MON­TE­RO SA­CÓ VI­SA PA’ HA­CER REÍR

Es­pec­ta­cu­lar mo­ro­cha se man­dó tre­men­da gi­ra ja­ja­je­ra con el Bom­bo Fi­ca, tra­ve­sía que los lle­vó por Ca­na­dá y Yue­séi, en un pe­ri­plo en el que se de­di­ca­ron a ro­bar car­ca­ja­das a chi­le­nos y ex­tran­je­ros.

La Cuarta Espectacular - - PORTADA -

Ya son ca­le­ta los años des­de que Ma­rie­la Mon­te­ro ate­rri­zó en nues­tro te­rru­ño con el sue­ño de rom­per­la, y va­ya que le ha ido bien a esta mo­ro­cha de fue­go. Des­pués de una lar­ga vuel­ta, en el úl­ti­mo tiem­po ya ha es­ta­do ha­cien­do lo que más le gus­ta jun­to a Bom­bo Fi­ca: can­tar, ac­tuar y bai­lar, ta­len­to que la que la ha lle­va­do a con­quis­tar los es­ce­na­rios de Chi­le y, aho­ra, del mun­do. “Ha­ce po­co es­tu­vi­mos en Ca­na­dá, en las ciu­da­des de To­ron­to y Mon­treal, y tam­bién en Es­ta­dos Uni­dos, en Nue­va York. To­do pa­ra la comunidad chi­le­na”, in­fló el pe­cho la che más chi­le­na­za de nues­tro es­pec­tácu­lo.

- ¿Có­mo fue que lle­va­ron el es­pec­tácu­lo p’afue­ra?

- Yo creo que tie­ne que ver con lo que es­ta­mos ha­cien­do aquí. “Sos­pe­cho­sa, la Weá” es un es­pec­tácu­lo que lle­va un año, y que ha te­ni­do muy bue­na acep­ta­ción de la gen­te, y eso se re­fle­ja.

- ¿Esa fue la lla­ve que abrió la puer­ta del éxi­to?

- Sien­to que eso ha he­cho que nos lla­men del ex­tran­je­ro, cla­ra­men­te, pa­ra lle­var un po­qui­to de hu­mor de su tie­rra a los chi­le­nos y la­ti­nos que es­tán le­jos.

- ¿Có­mo sen­tis­te al pú­bli­co allá?

- El chi­leno siem­pre es muy cá­li­do, y so­bre­to­do cuan­do es­tá fue­ra de su pa­tria. Yo mis­ma en­tien­do ese sen­ti­mien­to. Y na­da, nos tra­ta­ron muy bien, nos sen­ti­mos muy que­ri­dos.

- ¿Qué te de­cían de tu par­ti-- ci­pa­ción en el show?

- Yo den­tro del show can­to una cue­ca, y sien­to que eso de ver­dad que la gen­te lo agra­de­ce mu­cho, me lo hi­cie­ron no­tar.

- ¿Cuán­to tiem­po es­tu­vis­te re­co­rrien­do el nor­te del con­ti­nen­te con nues­tro Bom­bo?

- Es­tu­ve una se­ma­na con ellos, y yo me que­dé una se­ma­na más en Es­ta­dos Uni­dos, me fui a Mia­mi.

- ¿A dis­fru­tar o a se­guir con el la­bu­ro por otro li­tro?

- Me fui de va­ca­cio­nes, re­co­rrí dis­tin­tos la­dos en los que ya ha­bía es­ta­do an­tes, in­clu­so subí a las re­des so­cia­les una fo­to don­de es­ta­ba en un ho­tel que fue im­por­tan­te den­tro de mi vi­da.

- ¿Cuál era la im­por­tan­cia?

- Lo que pasa es que yo tra­ba­jé en ese ho­tel años atrás, lim­pian­do... y aho­ra, lle­gar en otra pa­ra­da, me hi­zo sen­tir muy bien.

- ¿Al­gún apren­di­za­je pa­ra el al­ma?

- Sin du­da. Fue dar­me cuen­ta que to­do lo que una se pro­po­ne, lo pue­de lo­grar, só­lo hay que po­ner­se las me­tas.

AL IGUAL QUE EN OL­MUÉ, LA MON­TE­RO SE LU­CIÓ EN LAS TIE­RRAS DE JUS­TIN BIE­BER CON UNA PER­FOR­MAN­CE DON­DE DE­MOS­TRÓ SU TA­LEN­TO PA’L DANCING, EL CAN­TO Y LA CO­ME­DIA EN VI­VO, ADE­MÁS DE SUS CUR­VAS MATADORAS, OB­VIO...

36 pri­ma­ve­ras tie­ne Ma­rie­la, que vi­ve un pre­sen­te do­ra­do.

1 se­ma­na es­tu­vo la mo­re­na­za ha­cien­do shows con el Bom­bo en Yue­séi y Ca­na­dá.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.