YAMNA DE­FIEN­DE VI­SI­TA DEL PA­PA

Yamna Lo­bos fue es­co­gi­da co­mo la co­reó­gra­fa ofi­cial pa­ra re­ci­bir a Fran­cis­co en su pa­so por Chi­le, jus­ti­fi­can­do el gas­to que im­pli­ca­rá es­ta ac­ti­vi­dad, ya que sien­te que el va­lor es­pi­ri­tual es más fuer­te.

La Cuarta Espectacular - - PORTADA -

La ex “Ro­jo” fue la es­co­gi­da pa­ra ser la co­reó­gra­fa ofi­cial du­ran­te la vi­si­ta de Fran­cis­co, en enero pró­xi­mo, y más que cen­trar la dis­cu­sión en los 4 mil mi­llo­nes de pe­sos que cues­ta traer­lo, la bai­la­ri­na sien­te que el apor­te es­pi­ri­tual que ga­na­rá nues­tra so­cie­dad es ma­yor.

Yamna Lo­bos, la ex fi­gu­ra de “Ro­jo” es­tá ad por­tas de afron­tar uno de sus ma­yo­res desafíos pro­fe­sio­na­les. La “Co­co­te­ra” fue ele­gi­da pa­ra ser la co­reó­gra­fa de la vi­si­ta del Pa­pa Fran­cis­co en enero pró­xi­mo, un re­to na­da sen­ci­llo, pe­ro que la tie­ne mo­ti­va­da en me­dio de la po­lé­mi­ca por las ci­fras que sig­ni­fi­ca­ría la lle­ga­da del pon­tí­fi­ce ar­gen­tino.

- ¿Có­mo se ges­tó tu lle­ga­da al staff que re­ci­bi­rá al Pa­pa Fran­cis­co?

- Me lla­ma­ron pa­ra plan­tear­me la idea de po­der en­trar en una se­lec­ción, por­que to­do lo vi­sa el Va­ti­cano, y a mí pa­re­ció sú­per bueno. Lue­go, me avi­sa­ron que fui se­lec­cio­na­da jun­to a Gri­llo Arán­guiz pa­ra ha­cer la co­reo­gra­fía de la vi­si­ta del Pa­pa.

- ¿Qué te mo­ti­vo ha­cer­lo?

- Es una ins­tan­cia es­pe­cial, en don­de ellos es­tán con­fian­do en mi pro­fe­sio­na­lis­mo, eso es ma­ra­vi­llo­so.

- ¿Qué sig­ni­fi­ca la vi­si­ta de Fran­cis­co pa­ra ti?

- Cuan­do vino Juan Pa­blo II, yo era chi­qui­ti­ta y mi ma­má me di­ce que el Pa­pa me dio la mano y que fue to­do muy lin­do. Lue­go, fui al Va­ti­cano y sin que­rer pre­sen­cié una mi­sa al ai­re li­bre de Be­ne­dic­to XVI y aho­ra que me to­ca­ra es­to, sien­to que de una for­ma es­toy li­ga­da a los pa­pas.

- Ade­más que es al­go que no se da­ba ha­ce 30 años...

- Es un he­cho his­tó­ri­co. Ser par­te de al­go así con mi aca­de­mia co­mo co­reó­gra­fa y bai­la­ri­na es úni­co. Acá es­ta­mos tra­ba­jan­do con ni­ños vul­ne­ra­bles, crean­do in­clu­sión y lle­van­do un men­sa­je de uni­dad.

- ¿Vas a re­co­rrer las tres se­des que vi­si­ta­rá el Pa­pa? - Es muy pro­ba­ble, pe­ro aún la co­mi­sión es­tá or­ga­ni­zan­do eso, aun­que mi dis­po­si­ción es to­tal.

- ¿Qué te pa­re­cen las crí­ti­cas a la vi­si­ta?

- La gen­te nun­ca es­tá con­for­me. Siem­pre ha­brán de­trac­to­res, por­que no es­tán de acuer­do por te­mas re­li­gio­sos, po­lí­ti­cos o so­cia­les. Fue­ra de eso, sien­to que el país ne­ce­si­ta es­ta vi­si­ta.

- ¿Por qué?

- Es co­sa de ver los te­mas de con­ti­gen­cia. Una vi­si­ta así me pa­re­ce que es ne­ce­sa­rio por el men­sa­je es­pi­ri­tual que trae­rá. Nos be­ne­fi­cia­rá, ge­ne­ra­rá unión, ten­dre­mos bue­na energía, la gen­te po­ne su fe en pos de al­guien.

- ¿Eso pe­se a los $4 mil mi­llo­nes de pe­sos?

- Lo que ge­ne­ra­rá es­to es más va­lio­so que el di­ne­ro, ya que es al­go de amor, unión, que no tie­ne que ver con la re­li­gión, sino con al­go más es­pi­ri­tual, y es­pe­ro que to­dos lo vean de esa ma­ne­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.