Re­la­ja la tar­de en Ima­gi­na

Katty Ko­wa­lecz­ko es pu­ro lo­ve

La Cuarta Espectacular - - ESP -

En la men­te to­da­vía te­ne­mos ca­len­ti­ta su ima­gen sen­sual de la “Ve­de­tón” 2011, pe­ro hoy Katty Ko­wa­lecz­ko es­tá de­di­ca­da a se­du­cir, pe­ro más que na­da con su voz, ya que en­ca­mi­na su ru­ta en un es­pa­cio en el que ca­da vez se sien­te más gra­ta: el mun­do ra­dial.

Su vi­da en­tre la te­le­vi­sión y las ta­blas se vio re­em­pla­za­do por los ca­bles, mi­cró­fo­nos y au­dí­fo­nos de Ra­dio Ima­gi­na, su ca­sa, don­de apren­dió to­das las téc­ni­cas y ma­ñas que fue­ran ne­ce­sa­rias para lu­cir­se con un pú­bli­co que se man­tie­ne fiel por años. Es más, tal vez se tra­te de una de las au­dien­cias más clá­si­cas. Tal co­mo la se­ma­na pa­sa­da le pa­sa­mos los Ra­yos-X a “El Show de La Ten­cha”, ESP po­ne nue­va­men­te en mu­te los mi­cró­fo­nos ra­dia­les, es­ta vez para con­ver­sar con la eter­na­men­te gua­pa Katty, en una nue­va edi­ción de “Ra­dio-Gra­fía”. - ¿Con­ten­ta en la ra­dio, si­ta Ko­wa­lecz­ko? - Sú­per fe­liz, la ver­dad, me gus­ta mu­cho. Me sen­tí sú­per per­di­da en un co­mien­zo, pe­ro es muy co­ti­diano y aco­ge­dor - ¿Con qué se en­cuen­tra uno en “Ave­ni­da 88.1”, tu co­ci­do en el dial? - Es­tá con­ce­bi­do co­mo para ter­mi­nar re­la­ja­dos la tar­de, in­vi­ta a la cal­ma en­tre las 6 y 8 de la tar­de, para lle­gar en ar­mo­nía a la ca­sa. En el fon­do, es un ra­ti­to ama­ble, don­de ter­mi­nas tu día de tra­ba­jo y es­tu­dio. - Ima­gi­na­mos que su mú­si­ca va por la mis­ma lí­nea... - Tie­ne mu­cho que ver. Es mú­si­ca en­tre los 70 y 90. Es ro­mán­ti­ca: es­pa­ñol, ita­liano, clá­si­cos fran­ce­ses, can­cio­nes en por­tu­gués, que los pi­de bas­tan­te la gen­te, tam­bién los clá­si­cos la­ti­nos y, por su­pues­to, los chi­le­nos. - ¿Apun­tan a al­gún pú­bli­co en es­pe­cial? - Las te­má­ti­cas son pen­san­do en las mu­je­res en­tre los 35 y 70 años, pe­ro, en reali­dad, es para quien quie­ra es­cu­char. - ¿El tea­tro te sir­vió para en­trar a la ra­dio? - Es co­mo ar­mar un per­so­na­je en tea­tro, en­ten­der lo que ne­ce­si­ta la ra­dio y el ob­je­ti­vo del pro­gra­ma, ahí vas vien­do el tono que ne­ce­si­tas. Es lo que te de­man­da es­to, de­pen­de de lo que te pi­de la lí­nea edi­to­rial. - La par­te que me­jor ex­plo­ta Katty en la ra­dio, cuál es... - To­do es par­te mío: el re­la­jo, sen­ti­do del hu­mor, es mi par­te con­te­ne­do­ra, gen­til, cá­li­da, no es­tá la pro­tes­ta o la de­nun­cia, por­que no es el ob­je­ti­vo del pro­gra­ma. - ¿Y la Katty de la Ve­de­tón? - Nooo, ese sí que era per­so­na­je, un gran per­so­na­je. Que­dó en la me­mo­ria co­lec­ti­va, aún se acuer­dan, por eso fue un gran per­so­na­je, fue co­mo un hi­to. - Es ca­si una le­yen­da ur­ba­na que tu ra­dio es la pre­fe­ri­da pa’ los ca­che­teos en los mo­te­les...

¿Es tan así? - le­yen­daHe es­cu­cha­dour­ba­na, pe­roe­sa no me ha to­ca­do. Cuan­do he ido a uno, he es­cu­cha­do otras en las re­cep­cio­nes, la ver­dad, ja­ja­já.

Di­cen que es la ra­dio que más sue­na en los mo­te­les, pe­ro cuan­do he ido, no me ha to­ca­do, ja­ja­já”.

Katty, milf. ALE­JA­DA DE LAS TA­BLAS, PE­RO MÁS CER­CA­NA A SU PÚ­BLI­CO. ASÍ ES LA NUE­VA VI­DA DE KATTY KO, QUIEN PLAS­MA TO­DO SU CARÍSMA HABLÁNDONOS SUA­VE­CI­TO AL OÍ­DO A TRA­VÉS DEL “MIC” DE RA­DIO IMA­GI­NA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.