­va de Vi­ña 2017, ha­ce la pega su­cia pa­ra ca­da ver­sión fes­ti­va­le­ra. To­dos los años se arre­man­ga y par­te con los ga­lli­tos pa­ra con­se­guir a los ar­tis­tas y cum­plir con sus pe­di­dos. De he­cho, ya tra­ba­ja pa­ra la pa­rri­lla de Vi­ña 2018. “Hay ar­tis­tas con los que se em­pie­za a con­ver­sar dos años an­tes”, sa­pea. - ¿Es ver­dad que el ol­fa­to pa’ la pa­rri­lla va más por Youtu­be o Spo­tify que los ran­king de acá? - En mi ca­so, me me­to mu­cho en lo que se es­tá es­cu­chan­do afue­ra, lo que sue­na so­bre todo en Mia­mi. Ese es nues­tro pa­rá­me­tro más que las ra­dios chilenas. - Lo peor de tu pega. -Lo peor es no sa­ber si el ar­tis­ta ya es­tá en la Quin­ta Ver­ga­ra. Esa gua­ta apre­ta­da que me hi­zo pa­sar Don Omar y que con Ar­jo­na tam­bién lo vi­vi­mos es te­rri­ble. No es­toy tran­qui­la has­ta que no cru­zo mi­ra­da con el ar­tis­ta. - ¿Qué no aguan­tas ni de­jas pa­sar en una ne­go­cia­ción? - Hay co­sas que ya no tran­so: los de­re­chos de te­le y ra­dio. Me pa­só con un ar­tis­ta que no que­ría el de ra­dio y no vino no­más. A es­ta al­tu­ra, hay co­sas que no tran­sa­mos, el de­re­cho de te­le pa­ra La­ti­noa­mé­ri­ca tampoco. Por ahí pue­de ser te­ma el asun­to de las re­pe­ti­cio­nes y se en­tien­de, por­que hoy los ar­tis­tas vi­ven de su show, los se­llos ya no exis­ten. - ¿Al­go más? - No­so­tros les in­sis­ti­mos a to­dos los ar­tis­tas que ha­gan prue­ba de so­ni­do, lo de­jo por con­tra­to que es­tán obli­ga­dos, co­mo el ca­so de Ale­jan­dro Fer­nán­dez, que no qui­so ha­cer prue­ba y después tu­vo pro­ble­mas. Tam­bién que tie­nen que lle­gar 24 ho­ras an­tes a Vi­ña, y a la Quin­ta una ho­ra an­tes de su show pro­gra­ma­do. - ¿Haz re­ta­do al­gún ar­tis­ta? - Sí. A un ar­tis­ta que es­tá muy vi­gen­te, pero lo hi­ce por­que se co­pe­tea­ron mal en ca­ma­ri­nes. - ¿Un mú­si­co que no trae­rías de nue­vo? - (Ri­sas) A Don Omar, yo no tra­ba­ja­ría de nue­vo con esa per­so­na, por irres­pon­sa­ble, no lle­gó, no se to­mó un avión. No pue­des apa­re­cer en la Quin­ta a la me­dia­no­che cuan­do te­nías que can­tar a las diez.

La pega me­nos fá­cil es ama­rrar a los can­to­res grin­gos, ya que hay que ex­pli­car­les de qué se tra­ta el mam­bo vi­ña­ma­rino. “No­so­tros ha­bla­mos con mon­to­nes de ar­tis­tas. En es­pe­cial con los an­glo, por­que hay que ex­pli­car­les lo que es Vi­ña, ellos pien­san que vie­nen a un fes­ti­val y se ima­gi­nan Lo­lla­pa­loo­za. Por lo mis­mo, te­ne­mos un vi­deo he­cho con los ar­tis­tas an­glo que han ve­ni­do pa­ra que en­tien­dan, esa es nues­tra pri­me­ra conversa, pa­ra que vean que no es tan fá­cil la ne­go­cia­ción co­mo con los la­ti­nos”, de­ve­ló.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.