J Qui­les, el ene­mi­go del au­to- tu­ne y de­fen­sor del trap

El ar­tis­ta co­no­ci­do co­mo “La Pro­me­sa” ase­gu­ró que si­gue es­cri­bien­do pa­ra ar­tis­tas co­mo J Bal­vin y Don Omar, es­pe­ran­do que al­gu­na vez lo alum­bre la luz del Grammy.

La Cuarta Espectacular - - PORTADA -

Jus­tin Qui­les es de los ar­tis­tas más in­tere­san­tes del mov i m i e n t o ur­bano. Es ene­mi­go del au­to­tu­ne y un ge­nio a la ho­ra de to­mar un lá­piz y es­cri­bir una can­ción, ya sea pa­ra él o pa­ra gi­gan­tes co­mo Ma­lu­ma, Don Omar o J Bal­vin. A sus cor­tos 27, el hom­bre co­no­ci­do co­mo “La Pro­me­sa” ya sue­na a reali­dad.

En con­ver­sa­ción con ESP, el in­tér­pre­te de “Or­gu­llo” con­tó lo de­re­chi­ta que va su ca­rre­ra en el mun­do, y so­bre to­do acá, don­de es un hit ca­da vez que vie­ne. “Los chi­le­nos son muy reg­gae­to­ne­ros, vi­ven al pen­dien­te del mo­vi­mien­to ur­bano. En Chi­le se pe­gan ar­tis­tas que en otros la­dos no, eso ha­bla muy bien de los fa­ná­ti­cos”, lan­za el puer­to­rri­que­ño.

- Eres un can­tan­te de lu­jo, pe­ro tam­bién un es­cri­tor no­ta­ble, con más de 200 te­mas. ¿ Hay neu­ro­nas pa­ra se­guir crean­do?

- Siem­pre. Cuan­do ya no se me ocu­rre qué más es­cri­bir, bir, via­jo. Ten­go un es­tu­dio en mi ca­sa, pe­ro no só­lo me en­cie­rro ahí. Com­pon­go en el lu­gar que sea.

- Se te ve mu­cho tra­ba­jar en equi­po, ha­cien­do te­mas con el equi­po de J Bal­vin. ¿ No hay ce­lo?

- Pa­ra na­da. Soy com­po­si­tor, pe­ro de men­te abier­ta. Si hay otro com­po­si­tor a mi la­do y me di­ce una idea que es­tá bien, yo la to­mo.

- ¿ Qué sien­tes cuan­do un gran­de de la in­dus­tria te pide que le es­cri­bas?

- Don Omar, Ma­lu­ma y J Bal­vin ya son fa­mi­lia, tra­ba­jo con ellos des­de el prin­ci­pio de mi ca­rre­ra, es un or­gu­llo, pe­ro es to­do muy or­gá­ni­co.

- El fuer­te del gé­ne­ro son los “feats”. Gra­bar ca­da uno por su la­do es fá­cil, pe­ro ¿ qué pa­sa con los vi­deos?

- Es com­pli­ca­do gra­bar­los, por­que to­dos siem­pre es­ta­mos via­jan­do. Ca­si siem­pre se gra­ban por par­tes, o jun­tán­do­nos en­tre al­gu­nos, pe­ro los sa­ca­mos, ja­ja­já.

- Es­tás más en reg­gae­ton, pe­ro te mon­tas igual en trap. ¿ Qué opi­nas de las crí­ti­cas a es­te gé­ne­ro?

- Siem­pre me ha gus­ta­do, es co­mo reg­gae­ton, pe­ro con otro rit­mo. Hay los que lo ha­cen vul­gar y los que lo co­mer­cia­li­zan, co­mo Ozu­na, Bal­vin, in­clu­so Bad Bunny. Los de la ca­lle siem­pre se van a mo­les­tar cuan­do es­to pa­se, pe­ro es la úni­ca ma­ne­ra de que se ex­pan­da.

- ¿ Hay que ba­jar lo obs­ceno al trap?

- Hay te­mas que son un po­co obs­ce­nos, fuer­tes, pe­ro sé que otros gé­ne­ros han te­ni­do un pe­río­do así, os­cu­ro, de ha­blar ma­lo: el me­ren­gue, la sal­sa... ¿ Sa­bes?, a la gen­te le en­can­tan las vul­ga­ri­da­des, eso pien­so. Hay va­rios, y me cons­ta, que cri­ti­can el trap en pú­bli­co, pe­ro lo es­cu­chan y lo bai­lan en sus ca­sas.

- ¿ Ha­cia dón­de va la ca­rre­ra de Jus­tin Qui­les?

- Siem­pre voy pa’ la ci­ma, no ten­go un to­pe al que quie­ra lle­gar, eso lo di­rá Dios. Pe­ro ten­go en la mi­ra ha­cer un cros­so­ver ame­ri­cano.

- ¿ Y un pre­mio?

- Sé que el día del pre­mio va a lle­gar, el día del Grammy... Pe­ro a ve­ces da la idea de que to­do es po­lí­ti­ca, hay gen­te que se ga­na Grammys y tú no sa­bes quié­nes son, que­da la idea de que cual­quie­ra pue­de com­prar uno, y eso a ve­ces des­ani­ma un po­co.

- Igual vas co­mo avión.

- Yo no me pe­gué de can­ta­zo, co­mo Ozu­na o Bad Bunny, pe­ro to­dos los años no­to un cre­ci­mien­to en mi ca­rre­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.