PEÑALOLÉN CE­LE­BRA A SU SE­ÑO­RA DE LAS DIEZ DÉ­CA­DAS

Zoi­la Ur­zúa lle­va más de 70 añi­tos vi­vien­do en la co­mu­na

La Cuarta - Mi Barrio pop - - MI BARRIO POP -

Sie­te hi­jos, de­ce­nas de nie­tos, mu­chos bis­nie­tos y al­guno que otro nie­to de quinta ge­ne­ra­ción, per­te­ne­cen hoy a la nu­me­ro­sa des­cen­den­cia de Zoi­la de las Mer­ce­des Ur­zúa Ver­du­go, quien la se­ma­na pa­sa­da cum­plió 100 añi­tos. La no­ni­ta ce­le­bró su fies­ta de cum­plea­ños el pasado 11 de abril en com­pa­ñía de la al­cal­de­sa de Peñalolén, Ca­ro­li­na Lei­tao, quien con­cu­rrió a fe­li­ci­tar­la tras re­si­dir por más de 73 años se­gui­dos en la co­mu­na. Se­gún su ani­ma­do re­la­to, la abue­li na­ció en Lo Bar­ne­chea des­de don­de emi­gró ca­sa­da a los 17 pa­ra ins­ta­lar­se en el an­ti­guo fun­do Lo Hermida, que du­ran­te las úl­ti­mas dé­ca­das al­ber­gó los te­rre­nos y vi­ñe­dos de esa co­mu­na.

En un ani­ma­do asa­do con cos­ti­llar, va­cuno, po­llo y lon­ga­ni­zas, ade­más de uno que otro brin­dis con tin­to, Zoi­la re­la­tó que “en­ton­ces, una sa­lía en ca­rre­ta de tres ca­ba­llos a tra­ba­jar. Es­tas cha­cras que­da­ban tan le­jos que has­ta pa­ra or­de­ñar las va­cas una se de­mo­ra­ba co­mo tres ho­ras”. La no­na re­la­ta que des­de la pre­cor­di­lle­ra ha vis­to cre­cer la ciu­dad, y tam­bién su co­mu­na. “An­tes Peñalolén era un cam­po in­men­so des­de don­de se po­día ver has­ta el ce­rro de Ren­ca, y pa­ra cru­zar el fun­do so­lo te­nía­mos dos hue­llas que cru­za­ban las que­bra­das”, re­fi­rién­do­se a las ac­tua­les ave­ni­das Gre­cia y Con­sis­to­rial.

Du­ran­te su cum­ple, la abue­li­ta en­tre­gó su re­ce­ta de lon­ge­vi­dad y una mi­sión pa’ Peñalolén: “Cui­dar a los ni­ños, que son el fu­tu­ro de la co­mu­na”. En tan­to, la al­cal­de­sa co­men­tó que “es un or­gu­llo pa­ra no­so­tros acom­pa­ñar a Zoi­la en su ce­le­bra­ción. Es una mu­jer que le ha da­do tan­to a su fa­mi­lia y que nos ha vis­to cre­cer co­mo co­mu­na”.

¿Y la sa­lud? Pe­se a su avan­za­da edad, Zoi­li­ta pa­de­ce so­lo de hi­per­ten­sión mo­de­ra­da y ca­ta­ra­tas ocu­la­res. Su sa­lud es con­tro­la­da por el con­sul­to­rio Ca­rol Ur­zúa, des­de don­de re­ci­be aten­ción a do­mi­ci­lio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.