“La cla­ve es per­der el mie­do”

Ca­ta Vallejos ha­rá zum­ba y yo­ga ma­si­vo, aun­que no es ex­per­ta:

La Cuarta Espectacular - - ESP -

Esa son­ri­sa per­ma­nen­te con la que Ca­ta­li­na Vallejos afron­ta la vi­da no pue­de ser ca­sual. De he­cho, la be­lla de 27 años tie­ne mo­ti­vos de so­bra para es­tar así de re­lu­cien­te: la vi­da mis­ma le gui­ña un ojo, tan­to en lo la­bo­ral, co­mo en lo per­so­nal.

“Es­toy ha­cien­do tres pro­gra­mas en­tre Vía X y Bang TV. Es­tán re­la­cio­na­dos con la mú­si­ca y eso es al­go que me en­can­ta, en lo que me ma­ne­jo muy bien”, le cuen­ta a ESP uno de los ros­tros más her­mo­sos de la te­le­vi­sión por ca­ble.

Cla­ro que lo que más li­via­ni­ta la tie­ne es la vi­da sa­na y fe­liz que lle­va, don­de el ejer­ci­cio tie­ne una im­por­tan­cia vi­tal, co­sa que de­mos­tra­rá de ma­ne­ra ma­si­va el 21 de oc­tu­bre, cuan­do sea una de las embajadoras de Adi­das en “Po­we­rT­ri”, even­to ex­clu­si­vo para ellas don­de la gran atrac­ción es una cla­se mul­ti­tu­di­na­ria de “Dance & HIIT”.

“Hay mu­chas mu­je­res que pre­fie­ren ha­cer ejer­ci­cio so­las, en­ce­rra­das en ellas, es­cu­chan­do mú­si­ca, y es res­pe­ta­ble, por­que ca­da una de­be ma­ne­jar sus tiem­pos y ver cómo se sien­te más có­mo­da, pe­ro a mí me en­can­tan esas ins­tan­cias don­de nos jun­ta­mos to­das a com­par­tir, a dis­fru­tar... es mu­cho más sano que el in­di­vi­dua­lis­mo”, ana­li­za la mu­cha­cha. - ¿Cuá­les son los be­ne­fi­cios de tra­ba­jar la vi­da sa­na de ma­ne­ra gru­pal?

- La com­pa­ñía, ob­vio. Eso trae mu­chas co­sas po­si­ti­vas, co­mo el apo­yo, la ri­sa... es mu­cho más en­tre­te­ni­do cuan­do es­tás con tus ami­gas ha­cien­do un ejer­ci­cio, ya sea zum­ba o yo­ga, que son al­gu- nas de las ac­ti­vi­da­des que ha­re­mos es­te 21 de oc­tu­bre en el “Po­wer Tri”.

- Hay mu­chas chi­cas que se aver­güen­zan por­que tal vez no tie­nen la me­jor téc­ni­ca para ha­cer cier­tos ejer­ci­cios, ¿qué les di­rías?

- Que no se preo­cu­pen de eso, que es al­go que se pue­de ir me­jo­ran­do, per­fec­cio­nan­do. Lo que real­men­te cuen­ta es la ac­ti­tud, la ener­gía que le pon­gan. Ade­más, el so­lo he­cho de ha­cer un ejer­ci­cio, aun­que no se desa­rro­lle de la ma­ne­ra co­rrec­ta, ya ha­ce que­mar y ge­ne­rar en­dor­fi­nas. La cla­ve es per­der el mie­do.

- En lo per­so­nal, ¿al­gu­na pre­pa­ra­ción es­pe­cial para un even­to de es­te ti­po?

- Lo de siem­pre: dor­mir bien, lo ne­ce­sa­rio, to­mar un de­sa­yuno li­viano, pe­ro equi­li­bra­do, por­que si da ham­bre o sed, allá siem­pre en­con­tra­rán de to­do. Lo más im­por­tan­te es que to­das se ins­cri­ban en Adi­das.cl/po­we­rt­ri.

Me en­can­tan esas ins­tan­cias don­de nos jun­ta­mos to­das a com­par­tir, a dis­fru­tar... es mu­cho más sano que el in­di­vi­dua­lis­mo”. Ca­ta Vallejos, con­duc­to­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.