FLA­VIA ES­TÁ EN LA RI­CA VOLÁ MÍS­TI­CA

Por es­tos días, la po­lo­li de Pa­blo He­rre­ra es­tá mi­li­tan­do jun­to al “Po­llo” Val­di­via en el co­ci­do tras­no­cha­dor de UCV-TV, “Nes­sum Dor­ma”, en un re­gre­so que se pro­du­ce lue­go de que se pe­gó un re­ti­ro pa­cha­má­mi­co de un año. A la fe­cha, no ha de­ja­do su vo­la­da,

La Cuarta Espectacular - - PORTADA -

Mu­sa ins­pi­ra­do­ra de los “uoh, uoh, uoooh” de Pa­blo He­rre­ra se pe­gó una tra­ve­sía mís­ti­ca que has­ta le hi­zo per­der el cu­co al en­cie­rro, cla­ro que igual es­ta­ba echan­do de me­nos la te­vé, así que se re­en­gan­chó con el Po­llo Val­di­via en “Nes­sum Dor­ma”.

LA MIJITA MÁS LIN­DA DE “NES­SUM DOR­MA” ES­TÁ FE­LIZ POR SU RE­GRE­SO AL CO­CI­DO, DON­DE HA­BÍA DE­JA­DO VA­RIOS VIUDOS DES­DE QUE DE­CI­DIÓ PAR­TIR.

Un año pa­só via­jan­do por el mun­do la be­lla Fla­via Fu­ce­nec­co, la chi­qui­lla que aho­ra no­che a no­che alum­bra las pie­zas de los es­pec­ta­do­res de “Nes­sum Dor­ma”, co­ci­do ca­pi­ta­nea­do por Juan Car­los “Po­llo” Val­di­via, quien ha­ce que las no­ches pa­sen más pio­li­tas pa­ra la ba­rra pop lue­go de un ar­duo día de tra­ba­jo. La Fla se au­sen­tó de las lu­ces por un tiem­po, por­que ne­ce­si­ta­ba pa­sar un pro­ce­so, pe­ro aho­ra que vol­vió con tut­ti an­da de lo más con­ten­ta, so­bre to­do por el re­ci­bi­mien­to que tu­vo. “Me ha­cía fal­ta es­ta vuel­ta a mi se­gun­da ca­sa, que es UCV-TV. Co­noz­co ade­más a to­do el mun­do, des­de los pe­rio­dis­tas, pa­san­do por la editora, en­ton­ces fue re­gre­sar a un lu­gar co­no­ci­do don­de me sien­to gra­ta. Es lin­do des­pués de pa­sar un año fue­ra”, sa­ca cuen­tas ja­pis.

- ¿Es­tás en­tre­te­ni­da ha­cien­do el co­ci­do?

- Se me pa­sa vo­lan­do, y eso pa­ra mí es que la co­sa es­tá en­tre­te­ni­da. Ni me doy cuen­ta cuán­do se me fue el tiem­po. - ¿Có­mo fue tu vuel­ta, lle­gas­te a to­car la puer­ta?

- Ha­bía te­ni­do una reunión co­mo un mes y me­dio an­tes de vol­ver a las pan­ta­llas, pe­ro na­da con­cre­to. Y un par de se­ma­nas an­tes de re­gre­sar, me de­ci­dí y qui­se apro­ve­char es­ta nue­va opor­tu­ni­dad pa­ra vol­ver.

- Pa­sas­te por un via­je mís­ti­co, ¿cuál es el lu­gar que más te cam­bió?

- Co­no­cí va­rios paí­ses, pe­ro los que más me gus­ta­ron, por el mo­men­to en el que me en­con­tra­ba, fue­ron Mé­xi­co y Pe­rú. Y en Mé­xi­co el te­ma de la na­tu­ra­le­za me des­lum­bró, me me­tí a los ce­no­tes, que son es­tos tú­ne­les que es­tán con agua. Yo le te­nía fo­bia al en­cie­rro y me ayu­dó mu­cho. - ¿Te cam­bió to­do?

- An­du­ve de aquí pa­ra allá, me me­tí en cue­vas con mur­cié­la­gos, na­dé por lu­ga­res don­de una se de­mo­ra­ba un mi­nu­to an­tes de sa­lir a la su­per­fi­cie. Así que to­do ex­ce­len­te.

- Y aho­ra, apar­te del co­ci­do con el “Po­llo”, ¿qué es lo que se vie­ne en su fu­tu­ro, mi léi­di? - En es­te mo­men­to es­toy re­mo­de­lan­do un es­pa­cio en la ca­sa de un ami­go, don­de mi idea es po­ner un lu­gar pa­ra mis te­ra­pias y el ta­rot. Y tam­bién un ta­ller, que se­ría pa­ra ha­cer to­das mis cos­tu­ras y ro­pas, que es al­go que real­men­te me en­can­ta. Al­go co­mo un em­pren­di­mien­to, pe­ro tranquila.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.