Ma­ria­le nos ma­tó con su dul­ce ve­neno

Nues­tra mu­sa ve­ne­zo­la­na es­tá “ja­pi” con el es­treno de “Spi­der­Man: Ho­me­co­ming”, la nue­va en­tre­ga del in­tré­pi­do arác­ni­do, y no en­con­tró na­da me­jor que fes­te­jar­lo con es­ta per­for­man­ce don­de nos de­ja a to­dos pi­dien­do una pi­ca­di­ta de araña en un rin­cón.

La Cuarta Espectacular - - ESP -

Des­de que era una chi­qui­lla en su Bar­qui­si­me­to na­tal que a la tier­na Ma­ria­le Oro­pe­za le gus­ta­ba ver “El Hom­bre Araña”, y es que des­de pe­que qui­so ser pe­rio­dis­ta,y qué me­jor ima­gen que Pe­ter Par­ker, quien a ve­ces se desem­pe­ña co­mo un aven­tu­re­ro fo­tó­gra­fo. “Él es mi su­per­hé­roe fa­vo­ri­to, siem­pre veía con mi her­mano sus di­bu­jos ani­ma­dos. In­clu­so mi her­ma­ni­to te­nía un pi­ja­ma de Spi­der-Man que no se sa­ca­ba nun­ca”, re­me­mo­ra la be­lla ve­ne­zo­la­na.

Que le pi­dié­ra­mos a es­ta dio­sa lla­ne­ra que se vis­tie­ra de he­roí­na arác­ni­da no es un fe­ti­che pro­pio, sino que va en re­la­ción al es­treno de “Spi­der-Man: Ho­me­co­ming”, cin­ta que ayer lle­ga­ba a to­das las salas del país.

- ¿Qué es lo que más te gus­ta de “Spi­dey”?

- Por so­bre to­do, su sen­ti­do de jus­ti­cia, el que sea re­por­te­ro de ofi­cio, ade­más es no­ble. En el fon­do, tie­ne un co­ra­zón ca­paz de to­do.

- ¿Fue su pri­mer amor?

- Sí, siem­pre so­ñé con que me die­ran el be­so de Spi­der­Man, ese de las pri­me­ras pe­lí­cu­las, don­de él es­ta­ba col­gan­do y de ca­be­za le da el be­so más apa­sio­na­do a su enamo­ra­da. Fue in­creí­ble.

- ¿Le ha to­ca­do que al­guien le ha­ya da­do es­te ju­ga­do óscu­lo?

- La­men­ta­ble­men­te, no... pe­ro de­bo de­cir que me en­can­ta­ría que al­gún su­per­hé­roe así me die­ra un be­so, y de esa for­ma, ¡me ma­ta!.

- ¿Vas a ir a ver la nue­va pe­li?

- Sí, y con es­te mis­mo po­le­rón, eso sí que por su­pues­to con más ro­pa, no va­ya a ser que apa­rez­ca un vi­llano co­mo el Duen­de Ver­de y me rap­te a al­gún lu­gar co­mo cuan­do rap­ta­ron a Mary Ja­ne.

- ¿Y ahí quién la ten­dría que ir a sal­var?

- Eso es lo que es­pe­ro, que lle­gue al fin un Spi­der­Man a sal­var­me, ¡ya es­tá bueno ya!

Siem­pre so­ñé con que me die­ran el be­so de Spi­der-Man, ese de las pri­me­ras pe­lí­cu­las don­de él es­ta­ba col­gan­do y de ca­be­za le da el be­so más apa­sio­na­do a su enamo­ra­da”.

Ma­ria­le, he­roí­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.