BECKY G YA ES PALABRAS MA­YO­RES

A sus 20 años, la ar­tis­ta de pop ur­bano de­ci­dió dar el sal­to y de­jar atrás la ima­gen de ni­ña inocen­te para, de­re­cha­men­te, con­ver­tir­se en una mu­jer de ar­mas to­mar, al­go que de­jó cla­ro en “Ma­yo­res”, su úl­ti­mo hit jun­to a Bad Bunny.

La Cuarta Espectacular - - PORTADA -

Becky G es un nom­bre que se es­tá ha­cien­do ca­da vez más fa­mi­liar en­tre los aman­tes de la mú­si­ca ur­ba­na, y más des­de que sa­lió a la ca­lle el sin­gle “Ma­yo­res”, don­de la can­tan­te mues­tra su fa­ce­ta más sen­sual jun­to al ar­tis­ta del mo­men­to, el puer­to­rri­que­ño Bad Bunny. El cre­ci­mien­to de es­ta pu­jan­te es­tre­lla pop ha si­do ex­po­nen­cial en el úl­ti­mo tiem­po, en el que ha mos­tra­do una evo­lu­ción de es­ti­lo mu­si­cal, pe­ro tam­bién de ima­gen, am­bas en la di­rec­ción de de­jar en el pa­sa­do su eta­pa más ju­ve­nil y pa­sar de­re­cha­men­te a to­mar las rien­das co­mo una mu­jer he­cha y de­re­cha. “Ma­yo­res” es el re­sul­ta­do de esa ex­plo­ra­ción, con una le­tra lle­na de sen­sua­li­dad y un vi­deo­clip don­de Becky se des­ta­pa con ele­gan­cia, jue­ga con su sen­sua­li­dad y se con­vier­te en una “fem­me fa­ta­le”, ava­sa­llan­do con to­do en su ca­mino.

De pa­so por Chi­le, has­ta don­de vino para abrir el show de es­ta noche de “Fifth Har­mony” en el Mo­vis­tar Are­na, la hi­ja de pa­dres me­xi­ca­nos, pe­ro cria­da en Es­ta­dos Uni­dos, con­ver­só con ESP so­bre la ru­ta que to­ma­rá su ca­rre­ra.

“Yo em­pe­cé sú­per jo­ven, a los 14 años, y sen­tí que es­te es el mo­men­to ya de cre­cer. Ya ten­go 20 años, ya soy una mu­jer­ci­ta, de­jé de ser una ne­na”, avi­sa la mo­re­na­za. - Tu ca­rre­ra co­men­zó co­mo una can­tan­te ex­clu­si­va­men­te an­glo, ¿cuán­do de­ci­dis­te ex­plo­rar en el es­pa­ñol? - Fue al­go que me hi­zo “click” cuan­do ac­tué en “Po­wer Ran­gers” (in­ter­pre­tó a “Tri­ni”, la gue­rre­ra de tra­je ama­ri­llo y ori­gen la­tino), por­que el ci­ne era al­go to­tal­men­te nue­vo y des­co­no­ci­do para mí, pe­ro me di cuen­ta que si po­día par­tir de ce­ro en al­go y ha­cer­lo bien, ¿por qué no in­ten­tar­lo con la mú­si­ca en es­pa­ñol? Cla­ro que mi tra­ba era que no lo do­mino a la per­fec­ción. - Hay chi­le­nos que lo ha­bla­mos peor... - Ja­ja­já... pe­ro fue ese el im­pul­so para dar­me cuen­ta que po­día. Ade­más, mu­si­cal­men­te sen­tía que ha­bía lle­ga­do a un lí­mi­te, que per­dí la inspiración, y que te­nía que pa­sar a un si­guien­te ni­vel. Y lo cier­to es que me sien­to ca­da vez más có­mo­da y se­gu­ra en es­to. - Ade­más, los re­sul­ta­dos han si­do bri­llan­tes. - ¡Sí, oh, my god! Has­ta aquí, va­mos bien. - Eso lo con­so­li­das­te co­la­bo­ran­do con ar­tis­tas ur­ba­nos la­ti­nos, co­mo Jus­tin Qui­les o J Bal­vin, quie­nes, a diferencia de Bad Bunny, no es­ta­ban en el mo­men­to más al­to de sus ca­rre­ras cuan­do tra­ba­jas­te con ellos. ¿Qué es lo que te mue­ve a gra­bar con al­guien? - Ja­más pien­so en la con­ve­nien­cia, en qué pue­do ga­nar tra­ba­jan­do con al­guien. Si lo ha­go, es por gus­to, por fee­ling, para sen­tir­me bien en la mú­si­ca. Si yo ten­go una co­ne­xión con Bal­vin o con J Qui­les, que es sú­per na­tu­ral, nos po­ne­mos a crear mú­si­ca y pun­to, es ma­gia. - ¿Y así pa­só con Bad Bunny? - Cla­ro. Yo era fan de Bad Bunny des­de an­tes de pen­sar en tra­ba­jar con él... ¿y quién no es fan su­yo? Me en­can­ta su flow, su es­ti­lo, su ma­ne­ra de ser, el que no sea fan de él, es­tá lo­co, ja­ja­já. - Lo sa­cas­te del trap en “Ma­yo­res”... - Sí, es el pri­mer fea­tu­ring que ha­ce él que no es de trap, y para mí fue la pri­me­ra ex­pe­rien­cia con un ar­tis­ta de trap mu­sic, am­bos cru­za­mos nues­tras fron­te­ras y el re­sul­ta­do es­tá a la vis­ta. Lo que más me gus­ta de “Ma­yo­res” es que no só­lo es un te­ma ur­bano, tam­bién tie­ne cum­bia y otros es­ti­los la­ti­nos. - ¿Qué te pa­re­ce el éxi­to del te­ma? - Los nú­me­ros son in­creí­bles, pe­ro lo más sor­pren­den­te es que he vis­to los vi­deos de Bad Bunny can­tan­do el te­ma en sus shows y no­to có­mo los fa­ná­ti­cos gri­tan la par­te del “looo­caaa”, ¡it’s ama­zing!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.