A LA CA­RO SE LE ABRE EL CAM­PO EN CHV

Ca­ro Mes­tro­vic y Cé­sar Cam­pos bri­llan en “Sa­bin­go” y, ade­más, son uña y mu­gre

La Cuarta Espectacular - - PORTADA -

Bien eva­lua­da en su canal, la Mes­tro­vic aho­ra vuel­ve a sa­car nota azul co­mo con­duc­to­ra, ya que en “Sa­bin­go” fun­cio­na co­mo re­lo­ji­to al la­do de Cé­sar An­to­nio Cam­pos, con quien es­tá de lo más cho­cha al man­do del co­ci­do de los “wi­ke­nes”.

Aun­que los años que lle­va en “Sa­bin­go” le dan con pro­pie­dad el tí­tu­lo de pa­tro­na del es­pa­cio, la lin­da Ca­ro­li­na Mes­tro­vic no se nu­bla con ese ti­po de ape­la­ti­vos, tam­po­co con los de su com­pa­ñe­ro de po­ma­da, Cé­sar An­to­nio Cam­pos, quien la de­fi­ne co­mo “la prin­ce­sa” del es­pa­cio. Ella pre­fie­re la sim­ple­za: “Siem­pre re­ci­bo a mis com­pa­ñe­ros con mu­cha hu­mil­dad y ca­ri­ño”, lar­ga al to­que. Es­tar a la ca­be­za del co­ci­do des­de el 2015 no ha­ce que la gua­pa pier­da, jus­ta­men­te, la ca­be­za, sino que la ha vis­to ma­du­rar en una fa­ce­ta don­de en Chi­le­vi­sión siem­pre es­tán bus­can­do de dón­de echar mano: la con­duc­ción.

A sus 25 abri­les (el 20 de ju­lio apa­ga­rá una ve­li­ta más), la ari­que­ña se pro­yec­ta co­mo un ros­tro con fu­tu­ro en el canal pri­va­do, pe­ro nun­ca an­tes se vio tan bien as­pec­ta­da en du­pla co­mo se le nota aho­ra, al la­do de Cam­pos, el hom­brón que des­ta­có en “Ma­nos al Fue­go”.

“Más que com­pa­ñe­ros de tra­ba­jo y part­ners de ani­ma­ción, con Cé­sar so­mos bue­nos ami­gos, y eso es al­go que, creo yo, la gen­te nota ca­da vez que es­ta­mos en pan­ta­lla, no es al­go a la fuer­za”, se con­ten­ta la be­lle­za an­te ESP.

Y la fe­li­ci­dad no só­lo lle­na el “cuo­re” de la Ca­ro. Tam­bién Cam­pos ex­pre­só la gra­ti­tud y di­cha que sien­te de te­ner al la­do a la ta­len­to­sa chi­qui­lla. “Es un agra­do tra­ba­jar con ella. Me ayu­dó mu­cho a adap­tar­me al pro­gra­ma, sus con­se­jos me sir­vie­ron mu­cho pa­ra ir sol­tán­do­me en un ho­ra­rio al que no es­ta­ba ha­bi­tua­do”, le ti­ra la ro­sa y el cla­vel a su com­pa­ñe­ra.

Pe­ro es ella mis­ma quien se en­car­ga de de­vol­ver las gen­ti­le­zas y enal­te­cer el gran pre­sen­te de su co­le­ga. “Cé­sar vie­ne sú­per bien ha­ce ra­to. Le cos­tó muy po­co acos­tum­brar­se a lo que es ‘Sa­bin­go’, yo creo que al se­gun­do fin de se­ma­na ya te­nía la pe­lí­cu­la sú­per cla­ra”, le subió el pulgar la pre­cio­su­ra del “11”.

CON PRO­YEC­CIÓN

En una épo­ca en la que los ani­ma­do­res es­tán más es­ca­sos que las car­tas de amor, en Ma­cha­sa se fro­tan las ma­nos con la quí­mi­ca te­le­vi­si­va que tie­nen Mes­tro­vic y Cam­pos. “Oja­lá que en el canal nos si­gan dan­do opor­tu­ni­da­des de ha­cer co­sas jun­tos, por­que sien­to que ha­ce­mos un muy buen tra­ba­jo”, cie­rra un oji­to Ca­ro­li­na a los ca­be­zo­nes del canal.

Lo mis­mo ha­ce su so­cio en la con­duc­ción, quien cree que “jun­tos so­mos muy bue­nos en lo que ha­ce­mos, me en­can­ta­ría se­guir po­ten­cian­do es­te tra­ba­jo que es­ta­mos ha­cien­do des­de ha­ce 6 me­ses”, par­ló Cé­sar An­to­nio.

“SA­BIN­GO” TIE­NE LA GRA­CIA DE QUE SUS ANI­MA­DO­RES SE LLE­VAN IN­CREÍ­BLE, TAN­TO EN PAN­TA­LLA, CO­MO EN LA VI­DA DE VERITAS, DON­DE ES­TÁN FOR­JAN­DO UNA FUER­TE AMISTAD.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.